Premios Hugo 2018: reencuentros, lágrimas y todo lo que no se vio de la ceremonia

Diego Reinhold y Carla Peterson, los conductores de la entrega de premios, tuvieron que hacerle frente a los errores
Diego Reinhold y Carla Peterson, los conductores de la entrega de premios, tuvieron que hacerle frente a los errores Crédito: Daniel Jayo
Antonela Minniti
(0)
12 de septiembre de 2018  • 04:27

Las cámaras de televisión suelen mostrar solo una parte de los eventos que transmiten. En una ceremonia de premios en la cuál participan cientos de personas, ocurren muchas situaciones que no son reflejadas en la pantalla. Reencuentros, emociones, festejos, lágrimas y algunos errores. Enterate de todo lo que no viste de los Premios Hugo al Teatro Musical.

El pasado, pisado

Patricia Sosa y su marido, Oscar Mediavilla
Patricia Sosa y su marido, Oscar Mediavilla Crédito: Gerardo Viercovich

Valeria Lynch y Patricia Sosa eran amigas, pero el tiempo y algunas circunstancias hicieron que se distanciaran. "Con Patricia éramos amigas y no sé por qué se fue desgastando la relación", había dicho la intérprete de "Señor amante" a la prensa. "No tengo nada que perdonarle a Valeria, no soy quién para perdonar. En todo caso sería disculpar...", le contestó Sosa.

Sin embargo, la actitud de las dos durante la entrega de premios hace pensar que todo problema quedó en el pasado. Ni bien se vieron, ambas se fundieron en un abrazo y se quedaron conversando. No pasó mucho tiempo hasta que Marta Mediavilla, la hija de Patricia, se acercó a las mujeres provocando emoción en Valeria, que no paraba de abrazarla y sonreírle. Después de un rato largo de charla, la protagonista de Sunset Boulevard fue hasta donde se encontraba el marido de Patricia, Omar Mediavilla, y allí se instaló para ponerse al día, mientras la gente iba pasando y pidiéndole fotos a las dos cantantes.

Los festejos de Julia Calvo

Perdió en su terna, y la obra en la que participaba se llevó pocas estatuillas. Sin embargo, Julia Calvo se mostró predispuesta y entusiasmada durante toda la ceremonia. Sin vergüenza y con total naturalidad, la actriz improvisó algunos festejos divertidos para dos de los ganadores.

El primero en recibir un saludo especial fue el arreglador vocal Sebastián Mazzoni. Ni bien dijeron su nombre, Julia se puso de pie y comenzó a mover los brazos y el cuerpo para celebrar el premio. La segunda fue su compañera de elenco en El violinista en el Tejado, Andrea Lovera, a la que también le dedicó un festejo especial, parándose otra vez y apretando repetidamente su mano contra el corazón mientras la actriz se dirigía al escenario para recibir su premio.

Con mucha naturalidad

Maite Lanata también dijo presente anoche en la entrega de los premios Hugo
Maite Lanata también dijo presente anoche en la entrega de los premios Hugo Crédito: Gerardo Viercovich

Maite Lanata es una de las actrices del momento y por esta razón fue convocada para entregar uno de los premios. La joven llegó casi a mitad de la ceremonia y se escabulló en la sala para ubicarse en la platea.

Una vez sentada, agarró su teléfono y comenzó a grabar un video del teatro lleno. Inmediatamente después, se quitó los zapatos y se acomodó para disfrutar de la premiación. La actriz no volvió a pararse hasta que fue su turno de subir al escenario, y una vez que cumplió su tarea, se fue del lugar.

El entusiasmo de Valeria Lynch

Valeria Lynch no solo festejó su premio a Mejor Intérprete Femenina, sino que también celebró las victorias de sus compañeros
Valeria Lynch no solo festejó su premio a Mejor Intérprete Femenina, sino que también celebró las victorias de sus compañeros Crédito: Daniel Jayo

Valeria fue la reina de la noche. Sentada en la segunda fila, la cantante disfrutó como nadie de la ceremonia en la que Sunset Boulevard se llevó 15 estatuillas, incluyendo el Premio Hugo de Oro.

