Qué tienen que hacer las empresas para evitar la corrupción

Pedro Serrano Espelta, socio de Marval, O`Farrell y Mairal, junto a Diego Cabot
Pedro Serrano Espelta, socio de Marval, O`Farrell y Mairal, junto a Diego Cabot
María Julieta Rumi
(0)
14 de septiembre de 2018  • 10:20

Funcionarios, abogados especialistas y representantes de empresas como Siemens y Odebrecht , que estuvieron relacionadas con escándalos, se refirieron a la necesidad de un conjunto de procedimientos y buenas prácticas dentro de las compañías para tratar de prevenir y actuar ante hechos de corrupción . Destacaron la oportunidad que tiene ahora la Argentina y sus empresas a partir del caso de los cuadernos del chofer Oscar Centeno y la sanción de las leyes del arrepentido y de responsabilidad penal empresaria.

"En Brasil con el Lava Jato se dio una tormenta perfecta y ahora en la Argentina hay viento", aseguró el abogado brasileño Giovanni Falcetta trazando un paralelismo entre el escándalo de corrupción en su país en 2014 y la actual situación local.

No fue el único que comparó ambos casos sino que esta referencia estuvo muy presente en la Conferencia Internacional de Compliance, Anticorrupción e Investigación organizada por el estudio Marval - O`Farrell & Mairal, así como la idea de que el país está en un punto crucial, mientras que las empresas deberían a empezar a aplicar programas de compliance y a trazar estrategias frente a posibles requerimientos de otros países si es que aún no lo hicieron.

"Este es un momento especial para la Argentina porque ha modernizado la legislación y tiene en curso investigaciones que eran impensadas en su profundidad hace tan solo cuatro meses", opinó Santiago Carregal, chairman del estudio, idea a la que se sumó el ministro de Justicia y de Derechos Humanos, Germán Garavano, a través de un mensaje grabado.

Bruno Maeda (socio de Maeda, Ayres y Sarubbi Abogados), Giovanni Paolo Falcetta (socio de Tozzini Freire Abogados) y Olga Pontes, chief compliance officer de Odebrecht
Bruno Maeda (socio de Maeda, Ayres y Sarubbi Abogados), Giovanni Paolo Falcetta (socio de Tozzini Freire Abogados) y Olga Pontes, chief compliance officer de Odebrecht

"Iniciativas como la ley del arrepentido y la ley de responsabilidad penal de las personas jurídicas, más todo lo que venimos haciendo, permitió que, mas allá de la causa de los cuadernos, haya un sinnúmero de expedientes en juicio oral para definir si un ex funcionario o empresario es culpable de hechos de corrupción", afirmó y dijo que, si bien las empresas involucradas deben recibir sanciones por parte del Estado, se las va a ayudar si tienen trabajadores y obras en marcha para que no las pierdan.

En tanto, la subsecretaria de Integridad y Transparencia de la Oficina Anticorrupción (OA), Mora Kantor, adelantó que el próximo 1° de octubre estarán los lineamientos de la OA para que las empresas diseñen, implementen y evalúen sus programas de integridad en el marco de la ley de responsabilidad penal de las personas jurídicas.

Sin embargo, la oficial de compliance regional de Siemens, Dalma Parisi, dijo que los programas de compliance deben ser hechos a medida de la empresa teniendo en cuenta el mapeo de riesgos, dónde opera y la cultura de la compañía. "Nosotros lo implementamos hace 10 años y hoy somos benchmark. Superamos problemas que podrían haber terminado con la compañía, pero nos reconventimos en pioneros del tema. Cuando se habla de compliance muchos creen que es sólo una cuestión de anticorrupción, pero también es derechos humanos, derechos de exportación, etc. Lo importante es que el compliance esté embebido en el modelo de negocios de la empresa y sea facilitador. Una persona cerca del negocio como un guardián", graficó.

Por su parte, Matteson Ellis, miembro de la firma estadounidense Miller & Chevalier, dijo que el momento que vive la Argentina es fundamental y, si bien aumenta el riesgo, es bueno para las compañías porque se pueden proteger con programas de compliance. "Hoy el tema de los cuadernos en la Argentina está más enfocado en los funcionarios, pero resta ver si autoridades de otros países empiezan a investigar y, si pasa eso, las empresas tendrán que hacer una evaluación interna para ver cómo responder. Un componente clave es el gobierno corporativo. En la Argentina no hay una buen práctica en esto", señaló.

Otro presente en el evento fue el periodista de LA NACION, Diego Cabot, que dio a conocer la historia de los cuadernos que dio lugar a la investigación judicial, quien consideró que el caso va a cambiar la relación del Estado con los proveedores y que puede tener un buen final. "Creo que la causa va a terminar relativamente bien o muy bien si se la compara con otras. En la de (Amado) Boudou nadie confesó y fue preso y acá hacen fila para confesar. Eso hace que esta causa tenga un tinte distinto y la Cámara viene confirmando todo lo que hace el juez de primera instancia. La sensación es que los hechos no han sido cuestionados", apuntó.

Por último, otra presencia destacada fue la de chief compliance officer de Odebrecht, Olga Pontes, para quien el Lava Jato representó la construcción de una nueva empresa, más que nada tras la decisión que tomaron de cooperar con las autoridades como la única forma de supervivencia. "Todas las empresas están formadas por gente que cambia diariamente con lo cual hay que mejorar el programa de compliance diariamente. Las empresas tomamos decisiones mas rápido cuando estamos en crisis, pero yo aconsejó que las compañías comiencen a hacerlo y no esperen a que las autoridades les toquen la puerta", aconsejó.

Por último, dijo que Odebrecht afectó la imagen de Brasil y si el país no lucha pierde credibilidad e inversiones. "Es malo exportar corrupción. Lo bueno es que está sirviendo para que otros países, que no han empezado a luchar contra la corrupción, comiencen a hacerlo en serio. El mensaje es importante para otros gobiernos", concluyó.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.