Suscriptor digital

Interés de EE.UU. por el impacto de los cuadernos de las coimas en los contratos

Fuente: Archivo
Rafael Mathus Ruiz
(0)
13 de septiembre de 2018  • 19:55

WASHINGTON.- Laura Alonso habla de corrupción todo el tiempo, pero ahora también habla un poco más de economía. En Washington, donde la jefa de la Oficina Anticorrupción (OA) tuvo reuniones en el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo y la Organización de los Estados Americanos (OEA), Alonso intentó despejar la incertidumbre por el impacto del escándalo de los cuadernos de corrupción en la obra pública. Existe "expectativa", dijo, de que el Gobierno ofrezca "soluciones".

Alonso indicó además que el gobierno de Estados Unidos mantiene líneas abiertas con el gobierno de Mauricio Macri para cooperar en la recuperación del dinero u otros activos forjados con pagos de coimas.

"La pregunta en general es si va a haber más capítulos en esta historia y cuál es la solución que está buscando y encontrando el Gobierno para resolver el asunto de los contratos vigentes. Yo he comentado que hay áreas del gobierno que están trabajando en una solución institucional para remediar esta situación de contratos, podríamos decir, viciados por la corrupción", dijo Alonso, en una entrevista con La Nación y Clarín.

"Hay que generar una respuesta institucional, que pueden ser varias respuestas, para bajar la incertidumbre", afirmó.

El gobierno nacional anunció, a fines de agosto, la creación de un fideicomiso para poder blindar el financiamiento de las obras de infraestructura bajo el esquema de participación público-privada (PPP), una de las principales apuestas oficiales para sostener la inversión en obra pública frente el fuerte ajuste y la meta fiscal de "déficit cero" con la cual el Gobierno busca estabilizar la economía.

Los cuadernos de las coimas: cómo empezó, cuál es la trama y quiénes están involucrados

02:16
Video

Por eso, el impacto de la causa por corrupción más grande y explosiva que haya visto la Argentina genera inquietud sobre la economía, no solo en organismos multilaterales en Washington, sino también entre inversores en Wall Street, que intentan dilucidar si, tal como ocurrió con el Lava Jato en Brasil, los cuadernos de las coimas impondrán un freno mayor a la economía.

Alonso dijo que la corrupción "tiene un impacto en la economía", e incluso consideró la inflación como una "aliada", al fomentar la revisión permanente de contratos. Pero le puso límites al alcance del escándalo de los cuadernos en la Argentina: dijo que "no genera una crisis política", y lo despegó del Lava Jato.

"En la Argentina hay una situación macroeconómica crítica, pero el caso de los cuadernos, que es un caso grande, escandaloso, no genera una crisis política. O sea, no hay una crisis por el escándalo de los cuadernos, y eso creo que es importante transmitirlo", afirmó. Otro de los temas que tocó Alonso fue la posibilidad de que la cooperación con el gobierno de EE.UU. ayude a recuperar una parte o todo el dinero pagado en coimas. "Siempre ha habido conversaciones y ha habido gestiones institucionales. Ha habido y hay", indicó Alonso, y agregó: "Estados Unidos se ha ofrecido a ayudar a la Argentina a identificar bienes y activos producto de la corrupción que estén en este país para freezarlos y devolverlos". Alonso dialogó tras una presentación en el Centro de Estudios Estratégicos Internacionales (CSIS), uno de los think tanks de Washington.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?