Dólar, Letes, bonos y acciones: dónde conviene invertir después de la devaluación

Los especialistas analizan el escenario económico con el dólar por encima de los $38 y describen las ventajas de diferentes instrumentos en el mercado local Fuente: Archivo
11 de septiembre de 2018  • 20:56

La suba del dólar , cuyo valor trepó más del 100% en lo que va de 2018 en el mercado local, pulverizó cualquier proyección previa sobre la evolución de la economía. Con una inflación que proyecta superar el 40% en todo el año y una recesión que no tiene claro su final, llegar a fin de mes resulta una misión cada vez más difícil, y cómo cuidar los ahorros es una pregunta cotidiana.

Para los especialistas, las opciones hoy van desde comprar dólares hasta apostar por instrumentos financieros como Letes, Lebac , bonos y acciones de empresas. La clave, aseguran, es definir cuánto riesgo cada uno está dispuesto a aceptar.

Muchos argentinos eligen ahorrar en dólares. Fuente: LA NACION

¿Comprar dólares? "Para el ultraconservador, es la mejor opción", dice Diego Falcone, head portfolio manager de Cohen. Si bien luego del último salto en el tipo de cambio -el minorista llegó a superar los $42- algunos economistas prevén que la divisa estadounidense ya alcanzó su techo, el billete es un refugio de valor para quien quiere desprenderse de pesos para cubrirse de la inflación y resguardar el poder de compra de sus ahorros. Sin embargo, mantenerla fija en una caja de ahorro -o en el colchón, fuera del sistema- no genera la rentabilidad que sí se habilita en otras alternativas.

"Hoy la probabilidad mayor es que el dólar se quede en estos niveles y la ganancia esté en los activos en pesos. Pero esto no es una sentencia, porque hay un conflicto comercial abierto entre China y Estados Unidos que es determinante para los mercados emergentes", advierte Falcone.

Por su parte, Laura Tramezzani, managing partner de AAG Finanzas, recomienda a inversores que eligen menor exposición al riesgo una mayoría de la cartera dolarizada con títulos de corto plazo para aprovechar la "curva invertida" de rendimientos -los de menor duración tienen mejor retorno que los de mayor plazo-.

"Nuestra visión es que el riesgo para la deuda corta es exagerado y que hay buena renta para aprovechar", plantea la analista. Entre sus recomendaciones, se encuentran títulos que amortizan en dólares como el Bonar 2020 (AO20) o el Bonar 2024 (AY24), con rendimientos promedio del 11% anual.

Fuente: Archivo

En esa evaluación coincide Agustín Trella, gerente de Balanz. "En ambos casos se paga renta semestralmente en dólares y se encuentran en valores atractivos. Son inversiones para mediano o largo plazo. Hay que tener en cuenta el horizonte de la inversión para saber qué activos se ajustan a lo que uno busca, teniendo en cuenta siempre que mayor tasa implica mayor volatilidad", dice el especialista.

Otra alternativa para dolarizar los ahorros son las Letras del Tesoro (Letes), que esta semana licita el Ministerio de Hacienda. Son títulos públicos nominados en dólares que se pueden adquirir en esa moneda o en pesos, con la ventaja de que se toma para la operación el valor del dólar mayorista -según la comunicación A3500 del Banco Central -.

En esta ocasión, las Letes licitadas tienen un plazo de 196 días, con vencimiento el 29 de marzo de 2019 y una tasa del 7% anual.

"Siempre hay que tener en cuenta que es Argentina, es decir, es un país con altísimo riesgo, y que esa es la rentabilidad que se está asumiendo. Pero hoy, con el avance de las negociaciones con el fondo y una perspectiva de que el Gobierno va a ir a profundizar una mejora en sus números fiscales, podemos estimar que ese riesgo amerita ser tomado", insiste Tramezzani.

Por su parte, Diego Falcone, head portfolio manager de Cohen, afirma que cada inversor debe priorizar su tolerancia al riesgo a la hora de decidir dónde poner su plata. "Tenés que ver qué te deja dormir y qué no. Si la incertidumbre te da miedo, hay que comprar dólares y no pensar en títulos", dice.

Para quien esté dispuesto a asumir mayores riesgos, el especialista recomienda apostar por bonos soberanos de largo plazo. "Si el escenario se mantiene a lo que vemos hoy y no se abren nuevos conflictos, se abrió una ventana para acumular activos argentinos con un horizonte de tres años", dice Falcone.

Ante este panorama, recomienda armar una cartera en un plazo de entre cuatro y ocho semanas, y elegir títulos como el Bonar 37 (AA37), el Bonar 2046 (AA46), el Bonar 48 (AA48) y el Century (AC17). "Esto es para un inversor que quiere invertir en riesgo argentino", insiste el especialista.

Mientras tanto, para quien aún guarda pesos y los necesitará en el corto plazo, siguen vigentes como alternativa las Lebac, cuya licitación de septiembre se realizará la semana próxima. En agosto, el BCRA convalidó una tasa del 45,04% para las letras de plazo más corto, y luego de la suba de la tasa de referencia al 60%, este mes el rendimiento podría ser mayor. El riesgo, en este caso, es que un salto brusco del tipo de cambio, como ocurrió a principios de este mes, elimine la rentabilidad obtenida en el período.

"Todo depende de la necesidad de dinero y los plazos. Si la espera es a un mes, la recomendación es suscribir y esperar en Lebac, porque ante la volatilidad del tipo de cambio, es mago quien pueda decir qué va a pasar", plantea Tramezzani.

Los especialistas también miran con atención algunas alternativas entre las acciones. Desde Balanz, recomiendan seguir los papeles de empresas argentinas con ingresos dolarizados, con especial foco en el sector financiero. Allí destacan a Pampa Energía, Transportadora Gas del Sur o YPF. Para quien busca más riesgo, Falcone sugiere también tener en cuenta acciones de bancos.