La esposa: el precio de convivir con el talento artístico

Trailer de La esposa - Fuente: YouTube

2:15
Video
Diego Batlle
(0)
13 de septiembre de 2018  

La esposa (The Wife, Reino Unido-Suecia-Estados Unidos/2017). Dirección: Björn Runge. Guion: Jane Anderson, basada en la novela de Meg Wolitzer. Fotografía: Ulf Brantås. Música: Jocelyn Pook. Edición: Lena Runge. Elenco: Glenn Close, Jonathan Pryce, Max Irons y Christian Slater. Duración: 100 minutos. Calificación: apta para mayores de 13 años. Nuestra opinión: buena

Al escritor Joe Castleman (Jonathan Pryce) lo despiertan en medio de la noche con una llamada telefónica en la que le informan que ha ganado el Premio Nobel. A la incredulidad le siguen la emoción y la alegría. Junto a él está Joan (una magnética Glenn Close), su esposa desde hace cuatro décadas, su sostén en todos los terrenos. Sin embargo, eso de ser una suerte de bastón (afectivo, médico, organizativo) de un hombre célebre no es algo que ella acepte con docilidad. Así, cuando la pareja viaje a Estocolmo a recibir el galardón, esos resentimientos acumulados durante tantos años empezarán a manifestarse de la más inesperada manera.

Esta tragicomedia -algo teatral en su propuesta- está basada en un best seller de Meg Wolitzer y va del presente (el antes, el durante y el después de la solemne ceremonia) al pasado (escenas ambientadas entre 1958 y 1960 ) con unos flashbacks que permiten al espectador ir descubriendo los secretos y mentiras de los Castleman.

En sus mejores pasajes, la película expone con cierta ironía y acidez el cinismo y la hipocresía del mundillo literario y de los protagonistas. En otros, el director sueco Björn Runge ( Al final del día, Happy End) apela a una excesiva crueldad hacia los personajes y a algunas resoluciones un poco obvias. De todas maneras, los buenos momentos de humor negro y la excelencia de las actuaciones hacen de La esposa una atractiva propuesta.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.