Lanzamientos

Mauro Apicella
Sebastián Ramos
Joaquín Vismara
(0)
14 de septiembre de 2018  

Claudio Kleiman

  • Ea hora: "Para dejar la ciudad", "Buscando la manera (de zafar)", "Boggart blues", "Palitos y semillas blues", "Cansada versión (de mí)" y otras (300 producciones)

Tarda en llegar y al final hay recompensa. Claudio Kleiman esperó toda su vida para este momento: la edición de su primer álbum. Era hora, en compañía de un seleccionado de músicos amigos e históricos del rock argentino.

El destacado periodista del rock vernáculo (formó parte de la primera redacción de El Expreso Imaginario tanto como de la edición local de la Rolling Stone) se despacha con un viaje a puro blues, boogie y rock and roll que abre con "Para dejar la ciudad", un tema a lo Manal, con Alejandro Balbis, "Conejo" Jolivet y los ratones paranoicos Roy Quiroga y Pablo Memi.

De allí en más, desfilan Oveja Negra, Javier Casalla y Pablo Hadida (en un tema compuesto por Skay Beilinson), Gustavo Santaolalla y Javier Casalla ("Palitos y semillas"), Ciro Fogliatta y Jorge Senno ("Cansada versión [de mí]), León Gieco y Marcelo Ponce (en una canción con letra de Pipo Lernoud), La Mancha de Rolando ("Salvaje") y la dupla Ricardo Mollo y Diego Arnedo junto al baterista de Almendra, Rodolfo García ("Cuando llueve la tristeza"). Sensibilidad y fuego para una obra a la altura de la historia detrás de su intérprete. Que vengan muchos más.

Sebastián Ramos

Sandra Peralta y Leandro Cacioni

  • Homenaje a Chabuca Granda: "Cardo y ceniza", "El surco", "Gracia", "La novia tierra", "Gallo camarón", "Una larga noche", "María sueños" y otros (Edición independiente).

Que un vals peruano, de esos tan finos y bellos que escribía la gran artista Chabuca Granda, se transforme en una cumbia con rasgos mixturados (los de la cumbia peruana y de la bonaerense conurbana) puede ser entendido de muchas maneras. Y, también, justificado de muchos modos. El cariño hacia la obra o la artista es uno de los motivos (a veces la canción queda totalmente destruida, pero fue algo hecho con amor). La justificación no debería estar en sentimentalismos, sino en la buena hechura de la versión.

En su disco con Leandro Cacioni, la cantante Sandra Peralta va por el camino de la buena hechura de las canciones. "La novia tierra" se convirtió en una muy buena cumbia. Y algunos clásicos de la gran voz del Perú no están cerca de las versiones canónicas que dejó la gran Chabuca, pero sí de sonidos más actuales.

La mirada de Peralta no se trata de una visión desprejuiciada, sino actualizada. Lee a Chabuca desde el presente (aunque los arreglos no sean tan actuales) y logra un gran disco, que transcurre guiado por las canciones y la calidez de su voz.

Mauro Apicella

Spiritualized

  • And nothing hurt: "A Perfect Miracle", "I'm Your Man", "Here It Comes (The Road)", "Let's Go", "Let's Dance", "On the Sunshine", "Damaged", "The Morning After" y otros (Fat Possum).

A Jason Pierce le llevó seis años retomar las riendas de Spiritualized: dos experiencias cercanas con la muerte y un mal pasar económico casi le ponen punto final al proyecto que lo tiene como capitán y único marino estable desde hace casi tres décadas. Lejos de quedar derrotado, el ex-Spacemen 3 emergió airoso de la experiencia y delineó un álbum que funciona como síntesis de su propia carrera. La placidez melódica "The Prize" y "I'm Your Man" mira sin nostalgia el blend de góspel y los arreglos sinfónicos de Ladies and Gentlemen We Are Floating in Space (1997); "On The Sunshine" y "The Morning After" evocan el voltaje espacial de Amazing Grace (2003) y las texturas tremoladas de "A Perfect Miracle" sintonizan con las de Lazer Guided Melodies (1992). A su ya clásica lista de fijaciones (la religión, el consumo recreacional de drogas, la finitud humana), Pierce ahora suma el paso del tiempo: "Se está haciendo tarde, bajaron las cortinas. Tenemos el resto de nuestras vidas hasta que llegue el amanecer" entona en "Let's Dance", casi una despedida anunciada después de un largo recorrido.

Joaquín Vismara

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.