La artista festejó emocionada todos los premios que recibió la obra de la cual fue protagonista. Cada vez que nombraban a uno de sus compañeros, la sonrisa en su cara se hacía más grande y sus manos no dejaban de aplaudir. Además se encargó de abrazar a los ganadores que tenía cerca. Pero el entusiasmo de Valeria no se limitó a su propio espectáculo. La actriz también dejó volar sus emociones con cada uno de los cuadros musicales, sobre todo con el que realizó Raúl Lavie junto a Julia Calvo, a quienes miró embelesada durante toda la performance.

Orgullo de padres

Marta Mediavilla ganó el premio a Mejor Intérprete de musical infantil y sus padres no pudieron contener la emoción
Marta Mediavilla ganó el premio a Mejor Intérprete de musical infantil y sus padres no pudieron contener la emoción Crédito: Daniel Jayo

Patricia Sosa y Oscar Mediavilla no solo fueron a la ceremonia para recibir los posibles premios de Aladin, será genial, sino también para acompañar a su hija Marta que estaba nominada. En el momento de entregar la estatuilla a la categoría mejor intérprete femenino en musical infantil y/o juvenil, ambos se tomaron de las manos tan nerviosos como cuando era el turno de su espectáculo.

Una vez que anunciaron que su heredera había ganado el rubro, los dos se pusieron de pie y se dieron un gran abrazo. Patricia inmediatamente comenzó a llorar de la emoción, mientras su hija bajaba las escaleras para dirigirse al escenario. Un abrazo antes de continuar hizo que la cantante perdiera el control sobre sus lágrimas, que no cesaron hasta varios minutos después de que la joven terminara su discurso.

Admiración total

Mercedes Funes confesó ser "cholula" de los actores de teatro musical
Mercedes Funes confesó ser "cholula" de los actores de teatro musical Crédito: Gerado Viercovich

Otra de las convocadas para entregar uno de los premios fue Mercedes Funes , quién antes de cumplir con su tarea se tomó unos minutos para decirle unas palabras a todos los presentes. "Me declaro cholula de los actores del teatro musical. Los admiro", dijo sinceramente.

"Una vez audicioné para una obra de teatro musical, pasé la parte de actuación y la de canto, pero cuando llegué a la de baile casi me muero", contó. "Yo creo que para ciertas artes hay que saber hacer y para eso hay que prepararse mucho. Sé que cada uno de ustedes se preparó años y años para hacer lo que hacen, en canto, baile y actuación, por eso de todo corazón les transmito mi maravillosa y humilde admiración por todos ustedes".

Una ceremonia repleta de bloopers

Durante las cuatro horas que duró la entrega de premios, hubo varios errores que entorpecieron el desarrollo de la ceremonia. Algunos de estos fueron captados por las cámaras, y otros solo pudieron ser vistos por aquellos que estaban en la Ballena Azul.

La entrega de un sobre equivocado a las personas que iban a dar el premio a mejor intérprete femenino en music hall, café concert y/o variete musical, hizo que Diego Reinhold , encargado de conducir la gala junto a Carla Peterson , tuviera que salir corriendo mientras nombraban a los nominados para evitar un error similar al de los Oscar. Finalmente, el actor consiguió que le diesen el papel adecuado, y segundos antes de que retomara la transmisión se lo entregó a quienes iban a anunciar la ganadora.

"Esta ceremonia me hace acordar a un momento de un musical muy conocido, La Novicia Rebelde. ¿Vieron que al final en el concurso dan como ganadora a la familia Von Trapp y la nombran varias veces sin que aparezcan? Bueno, eso pasa acá", dijo Diego un poco en chiste y un poco enserio. "Y ahora, este premio lo va a presentar alguien que aparecerá", agregó más tarde, después de que en varias ocasiones las personas que tenían que entregar las estatuillas no se presentaran en el escenario al ser nombradas.

"Sepan disculpar todos los errores cometidos", expresó casi al final de la transmisión, en referencia a todos los inconvenientes vividos durante la ceremonia. Carla, un poco más relajada, se tomó todos los percances con humor y se permitió bromear al respecto a lo largo de la noche.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.