Suscriptor digital

Bob Hoffman, el gurú de la publicidad que pide dejar de espiar a los consumidores

Bob Hoffman llegó a Buenos Aires para dar una conferencia sobre los peligros de la publicidad digital
Bob Hoffman llegó a Buenos Aires para dar una conferencia sobre los peligros de la publicidad digital Fuente: LA NACION - Crédito: Hernán Zenteno
Andrés Krom
(0)
13 de septiembre de 2018  • 10:14

Bob Hoffman es un hombre de opiniones fuertes. Durante 40 años, trabajó en la industria publicitaria y ha tenido contacto con marcas grandes como Coca Cola y McDonalds. Poco menos de cinco años atrás, dejó su cargo como CEO de una agencia independiente para lanzar un blog, The Ad Contrarian (algo así como "el contra de la publicidad"), en el que vuelca sus críticas sobre el sector que ama y, según él, ha perdido su rumbo.

De visita en la Argentina para brindar una conferencia en la Convención de la Asociación Argentina de Publicidad (AAP), Hoffman conversó con LA NACION sobre los aspectos que más lo preocupan de la actualidad publicitaria. "Creo que hemos olvidado quiénes somos y qué hacemos. ¿Somos creativos, analistas de datos, emprendedores de tecnología, consultores de negocio?", dijo y agregó: "Hemos ido en muchas direcciones distintas y eso nos ha causado perder nuestro propósito creativo, que es lo que hacemos mejor".

El estadounidense asegura que, gracias al surgimiento de Facebook y Google, la industria ha caído en una práctica peligrosa, la de seguir y espiar a los consumidores. "La publicidad tradicional se basa en diseminar información, la online en recolectarla. Esto ha causado grandes problemas, como el escándalo de Cambridge Analytica . Como en un gobierno totalitario, ahora los marketers saben todo lo que hacemos y nadie tiene idea de cómo puede terminar esto", afirmó.

Para Hoffman, "no hay nada más peligroso para una sociedad que la desaparición de la privacidad"
Para Hoffman, "no hay nada más peligroso para una sociedad que la desaparición de la privacidad" Fuente: LA NACION - Crédito: Hernán Zenteno

"No hay nada más peligroso para una sociedad que la erosión y desaparición de la privacidad, es uno los principios de la libertad -añadió-. Ya hemos experimentado terribles problemas por esto, como brechas de seguridad, la degradación del periodismo, las noticias falsas, la manipulación de elecciones. Por eso hay entre 600 y 1500 millones de dispositivos conectados con bloqueadores de avisos digitales (conocidos como "adblockers"). Esto no es solo porque este contenido es molesto, es también porque la gente no quiere ser seguida a todas partes".

Aunque dijo no oponerse a la publicidad digital, aseguró que es fundamental "detener el seguimiento y el espionaje digital de los consumidores". "Las agencias creen que si abandonan el seguimiento de sus usuarios matarán a la gallina de huevos de oro, yo no comparto esa opinión. Creo que los avisos digitales pueden ser financieramente exitosos, hemos tenido publicidades durante décadas que no se basaron en espiar a los usuarios. Los derechos de los ciudadanos son más importantes que la conveniencia de los publicitarios", concluyó.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?