El valor de la soja cayó un 1,6% en la Bolsa de Chicago, a la espera de las nuevas estimaciones del USDA

La posición noviembre de la oleaginosa perdió US$4,96 y cerró con un ajuste de 305,62 dólares por tonelada; el organismo podría elevar hoy el volumen récord de la cosecha estadounidense; hubo subas en la plaza local
La posición noviembre de la oleaginosa perdió US$4,96 y cerró con un ajuste de 305,62 dólares por tonelada; el organismo podría elevar hoy el volumen récord de la cosecha estadounidense; hubo subas en la plaza local Fuente: Archivo
Dante Rofi
(0)
12 de septiembre de 2018  • 01:00

La soja se negoció con bajas del 1,6% ayer en la Bolsa de Chicago, en la rueda previa a la publicación del nuevo informe mensual de oferta y demanda de granos en el nivel mundial del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) que, según la previsión mayoritaria de los operadores, marcaría una cosecha estadounidense 2018/2019 mayor al récord proyectado por el organismo en agosto.

Al cierre de los negocios, las pizarras reflejaron quitas de US$4,96 sobre los contratos noviembre y enero de la soja, cuyos ajustes resultaron de 305,62 y de 310,67 dólares por tonelada. La posición octubre de la harina de soja resignó US$2,32 y terminó la jornada con un valor de 346,34 dólares por tonelada.

En promedio, las estimaciones privadas relevadas por la agencia Reuters ubicaron el volumen de la cosecha estadounidense de soja en 126,53 millones de toneladas, producto de un rinde medio nacional de 35,10 quintales por hectárea, frente a los 124,81 millones y a los 34,70 quintales proyectados por el USDA en agosto.

La jornada se inició mal para la soja luego de que el USDA confirmó la cancelación de ventas por 192.000 toneladas de soja que, si bien fueron reportadas hacia destino "no especificado", el mercado vinculó con un "rechazo" de mercadería por parte de China, en otra muestra de los alcances de la guerra comercial que enfrenta al mayor productor con el mayor comprador de la oleaginosa.

Además, sumó a la tónica bajista el nuevo reporte mensual de la Compañía Nacional de Abastecimiento (Conab), dependiente del Ministerio de Agricultura de Brasil, que elevó de 118,99 a 119,28 millones de toneladas su previsión sobre el volumen de la cosecha brasileña de soja 2017/2018 y de 74 a 76 millones su cálculo para las exportaciones. Y si bien no impactó sobre el mercado, el organismo dejó un dato que bien podría ser considerado alcista, al proyectar el stock final de la oleaginosa en 434.200 toneladas, en nivel más bajo desde que se llevan registros del cultivo.

Otro dato negativo llegó en el medio de la rueda, cuando el USDA publicó su informe semanal sobre cultivos, postergado anteayer por "inconvenientes técnicos". En él, el organismo elevó del 66 al 68% la proporción de soja en estado bueno/excelente, frente al 60% vigente un año atrás. El lunes próximo, el nuevo reporte incluirá el primer relevamiento sobre el avance de la cosecha.

Mercado local

Tras devaluarse el peso frente al dólar por segunda jornada consecutiva, las fábricas procesadoras elevaron ayer de 9300 a 9500 pesos por tonelada de soja la oferta para las terminales del Gran Rosario. En operaciones por lotes importantes y con fechas de descarga diferidas hacia el mes próximo la industria y la exportación convalidaron hasta 9600 pesos.

Pese a la expectativa de los vendedores, de alcanzar los 10.000 pesos por tonelada de soja, no hubo interesados en convalidar dicho valor, por lo que el volumen de negocios volvió a ser bajo. Cabe señalar que el FAS teórico de la oleaginosa para la "industria aceitera exportadora" fue calculado por la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) en 9112 pesos por tonelada, mientras la Secretaría de Agroindustria de la Nación fijó la capacidad de pago de los exportadores en 9175 pesos.

En los puertos del Sur, la demanda ofreció 9300 pesos por tonelada de soja para Bahía Blanca, $100 más que anteayer. El mismo valor fue propuesto en Necochea, donde no implicó cambios.

Si bien no hubo ofertas abiertas, la demanda se mostró dispuesta a pagar hasta 250 dólares por tonelada de soja de la cosecha 2018/2019, US$5 más que anteayer.

En el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba) el saldo de la jornada fue negativo, en línea con las pérdidas externas. Las posiciones noviembre y mayo de la soja resignaron US$2,50 y 3,50, mientras que sus ajustes fueron de 266 y de 254 dólares por tonelada.

Maíz y trigo

Los precios del maíz cerraron prácticamente sin variantes en la Bolsa de Chicago, dado que las posiciones septiembre y diciembre pasaron de 139,95 a 139,86 y de 144,58 a 144,38 dólares por tonelada.

De cara al informe mensual del USDA, el promedio de las estimaciones privadas ubicó la producción de los Estados Unidos en 369,05 millones de toneladas, con un rinde medio de 111,60 quintales por hectárea, levemente por debajo de los 370,51 millones y de los 111,97 quintales calculados por el organismo en agosto.

Una venta de 138.000 toneladas de maíz estadounidense a Corea del Sur reportada por el USDA en el inicio de la rueda brindó un sostén parcial a las cotizaciones, frente al inicio de la cosecha y a las bajas registradas por el trigo.

