Suscriptor digital

Sorpresa en el Gobierno porque coincidió con el refuerzo de la AUH

En la Casa Rosada llamó la atención que la protesta fuera en la fecha de un pago adicional de $1200
Santiago Dapelo
(0)
13 de septiembre de 2018  

El Gobierno minimizó el alcance del reclamo que lideraron ayer las organizaciones sociales. Incluso, según confirmaron fuentes oficiales, no hubo un pedido formal de reunión. Ni siquiera contactos informales para intentar sentarse a una mesa de diálogo.

Desde el gobierno nacional resaltaron que se trató de "una protesta más" y destacaron "el diálogo abierto" con los líderes sociales. Pero, además, en la Casa Rosada se mostraron sorprendidos por el día que eligieron para hacer la protesta, ya que ayer se pagó el refuerzo extraordinario, de 1200 pesos, que anunció el presidente Mauricio Macri para los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH).

El Gobierno decidió utilizar la salvaguarda para emergencias sociales de hasta 13.500 millones pesos para este año, según el memorándum de entendimiento que suscribió con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Así, en medio de la crisis económica, la fortalecida ministra de Salud y Desarrollo Social, Carolina Stanley, explicó que los bonos adicionales para los beneficiarios fueron por el traslado a precios de la devaluación. Ayer se pagó el refuerzo de $1200, y otro de $1500 se cobrará en diciembre,

Si bien, como dice el Poder Ejecutivo, el vínculo con los organismos es fluido, lo cierto es que la última reunión con Stanley fue a principio de julio, después de la marcha federal. Ayer se movilizaron Barrios de Pie, la Corriente Clasista y Combativa y la CTEP, entre otros movimientos.

El reclamo central, según explicó Daniel Menéndez, de Barrios de Pie, fue para que el Gobierno dicte la emergencia alimentaria y que convoque a una mesa de diálogo, en la que también participe la Iglesia, para que "no se instale el hambre y se garantice la paz social"

Por las dudas, desde el Gobierno fueron claros en la respuesta: "No habrá nuevos anuncios", dijeron fuentes oficiales.

La protesta social, de la que también participaron sindicatos como ATE, la Asociación Gremial de Docentes de la UBA y trabajadores del Astillero Río Santiago, junto con militantes de izquierda, impactó fuertemente en la ciudad de Buenos Aires. Fue la primera que enfrentó Stanley en el nuevo rol, tras el empoderamiento como ministra y vocera de la gestión.

El foco de Stanley está puesto en lo que sucede, especialmente, en el conurbano, donde tienen mayor impacto la recesión y la devaluación del peso.

La ministra comparte esta preocupación con la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, que también aumentó un 15% en las jubilaciones mínimas, las asignaciones familiares y los programas alimentarios orientados a los sectores más vulnerables.

La crisis económica, que tuvo en los últimos meses una marcada aceleración, prendió las alarmas de la Casa Rosada, que decidió poner todos los recursos disponibles para atemperar la conflictividad callejera. El Gobierno busca adelantarse a los posibles desbordes. El incremento para las AUH y el anuncio de Vidal son parte del esquema de contención que puso en marcha el Gobierno con la crisis cambiaria.

Eso se sumó a los refuerzos de asistencialismo que ya desplegó el Ministerio de Desarrollo Social, como la ayuda alimentaria en comedores. En la Casa Rosada nadie niega que el impacto de la crisis ya se percibe en los estratos más pobres de la sociedad.

El tándem Vidal y Stanley, que tiene como punto de unión a Federico Salvai, esposo de la ministra de Desarrollo Social y jefe de Gabinete bonaerense, funciona cada día más aceitado. Son, por pedido de Macri, las caras frente a los efectos de la crisis. Además de los anuncios formales, ambas recorren dos o tres veces por semana distintos barrios del conurbano para contener los reclamos.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?