El uno por uno de la selección argentina ante Colombia: de la seguridad de Armani a la falta de gol de Icardi

Armani fue lo mejor de la argentino junto con otro jugador de River: Exequiel Palacios Fuente: AFP Crédito: ELSA
12 de septiembre de 2018  • 07:07

El seleccionado argentino se topó con Colombia, que mantuvo las bases pese al alejamiento de José Pekerman de la dirección técnica. En el segundo amistoso de la gira, tras el triunfo 3-0 ante Guatemala, el conjunto dirigido por Lionel Scaloni confirmó su intención de juego vertical y con mediocampistas de buen toque. Pero, como era de esperarse, se encontró con varios caminos cerrados y el partido terminó 0 a 0. Las conclusiones dirán que, en general, el bloque defensivo funcionó sin grandes inconvenientes; que al medio campo le faltó la explosión del viernes pasado; que Paulo Dybala jugó menos minutos de lo esperado, y que Mauro Icardi apenas tuvo una situación clara, bien resuelta por el arquero David Ospina.

Así llegaba la selección argentina al estadio para enfrentarse a Colombia - Fuente: Twitter

01:46

Así quedó el uno por uno de la Argentina:

Franco Armani (7): buena respuesta frente a un tiro de Falcao, tras un rápido contraataque. No tuvo inconvenientes con los centros y mostró una excelente respuesta en un mano a mano con Bacca. Sin dudas ni pasos en falso, hasta se quedó con la cinta de capitán cuando salió Tagliafico. Fabricio Bustos (4): se complicó con algunos pases, sobre todo los cruzados; le faltó firmeza en los duelos individuales; tampoco marcó diferencias con las proyecciones. Germán Pezzella (6): condicionado desde que promediaba el primer tiempo por una amonestación, manejó los tiempos y utilizó bien el cuerpo para las coberturas; casi siempre cruzó a tiempo, sobre todo en los contraataques colombianos. Ramiro Funes Mori (5): defendió con personalidad, sobre todo en el juego aéreo; no tuvo tantas incursiones ofensivas como en el primer partido. Cumplió. Nicolás Tagliafico (5): alternó buenas con malas; en el segundo tiempo se trenzó en una pelea con Wilmar Barrios que le pudo haber costado caro. Giovani Lo Celso (5): a veces se confió en la salida; en el primer tiempo perdió una pelota que pudo haber terminado en gol de Falcao; sin embargo, demostró que es uno de los mediocampistas con mejor primer pase. Rodrigo Battaglia (6): lo mejor estuvo en el corte y en la intercepción; confirmó sus condiciones de volante posicional, de esos que quitan por ubicación y no tanto por fricción; puede ser una buena alternativa. Exequiel Palacios (7): otra vez demostró que puede desdoblarse en la marca y en la proyección; estuvo cerca del gol con un remate de larga distancia; llamativamente, cometió demasiadas infracciones y fue reemplazado en la segunda parte. Maximiliano Meza (6): casi nunca encontró la mejor ubicación y se eso le quitó recorrido en la ofensiva; se esperaba más de él, sobre todo, después de las buenas insinuaciones en el ciclo Sampaoli. Mauro Icardi (5): tuvo la apertura con una definición de primera, tras un anticipo dentro del área, bien resuelto por Ospina; luchó, pivoteó y peleó, pero ya no tuvo situaciones frente al arco.
Gonzalo Martínez (6): se lo vio menos participativo que en el partido frente a Guatemala. El volante de River mostró lo mejor cuando pudo asociarse con Palacios o con Lo Celso. Entraron Franco Cervi (5): reemplazó a Pity Martínez tras el descanso; se excedió en alguna jugada individual; buenos intentos con los pases entre líenas. Paulo Dybala (5): reemplazó a Palacios a los 9 minutos del segundo tiempo; algunos inconvenientes personales le restaron minutos de entrenamiento y, por ende, más tiempo en la cancha; se apuró en algunas habilitaciones.
Leandro Paredes: ingresó a los 23 minutos del segundo tiempo por Meza; en un par de jugadas mostró calidad y buena pegada, aunque se excedió en una infracción contra Sánchez por la fue amonestado. Cristian Pavón: sustituyó a Lo Celso cuando faltaban 20 minutos; ganó y perdió cuando intentó sus clásicos desbordes. Giovanni Simeone: entró a los 39 minutos del segundo tiempo por Icardi; provocó una falta de Ospina que no fue penal por centímetros; fue a cada pelota como si fuera la última Marcos Acuña: lo pusieron cuando faltaban seis minutos en lugar de Tagliafico; casi no entró en juego.