Chevrolet Spin, más espacio para toda la familia

Con un diseño renovado, mejor equipamiento y la misma probada mecánica, el Chevrolet Spin ofrece siete plazas y gran funcionalidad para aprovechar sus amplios volúmenes
Diego Cúneo
(0)
15 de septiembre de 2018  

Diseño renovado para el Chevrolet Spin LTZ AT
Diseño renovado para el Chevrolet Spin LTZ AT

Al Chevrolet Spin le llegó el momento de la renovación. Es que este monovolumen ya había quedado un poco desactualizado especialmente en lo que hace a la estética y funcionalidad, y de ahí que desde la marca se decidió someterlo a un severo restyling y aggionarlo al estilo que busca imponerle a todos sus crossover a nivel mundial. Fabricado en Brasil, en nuestro país se ofrece en tres niveles de equipamiento (LT, LTZ MT y LTZ AT, que probamos) y dos versiones (la tradicional y la aventurera Activ) para conformar una gama de siete modelos.

Y los cambios le sientan muy bien al Spin. Con un look renovado, el trabajo realizado logró darle cierto aire a SUV y alejarse un poco de los monovolúmenes más tradicionales.

Así, en el frente aparece un capot más inclinado y con nervaduras más pronunciadas, que buscaron mejorar la aerodinámica. Las ópticas son largas y delgadas y la parrilla sigue siendo voluminosa pero está dividida en dos por una barra cromada, que combina muy bien con el amplio paragolpes con detalles en cromado y que aloja los rediseñados antiniebla.

Por el lateral, esta versión calza llantas de 16" (antes eran de 15") y aparecen nuevas barras de techo. La parte trasera, en tanto, luce mucho más moderna, con un nuevo paragolpes, un spoiler más grande y los faros ya no son verticales sino horizontales y se meten en el portón trasero. En la parte de abajo están los antiniebla. En síntesis: se lo ve más moderno pero sin abandonar su fisonomía tan característica.

En el interior se apostó por la bitonalidad
En el interior se apostó por la bitonalidad

Otro foco de renovación fue el interior. Con abundancia de materiales de correcta calidad (hay más mullidos y plásticos duros), juega con la bitonalidad (en este caso, gris y marrón) en una combinación que le sienta bien. Los tapizados son de cuero ecológico (desde la marca se pensó en este detalle porque son de fácil limpieza), la consola incorpora una pantalla táctil de 7" con comandos físicos que facilitan el uso y que es compatible con Android Auto y Apple CarPlay. El tablero, en tanto, evolucionó gracias a que se le incorporó el de la Tracker. Otro de los grandes logros de este Spin es la incorporación del sistema de asistencia OnStar.

Como siempre, el espacio interior es el fuerte de este modelo para 7 pasajeros, que ahora se vio favorecido ya que las plazas traseras no sólo tienen respaldos reclinables sino que se pueden desplazar hasta 11 cm para aumentar el lugar en la tercera fila de asientos. También mejoró la modularidad, ya que gracias a que las segundas y terceras plazas se pueden acomodar a gusto permite ampliar la capacidad del baúl de 162 L con las 3 filas de asientos (bastante poco como para un viaje largo), a 710 L con la tercera fila rebatida (el más grande del mercado, sin duda).

La modularidad de los asientos permite múltiples configuraciones
La modularidad de los asientos permite múltiples configuraciones

¿Qué más cambió? En lo que hace a seguridad incorpora apoyacabezas y cinturón inercial de 3 puntos en la plaza trasera central y suma frenos con ABS y EBD, pero tiene faltantes importantes para un vehículo dirigido a las familias: cuenta sólo con 2 airbags y no tiene ESP.

La mecánica es conocida: conserva el motor 1.8 L de 8 válvulas de 105 CV con 16,5 kgm a 3200 rpm de torque y caja automática de 6 marchas. En ese sentido, la transmisión fue recalibrada para reducir los consumos, de ahí que si bien en las primeras dos marchas las vueltas se estiran demasiado, desde la tercera ya muestra más flexibilidad y suavidad en el pase de cambios. Sin embargo, es un conjunto que no se destaca por sus consumos: en ciudad emplea unos 11 L/100 km, mientras que en ruta a 120 km/h (el motor gira ahí a unas 3300 rpm) llega a los 9 L/100 km.

Obviamente, es un vehículo pensado para una conducción más bien tranquila, por lo que no se deben esperar grandes prestaciones: acelera de 0 a 100 km/h en 12,3, recupera de 80 a 120 km/h en 10,1 s y alcanza una velocidad máxima de 176 km/h. El comportamiento dinámico es correcto y el andar es suave y confortable.

En suma, un restyling muy bienvenido para este auto que sigue siendo uno de los familiares favoritos del público por su buena relación precio-producto.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.