Copa Davis: Román Burruchaga ya se prueba la camiseta argentina, para orgullo de su padre campeón mundial

Román Burruchaga, el hijo del campeón
Román Burruchaga, el hijo del campeón Crédito: Sergio Llamera
Sebastián Torok
(0)
12 de septiembre de 2018  • 23:59

SAN JUAN.- Jorge Burruchaga todavía se encuentra en Nueva York cuando se comunica con LA NACION. Su función de manager en el seleccionado argentino de fútbol lo encuentra en EE.UU. después del amistoso frente a Colombia, mientras el más chico de sus cuatro hijos, Román, participa de los entrenamientos de otra selección que se medirá ante los cafeteros: la de tenis. Puntualmente, en el equipo de Copa Davis. "Estoy muy orgulloso de mi hijo. Le dije que abra los ojos, que escuche, que trate de aprender todo", confiesa, emocionado, el autor del gol decisivo de la final de México 1986.

Sucede que Román (16 años), junto con los juveniles Santiago De la Fuente y Juan Bautista Torres, fueron elegidos para participar por primera vez como peloteadores en la Copa Davis, en este caso de Diego Schwartzman, Guido Pella, Horacio Zeballos y Machi González, integrantes del equipo que se enfrentará desde este viernes con Colombia por los play-off del Grupo Mundial, una serie que perdió valor con el cambio de formato ya que ambos países jugarán en la elite en 2019, ganen o pierdan sobre el polvo de ladrillo del estadio Aldo Cantoni. Los "juniors" están aquí, en San Juan, distinguidos por la destacada actuación que tuvieron en julio en el torneo Sudamericano Sub 16 de Punta del Este: se consagraron campeones y se clasificaron para el Mundial de la categoría, en Budapest, del 25 al 30 del mes actual. Allí irán los tres, junto con Gastón "Pulpo" Etlis como capitán e Ignacio Menchón como preparador físico (fue PF de Juan Mónaco cuando Pico alcanzó el top 10, en 2012).

Román Burruchaga, tenista hijo de campeón mundial de fútbol - Fuente: AFP

1:58
Video

"Estar acá es algo muy, muy lindo. Los tres tenemos que aprovecharlo al máximo. Tenemos que aprender y escuchar lo que dicen los capitanes. Estamos muy contentos. Queremos sacarle partido a la oportunidad al máximo. Además, nos sirve para entrenarnos para el Mundial, ya que vamos a agarrar mucho ritmo. Es un entrenamiento mucho mejor el que hacemos acá, peloteando con esta categoría de jugadores", apunta Román, que no había nacido cuando su padre ganó la Copa del Mundo junto con Diego Maradona y Carlos Bilardo.

Admirador de Roger Federer y Novak Djokovic, reconoce que llegó a esta invitación en la Davis con lo justo desde lo físico, porque hace cuatro semanas viajó a Europa con la intención de hacer una gira larga y, en su primer partido, en Alemania, sufrió un severo esguince de tobillo derecho. "Iba a ser una gira muy importante para Román, pero tuvo mala suerte. Fue a buscar una pelota a la red, se le hundió el pie en la tierra, se fue para adelante y se lastimó. Él quería seguir allá, pero lo hicimos volver para que lo vieran los médicos", se lamenta Burru padre.

Casi por herencia, Román (igual que su hermano Mauro, actualmente en Chievo Verona) empezó jugando al fútbol de chico en la escuelita de River, pero poco a poco se fue inclinando hacia el tenis. Ostentó mucha facilidad para maniobrar la raqueta y se entusiasmó. Dejó el fútbol. Empezó a crecer. A los 14 años fue campeón en el Mundial de la categoría en Prostejov, en la República Checa, certamen que la Argentina había obtenido por última vez en 1996, en Nagoya, con Guillermo Coria, David Nalbandian y Antonio Pastorino.

Hoy, toda su fortaleza está puesta en el tenis; empezó a entrenarse con Mariano Hood y Mariano Monachesi, en el club Liceo Naval, a pocos metros del estadio Monumental. Después de que se evaluara puntillosamente en el corazón de la familia Burruchaga, Román dejó el colegio del barrio de Belgrano al que asistía y se apuntó para terminar el secundario en el Sistema de Educación a Distancia del Ejército Argentino (SEADEA), plataforma educativa de la que egresó, entre otros tenistas, Juan Martín del Potro, el actual número 4 del tour.

Burruchaga, De la Fuente y Torres arribaron a esta ciudad el domingo pasado y se convirtieron en los mimados de los jugadores y del cuerpo técnico. Claro que, pese a ello, no esquivaron el tradicional "bautismo". La "maldad" por la que pasaron los chicos fue un corte de pelo con maquinita eléctrica. Con el "¡Vamos, vamos los pibes, vamos, vamos los pibes" entonado de fondo por los jugadores y los integrantes del cuerpo técnico, el masajista Walter Alfonso, un personaje muy querido en el grupo de Copa Davis, anoche jugó a ser peluquero por un rato.

El bautismo de bienvenida al equipo para Román
El bautismo de bienvenida al equipo para Román Fuente: LA NACION

"Para Román y sus compañeros de equipo es una motivación muy linda estar allí con tan buenos tenistas y exjugadores. Un poco comparo su caso con el de los sparrings que fueron este año al Mundial de Rusia con la selección. Son vivencias distintas, que suman mucho. por eso le dije que mire todo muy bien, que pregunte, que hable. Los consejos, por mínimos que sean, le van a ayudar muchísimo", aporta, emocionado, el ex futbolista de Arsenal, Independiente, Nantes y Valenciennes.

"En estos días hablé con mi papá un poco. Me dijo que aproveche esta oportunidad al máximo, que escuche y aprenda de los grandes que fueron muy buenos y nos tratan bárbaro", agrega Román que, entre otras indicaciones, recibió una suerte de clase particular del Mago Coria sobre cómo afirmarse para pegar el revés de dos manos.

De un Burruchaga a otro. Distintos ámbitos. La misma pasión por el deporte.

Colombia llegó sin sus doblistas de primer nivel

En el hotel Del Bono Park, se conocerá hoy el orden de los partidos para la serie entre la Argentina y Colombia, que llegó a San Juan diezmada, sin Robert Farah y Juan Sebastián Cabal, 9º y 10º del ranking en dobles. El primer partido de single de mañana comenzará a las 11; pasado mañana, el punto de dobles será a partir de las 12; y el domingo la acción se iniciará a las 11. A diferencia de la serie de abril pasado ante Chile por la Zona Americana, ahora serán partidos al mejor de cinco sets. Diego Schwartzman, 14º del mundo, es el singlista número 1 del equipo nacional.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.