Bajo presión por el escándalo de títulos falsos en España, Sánchez aceptó publicar su tesis doctoral

Un diario denunció que el trabajo final del presidente, que se graduó en tiempo récord, es un plagio de por lo menos cinco autores
Un diario denunció que el trabajo final del presidente, que se graduó en tiempo récord, es un plagio de por lo menos cinco autores Fuente: Reuters - Crédito: JUAN MEDINA
Silvia Pisani
(0)
14 de septiembre de 2018  

MADRID.- Acorralado por las revelaciones periodísticas y la presión política, el presidente del gobierno español se vio obligado a ceder y, tras años de resistencia, hará pública la tesis que le valió un doctorado en tiempo récord, del que se sospecha que no es de su completa autoría y que peca de plagio.

"A partir de mañana [por hoy] estará disponible en internet" la tesis de Sánchez , anunció la vicepresidenta española, Carmen Calvo, en el Congreso.

Fue el final de una negativa de seis años. La tesis de Sánchez, que data de 2012, fue objeto de rumores durante todo ese tiempo, lapso durante el que, pese a ello, se resistió a hacerla pública.

Ahora se vio forzado a darla a conocer, en un intento de frenar el desgaste político que le produjeron las revelaciones del diario ABC sobre el texto, al que califica como no de su completa autoría y con abundante plagio a, por lo menos, cinco autores.

"Todo eso es mentira y demandaré a los medios que lo publicaron", amenazó el presidente. Lejos de amilanarse, el rotativo ratificó anoche todas sus expresiones.

"Ahora sabemos por qué Sánchez no quería hacer pública su tesis", sostenía ABC en su página web.

De ese modo, el escándalo de los "másteres truchos", que en España ya dio cuenta de varias figuras políticas por falsear títulos académicos, salpicó al propio Sánchez.

Fue un bumerán para el líder socialista. Tras haber pedido la cabeza de dirigentes del PP que se beneficiaron con posgrados de regalo, esta misma semana tuvo que pedir la renuncia a una de sus ministras por esa cuestión y él mismo se ve implicado en un supuesto plagio.

Investigaciones periodísticas sostienen que esa "tesis" -sobre economía y diplomacia- fue elaborada con la activa participación de asesores del Ministerio de Industria. Tanto, que uno de ellos publicó parte del texto como un libro de su propia autoría.

Fragmentos de ambos textos, el de la tesis de Sánchez y del libro publicado posteriormente por el exasesor de Industria Carlos Ocaña junto con el propio Sánchez, fueron anticipados ayer por medios españoles, dando cuenta de llamativas similitudes.

El escándalo creció y se instaló en el Congreso, donde el PP y el partido Ciudadanos reclamaron que el presidente "comparezca" para dar explicaciones. "Es hora de ser transparentes. Tan transparentes como usted reclamaba cuando estaba en la oposición", le reclamó Albert Rivera, de Ciudadanos.

Ofuscado, Sánchez respondió con la amenaza de iniciar acciones legales y, según dijeron en Ciudadanos, con posibles represalias. "Ya os vais a enterar" (van a ver la que les espera), dicen que les dijo.

El Partido Popular (PP) se sumó al escándalo y denunció que el gobierno de Sánchez "se cae a pedazos".

El tema de los títulos académicos manipulados se convirtió en una plaga entre la clase política española y costó ya la cabeza de varias figuras, tanto del PP como del gobernante Partido Socialista Obrero Español (PSOE).

El PSOE, que enarboló la bandera de la lucha contra la corrupción cuando desplazó al expresidente Mariano Rajoy , tropieza ahora con dos escándalos de ese tipo en una misma semana y cuando apenas tiene cien días en el gobierno, con el agravante de que uno de ellos apunta directamente al presidente.

En medios políticos se aseguraba anoche que Sánchez decidió ceder y aceptar la difusión completa del texto luego de que sus socios políticos de Podemos le trasladaran la "conveniencia" de ese paso.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.