Suscriptor digital

Peña pidio "prudencia" a los diputados y senadores macristas

Fuente: Archivo - Crédito: Hernán Zenteno
Jaime Rosemberg
(0)
13 de septiembre de 2018  • 19:26

El ambiente fue distendido, abundaron las risas, y los demorados pases de factura quedaron para otro momento. Pero el jefe de gabinete Marcos Peña aprovechó una reunión con diputados y senadores macristas, llevado a cabo ayer, para pedirles que "bajen el tono" de sus críticas al PJ, en momentos en los que el Gobierno necesita de manera imperiosa los votos para aprobar el Presupuesto 2019, con las metas acordadas con el FMI.

"Tenemos que ser cautos a la hora de generar antagonismos con la oposición", le dijo Peña a una treintena de legisladores Pro que se juntaron con él y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio , en la sede partidaria de la calle Balcarce al 400. Según dos legisladores presentes, Peña estuvo "tranquilo" en ese encuentro, inédito en los últimos años. "Siempre que le consultábamos por algo de Pro, nos corregía y nos decía que ahora éramos Cambiemos", recordó con ironía uno de los asistentes.

El objetivo del pedido-coincidieron otros asistentes-es priorizar la aprobación del presupuesto por sobre las pulseadas que cada uno de los legisladores lleva adelante en sus provincias contra el peronismo, de cara a las elecciones del año que viene. "Lo único que le preocupa a Marcos es que se apruebe el Presupuesto, que se acuerde con los gobernadores y que se estabilice el dólar", afirmaron a este diario cerca del jefe de gabinete.

El mensaje de "prudencia" de Peña fue reforzado por Frigerio, quien le dijo a los diputados que la negociación con los gobernadores para que apoyen el proyecto de ley de Presupuesto está "encaminado". Frigerio, que llegó al cónclave cuando ya estaba por finalizar, coincidió en "privilegiar" el diálogo con el peronismo, aunque eso signifique postergar el debate pre-electoral en provincias en las que gobierna el PJ.

La mayoría de los legisladores se mostró de acuerdo con el "bajo perfil" que les reclamó el jefe de gabinete. "Está bien que no hagamos ruido en medio de la negociación, hay muchos de nosotros que se pasa de la raya a veces. Y además no es un gran momento para nosotros en casi ningún lado", confesó un diputado con aspiraciones para el año próximo.

En la misma reunión, también según los presentes, Peña hizo gala de su proverbial "optimismo" y afirmó que a pesar de los vaivenes de la economía, la imagen presidencial está "en alrededor de los 40 puntos", "superior" a la de líderes mundiales como el francés Emmanuel Macron y el canadiense Justin Trudeau. Uno de los presentes explicó que "Marcos dijo eso porque hay muchos que nos dan por muertos, para que sepamos que no todo está tan mal", dijo el legislador a LA NACION.

Los legisladores y Peña se reunieron en un momento de tensión apenas disimulada en el Congreso, tanto dentro de Pro como en el interbloque al que se suman radicales y la CC-ARI. Por dar sólo un ejemplo: Silvia Lospennato y Daniel Lipovetzky, dos de los diputados que impulsaron la despenalización del aborto, y Carmen Polledo y Cornelia Schmidt Lierson dos de las principales detractoras del proyecto, compartieron la reunión sin problemas. "Marcos también vino para aglutinarnos, para explicarnos como ve las cosas, nos sirvió a nosotros y también a él", afirmó otro de los legisladores que asistió a la reunión, que tuvo formato de almuerzo.

Desde el Congreso aseguran que "no hay fecha" para la presentación mensual que Peña discontinuó desde que se desatara la crisis cambiaria y llegaran los cambios en el gabinete. Y que otros proyectos, como la emergencia alimentaria que reclama parte de la oposición en tiempos de alta inflación, también deberán esperar. "No le vamos a dar pasto a la oposición para que lo mate", confesó uno de los miembros importantes de la bancada macrista. El Presupuesto 2019 será la prioridad, como lo dejó claro Peña en su advertencia a la tropa propia.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?