Suscriptor digital

Innovación es mucho más que tecnología

Sofía Contreras
Sofía Contreras PARA LA NACION
Crédito: Shutterstock
(0)
13 de septiembre de 2018  • 16:08

Cuando las personas hablan de "innovación", generalmente lo primero que les viene a la mente es una tecnología nueva o mejorada. Si bien la tecnología suele ser la base de la innovación, un factor crucial y del que se habla poco en la ecuación general es el humano. La realidad es que las organizaciones realmente innovadoras hacen mucho más que solo incorporar la última y más avanzada tecnología en sus sistemas.

Eso es porque la innovación es mucho más que solo tecnología. De hecho, la innovación en sí no tiene nada que ver con la tecnología. La innovación es un estado mental, es una cultura y está directamente vinculada a las personas que en ella habitan.

Las empresas que finalmente tienen éxito al implementar cambios digitales y una nueva dirección innovadora lo logran por la cultura de innovación que instalan en su estructura. Esta es una mentalidad que puede ser adoptada por cualquier empresa, ya sea tecnológica o no, y consiste en centrarse en algo más que solo tecnología. La innovación no se limita al "ahora somos digitales", como puede leerse en los nuevos slogans de muchas empresas, donde luego accediendo al servicio nos encontramos que esta nueva faceta digital es la fachada de un aparato que continua siendo tan burocrático como siempre, y manteniendo los mismos procesos poco ágiles y poco amigables de su versión anterior, la no digital.

Muchas empresas están comenzando a incursionar en la transformación, ya sea a gran o pequeña escala, pero a menudo con resultados variables o decepcionantes y mucho de esto tiene que ver con que los objetivos del cambio están siendo dirigidos a "ser digitales", enfocados en la tecnología, cuando en realidad debería estar enfocada en las personas y procesos. Para innovar, para hacer algo diferente que obtenga un mejor resultado para sus clientes, las organizaciones deben transitar el camino de la generación de una cultura de la innovación, que entre otras cosas considere:

  • centrarse en los clientes para la toma de decisiones, comprender sus necesidades
  • aplicar metodologías que agilicen y mejoren los procesos
  • ver el fracaso como una forma de aprendizaje
  • implementar estructuras de trabajo enfocados en la calidad de vida de sus empleados
  • incentivar la colaboración
  • buscar nuevas ideas fuera de la empresa

Existen grandes modelos actualmente en el mundo que ayudan a transitar los pasos para innovar; Lean Startup, Customer Development, Design Thinking, Design Sprint, etc. Existen también grandes casos de estudio como 3M, Amazon, Apple y también compañías argentinas que están dando pasos hacia mejorar sus procesos, su cultura innovadora y la forma en la que se acercan a sus clientes, como Grupo San Cristóbal y su reciente lanzamiento de Iunigo, una aseguradora completamente digital; o Tarjeta Naranja implementando metodologías para comprender mejor a sus clientes y entregarles productos que realmente satisfagan sus necesidades.

Sin embargo, más allá que contemos con estos ejemplos y metodologías, desde nuestras organizaciones debemos resistir también la tentación de implementar modelos estandarizados o lo que funcionó para otros. La mayoría de los modelos estandarizados se rompen cuando se enfrentan a la realidad y complejidad de organizaciones diferentes, muchas veces es como querer insertar un círculo en un cuadrado. Con esto en mente, el primer paso que se debe dar es a través del descubrimiento o "discovery" comprendiendo primero; ¿Cuáles son los desafíos singulares dentro de nuestra empresa? ¿Qué ha funcionado con éxito anteriormente? ¿Qué iniciativas han fallado y por qué fallaron? ¿Dónde están los obstáculos y la resistencia a la innovación?. Una vez que tengamos estos puntos identificados es que podes avanzar hacia el siguiente paso.

En mi experiencia, las organizaciones que abordaron los puntos mencionadas de manera efectiva son las que han tenido mayor éxito al innovar y aquellas que usen correctamente la innovación como un catalizador para el cambio de culturas internas, pensamiento y formas de trabajar son las que se asegurarán ser las ganadoras del mañana en la carrera de la transformación digital.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?