Antes de verse con Macri, los gobernadores prometen apoyo al presupuesto

Fuente: LA NACION Crédito: Silvana Colombo
11 de septiembre de 2018  • 17:54

Con matices en sus posiciones, los gobernadores de la oposición se comprometieron a dar su apoyo a que el gobierno de Mauricio Macri tenga un presupuesto con equilibrio fiscal. Queda discutir detalles, pero la señal marcó el clima previo a la reunión con todos los jefes provinciales convocada por el Presidente en la Casa Rosada.

El ministro del Interior, Rogelio Frigerio , se había sumado, para encaminar el acuerdo, al encuentro de los gobernadores en el Consejo Federal de Inversiones (CFI). Allí les transmitió que no se postergará la rebaja al impuesto a los ingresos brutos, una de las exigencias de los mandatarios provinciales en la recta final de la negociación. "Vamos a preservar la reducción de Ingresos Brutos", dijo Frigerio al término de la reunión.

El ministro agregó que sí se aplazará la reducción del Impuesto a los Sellos, otra de las demandas de los gobernadores. Ese cambio requeriría que el Congreso apruebe una agenda al pacto fiscal que 22 de las 24 provincias firmaron en diciembre del ano pasado.

"Coincidimos en que el Gobierno tiene que contar con un presupuesto, que tiene que ser equilibrado", confirmó el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti , uno de los voceros de la cumbre.

Entre los presentes en el CFI estuvieron tres mandatarios que, se suponía, no participarían de la cumbre: Carlos Verna (La Pampa), Alberto Rodríguez Saá (San Luis) y Alicia Kirchner (Santa Cruz).

Antes de subir al séptimo piso, donde se realizó el encuentro, el pampeano descargó artillería pesada contra el Gobierno. "No voy a aceptar la transferencia de los subsidios al transporte ni la tarifa social eléctrica. Mi provincia no tiene déficit. Qué la Nación arregle su déficit", lanzó Verna.

Por otro lado, dijo que "es mentira" que esté en riesgo la gobernabilidad. "Este gobierno tiene gobernabilidad y todos queremos que Macri termine su mandato", completó.

El proyecto de ley de presupuesto 2019 será enviado por el Poder Ejecutivo al Congreso entre el viernes y el sábado, según confirmaron fuentes oficiales. La promesa de los gobernadores de no entorpecer el tratamiento no implica que la aprobación vaya a ser sencilla: el oficialismo está en minoría en las dos Cámaras y quedan muchos detalles por negociar con los legisladores.

Los presentes

Los ausentes

TEMAS EN ESTA NOTA