Suscriptor digital

Respaldo de los empresarios a Mauricio Macri para que termine su mandato

Fuente: LA NACION - Crédito: Soledad Aznarez
Francisco Jueguen
(0)
12 de septiembre de 2018  • 18:30

"Este Presidente no se va a ir. Va a concluir su mandato", gritó Adrián Werthein en el escenario montado en el Hotel Alvear. Aclaró luego que los 407 empresarios que participaron esta mañana del almuerzo del Consejo Interamericano de Comercio y Producción (Cicyp) tenían la obligación de apoyar al Gobierno y a sus ministros. "Hay muchas cosas que se hicieron mal, y el Gobierno lo reconoce, pero no estamos para poner el dedo en la llaga", afirmó y arengó: "Es un momento para apoyar señores". Llegaron entonces los aplausos del temido círculo rojo.

Minutos después fue el turno para un suplente de lujo. El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, había confirmado por la madrugada su presencia en lugar del internado (y ya dado de alta), ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne. "¿Cerraron ya el presupuesto con los gobernadores?", preguntó LA NACION cuando Frigerio logró ingresar al hall del lujoso hotel de Recoleta rodeado de fotógrafos. "Si...con casi todos", respondió el principal negociador con el peronismo para alcanzar la meta el año que viene del equilibrio fiscal, "punto de inflexión" para destrabar el nuevo acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) en Washington.

Casi sin trancisión temporal -la volatilidad cambiaria no lo permite-, la misma pregunta se trasladó entre los grandes empresarios privados desde la Conferencia Industrial de la UIA en Parque Norte la semana pasada hasta el almuerzo del Cicyp hoy en el Alvear. "¿Es Mauricio Macri el piloto para esta tormenta?". A esa desavenencia política se le sumó su contraparte económica. Lo había planteado el presidente de una automotriz europea aquel encuentro. ¿Hasta dónde deben ceder los empresarios para sostener a un gobierno al que prefieren?

Frigerio ayer respondió ambos interrogantes y abrió el discurso que marcará la campaña presidencial. "Tenemos al mejor piloto de tormenta, sino esta crisis sería mucho más difícil. Sin él, no tendríamos el inédito apoyo internacional que tenemos", advirtió a los poderosos empresarios sobre lo que significaría una vuelta al populismo. "Al pasado no volvemos nunca más", dijo Frigerio, que no quiso ponerle fecha al final de la recesión, estimó que el equilibrio fiscal será una gran señal para los mercados, que dilatarán por un año la rebaja de impuestos distorsivos (no dijo cuáles) y anticipó que se debatirá una reforma previsional en 2020.

"¿Es Macri el mejor piloto de tormenta?", le preguntó este medio a Nicolás Caputo, hermano de la vida de Macri y sombra del Presidente ayer en el Alvear para -quizás- indagar sobre el pensar del círculo rojo. "Definitivamente. Le ponés el brazo y te lo come", describió Caputo al primer mandatario. Caputo señaló que los planetas se alinearon negativamente en los últimos meses y que Macri pasó de ser Messi a tener que atajar penales. "Hubo mala praxis", reconoció, aunque no aclaró sobre qué. Dijo que el jefe de Gabinete, Marcos Peña, es muy valioso y que estuvo en Italia el fatídico fin de semana de trastabilleos políticos en Olivos.

"¿Cómo se soluciona esta crisis?", le preguntó LA NACION. El mejor amigo del Presidente sonrío y siguió saludando a sus pares en el hall del Hotel Alvear. Esa respuesta llegó entonces desde otras latitudes. "La Argentina tiene todo el apoyo de los Estados Unidos", afirmó Edward Prado, el recién llegado embajador norteamericano. No quiso dar detalles, pero a Prado le preguntaron sobre las coincidencias entre Macri y Donald Trump. "Hay algunos parecidos y también diferencias. Ustedes tienen algunos problemas y nuestra economía está muy bien".

"¿Quién tiene que pagar retenciones, la industria o el campo?", preguntó este medio a los presidentes de la UIA, Miguel Acevedo, y de la Sociedad Rural, Daniel Pelegrina. "Nadie", dijeron a coro, aunque el industrial se mostró algo dubitativo distraído porque Adelmo Gabbi, presidente de la Bolsa le pedía un descuento en el precio del aceite (Acevedo es director en Aceitera General Deheza). Ya anteayer, en la reunión de la entidad fabril, se había vivido una jornada caliente. Se charlaron sobre las apostillas de la conferencia de Parque Norte. "No queremos ser el pato de la boda", contó un hombre de la industria del azúcar. "Que el acuerdo con los gobernadores por el presupuesto no entregue la reforma tributaria", pidió.

"El campo está decepcionado", dijo, en tanto, Pelegrina, que, sin embargo, manifestó su apoyo al Gobierno tras reuniones ayer con Luis Miguel Etchevehere y esta mañana con Dante Sica. "El empresariado va a apoyar", confirmó Martín Cabrales, empresario del sector cafetero que no dudó en confiar en Mauricio Macri. "Creo que Macri es el piloto que necesitamos", cerró el presidente de Buquebús, Juan Carlos López Mena, un hombre que sabe de tormentas.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?