Juicio al carnicero: las partes ya alegaron y el jurado pasará a deliberar

El carnicero Daniel Oyarzún junto a su abogado
El carnicero Daniel Oyarzún junto a su abogado Fuente: LA NACION - Crédito: Silvana Colombo
Leonardo Scannone
(0)
13 de septiembre de 2018  • 12:40

En poco menos de dos horas, el fiscal, el defensor de Daniel "Billy" Oyarzún y el abogado de la familia de Brian González, el joven que murió atropellado y aplastado contra un poste de luz por el auto que conducía el carnicero, que lo persiguió tras el robo en su local, ya hicieron sus alegatos. Ahora, la jueza Liliana Miram Dalsaso está dando las instrucciones a los 12 jurados populares para que pasen a deliberar e intenten alcanzar el número para dar un veredicto.

"Confío en la Justicia porque no soy un asesino. Soy inocente. Lo que me pasó no lo busqué. Lo único que espero es que me dejen disfrutar de mi hija y trabajar", dijo Oyarzún en su última oportunidad para convencer al jurado de que no lo envíen a prisión.

Las partes dejaron expuestas en la sala de debate las tres opciones que tendrá el jurado popular para definir el futuro de Oyarzún. El fiscal, José Luis Castaño, planteó que el hecho fue un exceso en la legítima defensa (para el cual se prevé la pena del homicidio culposo, de 1 a 5 años de cárcel); la querella, representada por el abogado Ernesto Gómez, solicitó una condena por homicidio simple (8 a 25 años de prisión); finalmente, el defensor del carnicero, Ricardo Izquierdo, solicitó la absolución del acusado por considerar que actuó en legítima defensa.

El carnicero Daniel Oyarzún junto a su abogado
El carnicero Daniel Oyarzún junto a su abogado Fuente: LA NACION - Crédito: Silvana Colombo

Los letrados dieron efusivos discursos frente al jurado. "Fue una persona que justificó siempre lo que hizo. Nunca se disculpó. No nos deja tranquilos de que no lo pueda volver a hacer. Hoy tenemos que darle un mensaje a la sociedad y dar una condena ejemplar", sostuvo Gómez.

"Oyarzún se excedió y eso tiene que tener una pena condenatoria. Por eso plantemos el exceso de la legítima defensa", remarcó el fiscal Castaño.

Izquierdo, en un actoral alegato, y sin dejar de mirar a los jurados, les dijo: "Ustedes hoy están en el peor lugar en el que quisieran estar. Porque van a juzgar la libertad de Oyarzún. Es un vecino de ustedes. Un trabajador".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.