Suscriptor digital

China confirmó que comprará menos soja

El Ministerio de Agricultura estimó la importación de 83,65 mill/t, por debajo de los 93,90 millones de 2017
El Ministerio de Agricultura estimó la importación de 83,65 mill/t, por debajo de los 93,90 millones de 2017
Dante Rofi
(0)
13 de septiembre de 2018  

En una jornada en la que el mercado concentraba sus expectativas sobre las nuevas cifras del reporte mensual de estimaciones agrícolas del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés), la principal noticia se originó en China, donde el Ministerio de Agricultura recortó ayer de 93,85 a 83,65 millones de toneladas su previsión sobre las importaciones chinas de soja durante la campaña 2018/2019 (se inicia el 1º de octubre), y la ubicó debajo de los 93,90 millones del ciclo 2017/2018.

El fuerte ajuste de la demanda china es una consecuencia de la guerra comercial que enfrenta desde marzo a Estados Unidos y a China por el cobro de aranceles dispuesto por el presidente estadounidense, Donald Trump, y por las represalias de su par chino, Xi Jinping, que incluyeron la imposición de una tasa del 25% a la soja de EE.UU.

El organismo chino añadió que las menores compras de soja serán compensadas con la utilización de otras fuentes de proteína para los animales, entre ellas el maíz (la cosecha fue elevada de 211,45 a 213,03 millones de toneladas), y por la mayor producción local de la oleaginosa, que ayer fue estimada en 15,83 millones de toneladas, por encima de los 15,37 millones previstos en agosto y de los 14,55 millones del ciclo anterior.

Por estas noticias, y por la previsión de una mayor oferta de soja estadounidense, el inicio de la rueda de negocios en Chicago ayer fue negativo para el valor de la oleaginosa. Sin embargo, pocos minutos antes de la publicación del informe mensual del USDA en Estados Unidos se difundió la noticia de una invitación oficial a funcionarios chinos para "hablar sobre el comercio bilateral". Ese eventual encuentro no solo hizo que la soja revirtiera las bajas, sino que posibilitó un cierre con subas de US$3,03 y de 2,94 para las posiciones noviembre y enero, cuyos precios quedaron en 308,65 y en 313,61 dólares por tonelada.

La influencia alcista que ejerce sobre el mercado la chance de que se alcance una tregua en el conflicto comercial es tal que las pizarras de Chicago tampoco reflejaron el sentido bajista del informe del USDA, en el que se elevó de 124,81 a 127,73 millones de toneladas la cosecha récord de soja de EE.UU. y de 21,35 a 23 millones el stock final, que así quedó un 114,15% por encima del remanente dejado por el ciclo 2017/2018, de 10,74 millones.

Por: Dante Rofi
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?