Bonadio abrió tres nuevas causas por los objetos de Cristina Kirchner

Son documentos históricos, escuchas telefónicas y un bastón presidencial encontrados en El Calafate
Son documentos históricos, escuchas telefónicas y un bastón presidencial encontrados en El Calafate Fuente: Archivo - Crédito: Hernán Zenteno / LA NACION
Hernán Cappiello
(0)
13 de septiembre de 2018  

Los hallazgos realizados tras los allanamientos en la casa de Cristina Kirchner en El Calafate llevaron al juez Claudio Bonadio a ordenar la apertura de tres nuevas causas judiciales: una, porque atesoraba documentos históricos; otra, porque guardaba desgrabaciones de supuestas escuchas telefónicas, y la tercera -y más novedosa-, porque en su domicilio se encontró un bastón de mando presidencial histórico anterior al gobierno de Raúl Alfonsín, que se investiga si fue robado de un museo.

La decisión la tomó el juez al evaluar los resultados de los procedimientos que realizó entre el 24 y el 26 de agosto en el chalet de Padre de Agostini y Tehuelches, de El Calafate, que dan por sentado que los documentos y el bastón estaban en una "bóveda". La describe como "un ambiente de reducidas dimensiones, con losa de hormigón y paredes metálicas, utilizado como bóveda", ubicado en el espacio que está junto a la escalera del subsuelo.

Los documentos encontrados, que revelan una actividad de espionaje presuntamente ilegal, son informes sobre la empresa House to House, ligada a Jaime Stiuso; informes sobre la jueza de San Isidro Sandra Arroyo Salgado, sus bienes, sus ingresos y sus entradas y salidas del país; sobre la causa por la muerte de Pedro Viale (el Lauchón), que era uno de los hombres de Stiuso, y documentos sobre la empresa Glencore, mencionada en la causa de la aduana paralela con Venezuela.

Desgrabaciones

También se encontró una desgrabación de una conversación telefónica ligada a Enarsa y la compra de combustibles, en la que se destaca que debían comprarle como favor para un funcionario a una empresa determinada que no puede participar directamente en la contratación.

Otra desgrabación es de la escucha de una teleconferencia de 2012 entre analistas de varios bancos y directivos de Repsol, otra charla sobre la consulta de un accionista de Panamerican sobre la expropiación de YPF y otra llamada en conferencia sobre el financiamiento de un proyecto de la minera Barrick Gold. Se transcribe, además, una charla de Citigroup en relación con un préstamo que pidió Clorox.

También hay una transcripción de una teleconferencia de directivos de General Motors con un asesor de la firma sobre la situación sindical en la Argentina, conversaciones telefónicas que mantuvo el exdiputado y exjefe de la SIDE Miguel Ángel Toma en 2012, informes sobre las inversiones de los accionistas del Grupo Clarín, el Banco Bica y su relación con Carlos Reutemann y Miguel Ángel Pesce.

También se hallaron centenares de planillas de Excel con los nombres de compradores de dólares en el país en 2014, segmentados por frecuencia, cantidad, actividad y distribución geográfica. Por eso se abrió una causa judicial.

La bóveda

En la bóveda había una carta manuscrita original de José de San Martín, dirigida a Bernardo O'Higgins, fechada el 26 de diciembre de 1835, y un prontuario original de Hipólito Yrigoyen que posee actuaciones entre 1906 y 1910.

Respecto del prontuario, la policía informó que debía estar en sus archivos y aportó uno, pero posterior al hallado, de cuando Yrigoyen pidió un pasaporte el 30 de mayo de 1933. Con relación a la carta manuscrita al director del Archivo General de la Nación, Emilio Perina, dijo que debía estar registrado en el Archivo por su valor y la Coordinadora de Comunicación del Archivo General de la Nación, María Teresa Fuster, declaró que la carta es original por la firma, la letra, el papel, los pliegues y otros detalles.

La funcionaria, además, afirmó que el hecho de que el Archivo carezca de la carta "puede afectar la investigación de los miles de historiadores nacionales y/o internacionales; y que en muchas ocasiones una carta como la exhibida podría, incluso, llegar a modificar el conocimiento histórico que se tenía de aquel momento".

Por eso, el juez Bonadio abrió una nueva causa judicial.

La tercera y última investigación que impulsó el magistrado se originó por el hallazgo del bastón de mando histórico.

El juzgado de Bonadio averiguó que en 2009 fueron robadas la banda presidencial y el bastón del expresidente Arturo Frondizi. El magistrado tomó testimonio a expertos, que dijeron que el objeto encontrado no era el robado, sino otro diferente, por lo que se abrió una causa judicial para determinar su origen.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.