La llegada de turistas aumentó 6,9% interanual en julio, mientras que las partidas cayeron 4,6%

Fuente: LA NACION
11 de septiembre de 2018  • 18:23

El turismo interno ya comienza a sentir los primeros beneficios de la devaluación, que solamente en los últimos tres meses fue del 60%, con un dólar que aumentó de $26 en junio a $38,71 al cierre de hoy. Por lo tanto, la Argentina se volvió mucho más barata para el visitante extranjero, lo que se vio reflejado directamente en el informe de Estadísticas de turismo internacional que presentó hoy el Indec y que muestra un alza de 6,9% interanual en la cantidad de turistas no residentes llegados al país en julio.

De los 234.400 turistas que llegaron a la Argentina, el aeropuerto de Bariloche presentó el mayor porcentaje de crecimiento de turistas, debido a la incorporación de vuelos directos desde Brasil por la temporada invernal. Les siguieron en orden de importancia los aumentos de Rosario, Córdoba y Mendoza.

En el acumulado de enero a julio, en tanto, se alcanzaron 1,5 millones de llegadas de turistas del exterior y se registró un aumento interanual de 5,2%.

La contracara de un dólar más alto, que al 31 de julio valía $28, es que las salidas al exterior en ese mes alcanzaron un total de 377.700 turistas, cifra que disminuyó 4,6% interanual. Sin embargo, cuando se toman en cuenta los primeros siete meses del año, las salidas totalizaron 2,9 millones de turistas residentes -casi el doble de los extranjeros arribados al país- y acumularon un incremento interanual de 8,7%.

"En el acumulado, la principal salida de residentes al exterior se dio en los primeros tres meses del año, en la temporada de verano. A partir de mayo, percibimos una caída sostenida del 20%", dijo Gustavo Santos, secretario de Turismo, que anticipó que en agosto, la llegada de turistas del exterior aumentó un 9%, según sus datos preliminares.

"El dato más fuerte de turismo receptivo tiene que ver con el caso particular de Chile, que aumentó un 30%, con 28.900 turistas chilenos que cruzaron al país en julio. Además, el turismo emisivo de la Argentina a Chile viene cayendo sostenidamente desde mayo: por la vía aéra casi un 30% promedio y más de un 40% o 50% por la vía terrestre", agregó el funcionario.

Santos destacó igualmente que a pesar de tener un dólar atrasado en 2017, la Argentina fue el destino que más turistas recibió en Sudamérica. "El tema es que también salían muchos argentinos, por eso no se reflejaba en la balanza. Creemos que este verano la temporada será excelente, con muchos argentinos volviendo a vacacionando en destinos nacionales. Hay que aprovechar para fidelizarlos, siendo responsables con los precios de los bienes y servicios que les brindamos", comentó.

Por otro lado, Ezequiel Pico, gerente de productos aéreos de Avantrip coincidió en que "hay un cambio de tendencia a partir de mayo, cuando comenzó a subir el tipo de cambio. Pero también hay una combinación de factores que incluye un ticket doméstico más barato por la desregulación de las tarifas para vuelos low cost sin equipaje -la eliminación de la banda tarifaria mínima-, por lo que se incrementó el volumen de venta de tickets domésticos. Un tercer efecto es el aumento de la tasa de interés, que redujo las promociones de cuotas sin interés para los tickets internacionales".

En tanto, Julián Gurfinkiel, cofundador de Turismocity, agregó que en la comparación interanual de agosto, la demanda por vuelos de cabotaje creció 600% promedio, mientras que en internacional, solo un 10%. "Los destinos más golpeados fueron Santiago de Chile y Miami, mientras que los más beneficiados fueron Salta e Iguazú", señaló.

De hecho, en julio, por primera vez desde septiembre de 2002 hubo más pasajeros en vuelos de cabotaje que en los internacionales, según datos de la Empresa Argentina de Navegación Aérea (EANA).

"Hasta antes de la devaluación, los viajeros argentinos que compran vuelos y hoteles en Almundo se caracterizaban, en el contexto de toda América Latina, por preferir destinos internacionales por sobre los nacionales. Con las últimas devaluaciones del peso argentino se incrementó la tendencia a volar dentro del país. Es cierto que esto ocurrió también porque aumentó la oferta por el ingreso de las low cost en el mercado. Para su próximos viajes los argentinos cambiaron los destinos transatlánticos por Brasil, el Caribe o las provincias argentinas", comentaron en la agencia de viajes.

"Después del 30 de agosto identificamos una consulta novedosa: preguntaron si podían cancelar o cambiar su vuelo, por ejemplo, a Miami, por un vuelo más estadía en las playas de Brasil. El presupuesto era el mismo y las compras en Miami dejaron de ser prioridad", agregaron en Almundo.

Por su parte, desde Despegar señalaron que en agosto, las ordenes internacionales cayeron 9% y las domésticas crecieron 63% con respecto al mismo mes del año pasado. En tanto, entre los segmentos que más crecieron son los nacionales: Buenos Aires, 56%; Córdoba, 60%; Puerto Iguazú, 47%, y Bariloche, 104%.

En detalle

Entre los turistas extranjeros, las llegadas de brasileros ascendieron a 93.300, cifra que representó un aumento interanual de 7,6%. Se destacaron también las llegadas de 30.500 turistas del grupo de países de "Resto de América", que aumentaron 4,3%, y de los 29.500 turistas europeos, pese a una leve baja de 0,6% interanual. Por otro lado, hubo una disminución de 5,5% de los turistas uruguayos.

En total, los turistas que aterrizaron solamente en el aeropuerto de Ezeiza y en Aeroparque provinieron de Brasil, 38,7%; seguido por Europa, 13,6%; y el grupo de países de "Resto de América", 12,9%. Luego, siguieron los residentes chilenos, con 11,1%, y registraron una variación interanual de 24,2% durante el mes.

La estadía promedio fue de 13,3 noches, 3,4% más que el mismo mes del año anterior. La mayor estadía promedio se observó en los turistas de Europa, con 26,1 noches, y en el grupo de países "Resto de América", con 21,6 noches.

Por otra parte, los turistas locales partieron del Aeropuerto de Ezeiza y del Aeroparque con destino a: Europa (30%), Estados Unidos y Canadá (20,9%) y al grupo de países de "Resto de América" (17,2%).

La mayoría de los destinos elegidos por los argentinos disminuyeron respecto del mismo mes del año anterior, excepto Uruguay y Europa.

La estadía promedio de los turistas que salieron del país fue 17,5 noches. La mayor estadía promedio se presentó en Europa, 26,1 noches, seguida por el grupo de países "Resto de América", 15,8 noches, y "Estados Unidos y Canadá", 14,7 noches.

TEMAS EN ESTA NOTA