Apoyos, reclamos y una recomendación impensada: todos los detalles del encuentro de Mauricio Macri con los gobernadores

Fuente: LA NACION Crédito: Rodrigo Néspolo
11 de septiembre de 2018  • 19:01

El Gobierno logró el respaldo político de 19 de los 24 gobernadores, pero la discusión por la aprobación del presupuesto se mudó al Congreso . A cambio del gesto, el presidente Mauricio Macri accedió a postergar la rebaja del impuesto a los sellos por un año y evaluará la posible suba del gravamen para los bienes personales radicados en el exterior. Finalmente, la Casa Rosada logró sostener la rebaja acordada con los mandatarios provinciales de ingresos brutos.

El Presidente obtuvo así la fotografía que buscaba en medio de la crisis económica y mientras renegocia con el Fondo Monetario Internacional (FMI) el acuerdo para adelantar los dólares que necesita para cumplir con el programa económico. Se trató, en definitiva, de una imagen para calmar a los mercados.

Según les dijo el jefe del Estado, el acuerdo por el presupuesto es una condición necesaria para alcanzar el equilibrio fiscal, pero principalmente para generar certidumbre en el exterior. "Hoy la Argentina tiene un respaldo muy grande del mundo, pero los mercados no miran solo al Presidente, miran al conjunto de los dirigentes", les dijo el Presidente a los gobernadores en el salón Eva Perón.

Frigerio, Dujovne y los gobernadores hablaron tras la reunión por el presupuesto

00:00

"Hemos logrado el entendimiento de miembros de la oposición de alcanzar el equilibrio presupuestario", resaltó el ministro de Economía Nicolás Dujovne al término del encuentro que lideró Macri en una conferencia de prensa que dio junto al ministro del Interior Rogelio Frigerio -principal negociador del Poder Ejecutivo-, y los gobernadores Juan Manuel Urtubey (Salta), Omar Gutiérrez (Neuquén) y Gustavo Valdés (Corrientes).

Fue también la oportunidad que tuvieron los mandatarios provinciales para hacer reclamos. Una de ellas fue María Eugenia Vidal , que pidió la actualización del fondo del conurbano que no se ajustó por inflación en 2018 y 2019. La gobernadora bonaerense sostuvo que el fondo, que se acordó con la Nación y el resto de las provincias, quedó desactualizado ya que se pautó con la inflación proyectada del 10 por ciento para este año y de cinco para 2019. Vidal exigió una compensación de 19.000 millones de pesos. No hubo respuestas.

El chubutense Mariano Arcioni hizo un pedido similar y el santiagueño Gerardo Zamora hizo un llamado a los presentes para evitar que la grieta se traslade a la discusión en el Congreso. Hubo una solicitud para mantener el monto de la trasferencia automática de las cajas previsionales, que este año fue de 17.000 millones de pesos.

Pero la sorpresa de la tarde la dio la gobernadora de Catamarca Lucía Corpacci, quien le dijo al Presidente que "no era grave gobernar sin presupuesto".

El encuentro fue el resultado de tres meses de arduas negociaciones. Después de escucharlos, Macri les agradeció el compromiso para votar el presupuesto y remarcó que están ante "la oportunidad de ser la generación que discute los problemas y los soluciona".

"Encontramos en los gobernadores un acompañamiento, primero para que el Presidente cuente con la herramienta institucional fundamental, que es el Presupuesto que se vota todos los años, y segundo, el convencimiento de que ese Presupuesto tiene que ser con equilibrio", describió Frigerio.

Fuente: LA NACION Crédito: Rodrigo Néspolo

Ahora el debate por el presupuesto -que tendría como números macro de la economía una inflación proyectada del 23%, crecimiento cero y un dólar a 42 pesos- pasará al Parlamento, donde el oficialismo necesita generar consensos para lograr la aprobación.

"El presupuesto es una ley que se vota en el Congreso. Lo que es importante es contar con el respaldo de la mayoría de los gobernadores en línea con la posibilidad de que el Gobierno cuente con un presupuesto por primera vez equilibrado", destacó el ministro del Interior, que también participó de la reunión que hicieron en la previa a la visita a la Casa Rosada los gobernadores.

Además de enviar el presupuesto el viernes, el Poder Ejecutivo enviará al Parlamento una adenda al Consenso Fiscal aprobado el año pasado para postergar por un año el impuesto de sellos, lo que representan según fuentes del Palacio de Hacienda unos 16.000 millones de pesos. También se definirá en las próximas semanas la posibilidad de presentar otro proyecto de ley con la suba del impuesto de bienes personales radicados en el exterior de 0,25% al 1%, lo que significarán unos 15.000 millones de pesos que se coparticiparán.

"Dimos el marco del consenso político para lograr un presupuesto equilibrado", sostuvo Urtubey, que actuó como uno de los voceros de los mandatarios provinciales.

El presupuesto, que por primera vez se negoció con las provincias antes de ser enviado al Parlamento, incluirá un ajuste por 400.000 millones de pesos. Los mandatarios provinciales terminaron por aceptar hacerse cargo de 100.000 millones de pesos que incluyen el Fondo Solidario (Fofeso), el traspaso de los subsidios al transporte y la transferencia de los subsidios a la tarifa social de las eléctricas.

Los presentes

Los ausentes