En cuanto a los cultivos, el USDA confirmó el inicio de la cosecha estadounidense 2018/2019 de maíz y relevó su avance sobre el 5% del área apta, un nivel similar al vigente un año atrás. Además, el organismo elevó del 67 al 68% la proporción de plantas en estado bueno/excelente, frente al 61% de igual momento de 2017.

Por maíz argentino disponible la exportación pagó ayer 5200 pesos por tonelada para la zona del Gran Rosario, $100 más que ayer. Para Bahía Blanca la mejora fue de 2 dólares, al pasar la oferta de los compradores de 138 a 140 dólares. En tanto que para Necochea el valor se mantuvo estable, en 5100 pesos.

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) informó que los consumos pagaron entre 4820 y 5300 pesos por tonelada de maíz seco, según calidad, procedencia y forma de pago.

En el Matba, mientras la posición diciembre subió US$0,50 al cerrar con un ajuste de 154,50 dólares por tonelada, el contrato abril resignó US$0,50 tras terminar la jornada con un precio de 151 dólares.

La volatilidad de trigo estadounidense volvió a quedar de manifiesto ayer, dado que, tras las subas del lunes, de entre 5,61 y 6,25 dólares, las pizarras de las Bolsas de Kansas y de Chicago marcaron quitas de US$2,49 y de 3,49 sobre el contrato diciembre, cuyo ajuste fue de 192,08 y de 190,61 dólares, respectivamente.

Entre los factores bajistas de destacó el inicio de la siembra de las variedades de trigo de invierno, cuyo progreso fue relevado por el USDA sobre 5% del área estimada. Además, el organismo indicó que la cosecha del cereal de primavera avanzó sobre el 93% de la superficie apta.

En el nivel local, la BCR indicó que los exportadores ofrecieron 7500 pesos por tonelada de trigo disponible, $500 más que ayer. Para los puertos de Bahía Blanca y de Necochea las propuestas se mantuvieron estables, en 200 dólares.

La BCBA informó que los molinos pagaron entre 7600 y 9200 pesos por tonelada de trigo, según calidad, procedencia y forma de pago.

En cuanto al trigo de la nueva cosecha, las propuestas de los compradores para las entregas sobre el Gran Rosario volvieron a aumentar (como ayer) 5 dólares por tonelada. Pasaron de 195 a 200 dólares para enero; de 200 a 205 dólares para febrero, y de 205 a 210 dólares para marzo.

En el mismo sentido, las posiciones diciembre y enero del trigo en el Matba sumaron ayer US$2,80 y 3, al terminar la jornada con ajustes de 201,50 y de 205 dólares por tonelada.

Aluvión de DJVE

En su reporte semanal de "compras y embarques", la Dirección de Planeamiento y Análisis de Mercado de la Secretaría de Agroindustria de la Nación informó ayer que entre el 30 de agosto y el 5 del actual los exportadores registraron Declaraciones Juradas de Ventas al Exterior (DJVE) por 935.200 toneladas de trigo, 1.447.000 toneladas de maíz y por 250.500 toneladas de cebada forrajera, entre los granos del ciclo 2018/2019 que evidenciaron mayor movimiento. Vale tener en cuenta que del período citado el registro sólo estuvo abierto el 30 y el 31 del mes pasado, días previos al anuncio del nuevo esquema de derechos de exportación, el lunes 3 de septiembre. Desde ese día el registro permaneció cerrado hasta el jueves 6 del actual.

Con los nuevos datos del organismo, al 5 del actual los exportadores sumaron compras de trigo nuevo (la cosecha comienza en noviembre) por 5.828.80 toneladas, un 83,49% más que a igual momento de 2017, cuando los negocios totalizaban 3.176.700 toneladas. El volumen de las DJVE ascendió a 5.892.500 toneladas, frente a las apenas 390.100 toneladas declaradas un año atrás.

En cuanto al maíz, cuya siembra comienza por estos días, los exportadores ya se aseguraron compras por 3.873.700 toneladas, un 62,08% más que un año atrás, cuando habían adquirido 2.390.000 toneladas. Con el volumen registrado entre el 30 y el 31 del mes pasado, las DJVE alcanzaron las 4.279.000 toneladas, contra las 80.100 toneladas declaradas a igual fecha de 2017.

Según las cifras oficiales, las compras de cebada forrajera por parte de la demanda exportadora sumaron al 5 del actual 984.700 toneladas, un 687,13% por encima de las 125.100 toneladas adquiridas un año atrás. Acerca de las DJVE, ya se registraron 1.113.500 toneladas, contra las 13.000 toneladas de igual momento de 2017.

A contramano del resto de los granos aparece la soja. Las compras 2018/2019 totales entre la exportación y la industria sumaron al 5 del actual 2.030.000 toneladas y quedaron un 28,08% por debajo de las 2.822.500 toneladas negociadas un año atrás. En el desglose de las cifras, los exportadores adquirieron 342.400 toneladas de la oleaginosa, lejos de las 1.198.700 toneladas de un año atrás. En tanto que las DJVE sumaron 330.000 toneladas, frente a un volumen 0 de igual fecha de 2017.

Por: Dante Rofi
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios