Del faisán a la picaresca

(0)
14 de septiembre de 2018  

La (pre)historia

En 1905, en esa parcela se levantó el cabaret Royal-Pigalle. Las veladas vespertinas estaban animadas por el sexteto de Francisco Canaro.

La historia

El 7 de julio de 1924, el Tabarís abrió sus puertas con una fiesta glamorosa, salvo por un detalle: no hubo calefacción.

La belle époque

En la sala tocaban las orquestas de Aníbal Troilo y Osvaldo Pugliese; en el escenario actuaban Tita Merello y Josephine Baker, frente a un público compuesto por Orson Welles, Gatica o Manucho Mujica Lainez.

El tiempo de Petit

La administración la toma Carlos A. Petit. Debutan Los 5 Latinos. Se hacían espectáculos con 70 personas en escena hasta que se convierte el espacio en una sala teatral.

Recalculando

La dupla Rottemberg-Bredeston asume la dirección. En 1981, ante el atentando en El Picadero, la mítica edición de Teatro Abierto se realiza allí. La noche de cierre actúa Alfredo Alcón, en la sala que ya era cuna de la picaresca, con títulos como Debajo del tapado nada, Todas las noches tres o La noche de las pistolas frías.

Pausa evangélica

En 1998, los números no le cerraban a Rottemberg. Alquila la sala a los evangelistas.

La revancha

En 2006, recupera la actividad teatral y agrega una nueva sala en su sótano. Vienen éxitos y fracasos, como siempre. En mayo del año pasado, el empresario anunció esta nueva etapa que comienza ahora. La última obra que se presentó en el viejo Tabarís fue Como el culo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.