Suscriptor digital

Agro digital: la tecnología irrumpe en el comercio internacional de granos

Un grupo de argentinos creó una plataforma de comercio digital enfocada en la industria agropecuaria; ya registró más de tres millones de toneladas entre ofertas de venta y compra
Ana Belén Ehuletche
(0)
13 de septiembre de 2018  

El equipo de trabajo de Agree Market
El equipo de trabajo de Agree Market Fuente: LA NACION - Crédito: Fernando Massobrio

La aplicación de nuevas tecnologías en la industria agropecuaria potenció la producción de granos en las últimas décadas, pero se estima que el ochenta por ciento de los desarrollos se enfocaron en la precosecha, mientras la comercialización continuó operando sin grandes cambios.

Ahora, la digitalización está cambiando el negocio que más divisas ingresa a la Argentina, con un promedio de US$20 millones. Tan solo en el primer semestre de 2018 las ventas al exterior de cereales, biodiésel, harina, aceite y porotos de soja, principalmente, representaron US$14.340 millones.

Frente al rol clave del campo en la economía, queda mucho por desarrollar para hacer más eficiente y dinámico el negocio. "Siempre me llamó la atención la falta de digitalización en el proceso de comercialización", señaló Nicolás Mayer Wolf, socio fundador y CEO de Agree Market. Por eso, comenzó a trabajar junto a colegas vinculados al sector de IT, seguridad informática, desarrollo de software y comunicación para impulsar una herramienta tecnológica que ordene y centralice el paso a paso de estas operaciones y permita negociar en cualquier momento y desde cualquier lugar, por medio del móvil o la PC.

Así, Mayer Wolf junto a Gabriel Sánchez Catena, Sebastián Miret, Rodrigo Vázquez, Mariano Repetto y Teófilo Riadigos, fundaron, en marzo de 2017, la primera startup AgTech de capitales nacionales que desarrolló una plataforma de comercialización online para hacer más eficientes las operaciones comerciales de commodities agrícolas en nuestro país y el mundo. Y este año recibieron el apoyo de la aceleradora multinacional The Yield Lab.

"Creemos que es muy importante que este desarrollo venga de la industria y no de un productor y más interesante aún que se haya ideado en la Argentina, ya que junto a Brasil, Paraguay y Uruguay concentramos más de 200 millones de toneladas de exportaciones de este tipo", destacó Mayer Wolf, que ya participó en más de 300 reuniones con compradores y vendedores de los países vecinos más Estados Unidos, Suiza, Holanda, Dubai, Singapur, Japón y Corea, entre otros.

"Así validamos a nivel global que estamos en el camino correcto: hay una necesidad de tecnología, todo el mundo está convencido de que esto es lo que viene, la gran incógnita era quién y cuándo", contó el CEO de Agree Market. "Sabemos que es el momento correcto porque muchos negocios se hacen, incluso, a través de WhatsApp, y lo que estamos haciendo es digitalizar los canales clásicos de comercialización", agregó.

Una vez aceptado el registro, compradores y vendedores de maíz, trigo, girasol, soja y subproductos, pueden negociar mucho más que el precio y la forma de entrega. "Contemplamos 25 puntos de negociación como calidad, período de embarque, cláusulas de jurisdicción (en origen o destino), y ritmo de carga, entre otros", contó Rogier Kievit, director de Mercado Internacional de Agree Market.

Aunque hay una diferencia muy grande entre el mercado interno y el internacional, la plataforma está desarrollada para las necesidades de cada uno en particular, explicó Mayer Wolf, y describió que las grandes empresas de trading realizan contratos que rondan los US$20 millones; en el mercado doméstico, un productor le vende al exportador 40 mil dólares en promedio.

Mientras ajustan detalles en la plataforma de comercio doméstico, comienzan a relevar los datos de operaciones globales que se habilitaron hace 3 meses. "Tenemos 50 compañías registradas, ya pasaron por la plataforma más de 3 millones de toneladas entre ofertas de venta y compra, todos los días hay más de 10 órdenes publicadas, lo que es un buen indicador para un mercado concentrado en cuanto a la cantidad de empresas", apuntó Kievit.

La primera experiencia real con harina de soja brasileña se llevó a cabo entre dos compañías internacionales, con entrega en marzo 2019 en Paranaguá, Estado de Paraná, Brasil. "Estamos teniendo un crecimiento en el registro de usuarios de un 35 por ciento mensual; el secreto de cualquier marketplace es armar un buen ecosistema, y creemos que estamos bien encaminados y posicionados para iniciar las transacciones diarias".

Como en otras industrias, el cambio generacional en el sector habilita la digitalización. "Generalmente los comerciales son jóvenes de entre 25 y 35 años que están mucho más acostumbrados al uso de tecnología y quieren que la información pase de lo secuencial a lo simultáneo", señalan. Respecto a las expectativas, Kievit expresó que son optimistas para el 2019 "porque estamos viendo que viene muy bien el trigo, el maíz y la soja, que seguirá con un ritmo de crecimiento".

Luego de la Argentina, se preparan para levantar las persianas en Paraguay y Uruguay pero, además, apuntan a concentrar en la misma plataforma todo el proceso comercial, desde la negociación a la ejecución, a partir de un esquema colaborativo que sumará a empresas especialistas de cada rubro.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?