Aborto: balance sobre la ley que no fue

(0)
14 de septiembre de 2018  

La "ola verde" que promovía el reconocimiento de un derecho subjetivo al aborto prácticamente ilimitado, su financiación irrestricta y la criminalización de los médicos e instituciones que pusiesen reparos a su práctica se estrelló contra el Senado después de obtener media sanción.

Quedó de manifiesto que hay un problema de salud pública, más allá de que legalizar el aborto no sea su solución, y que requiere políticas activas: la maternidad vulnerable, una tasa muy elevada de embarazo adolescente no buscado y una educación sexual deficiente.

Una verdadera defensa de la vida, de toda la vida, exige dedicar atención y recursos a estas situaciones. En este como en otros temas cabe preguntarse si la ley debe legitimar lo que existe por el hecho de que exista o si, en cambio, debe cumplir una función docente y ejemplarizante.

Más allá de las cifras que se discutieron, es claro que se producen miles de abortos clandestinos. Pero en realidad cualquier ley, por amplia que sea, establecerá algún límite. Quienes no estén dispuestos a respetarlo recurrirán a prácticas fuera de la ley, lo cual significa que la verdadera opción es cómo llegar a un equilibrio razonable entre los necesarios límites legales y las inevitables prácticas ilegales.

La movilización social que se logró fue muy interesante y saludable, y descolocó a medios de comunicación, que en su mayoría jugaron a favor del aborto.

Una solución política implica siempre compromisos, equilibrar reclamos y necesidades contrapuestos. La discusión , en definitiva, sigue abierta.

Revista Criterio

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?