Suscriptor digital

Por la devaluación del peso aumentó el valor de la soja, pero se retrajo la oferta

La demanda ofreció $9700 por tonelada en Rosario, $200 más que anteayer
La demanda ofreció $9700 por tonelada en Rosario, $200 más que anteayer Fuente: Archivo - Crédito: Diego Lima / LA NACION
Dante Rofi
(0)
14 de septiembre de 2018  

La nueva depreciación del peso frente al dólar, que ayer fue del 3,4%, pero que en la semana acumula un 7%, impulsó el valor nominal de la soja para las entregas inmediatas en el mercado doméstico, pero acentuó la retracción de los vendedores, que optaron por limitar al mínimo las ventas y esperar la evolución de la plaza cambiaria.

Por tonelada de soja con entrega inmediata para las terminales del Gran Rosario las fábricas elevaron su propuesta de 9500 a 9700 pesos. En casos puntuales y por lotes importantes algunos compradores se mostraron dispuestos a convalidar hasta 9800 pesos. "El mercado estuvo muy tranquilo, como sucede cada vez que tenemos ruedas sucesivas con el peso en baja. Hoy (por ayer) la mayoría de los vendedores volvieron a pararse en 10.000 pesos, un valor que aún nadie convalidó", contó a la nacion un operador.

Para los puertos de Bahía Blanca y de Necochea la jornada también fue alcista para la soja disponible, dado que las ofertas de los compradores crecieron de 9400 a 9600 y de 9300 a 9600 pesos, respectivamente.

En el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba), en cambio, la tónica fue negativa para las cotizaciones de la soja, en línea con las bajas externas. Las posiciones noviembre y mayo perdieron US$4,30 y 3 al terminar la rueda con ajustes de 264 y de 250,80 dólares.

Las pizarras de la Bolsa de Chicago reflejaron ayer quitas de US$2,48 y de 2,39 sobre los contratos noviembre y enero de la soja, cuyos ajustes resultaron de 306,17 y de 311,22 dólares por tonelada. Para la harina de soja la caída fue de US$3,75, dado que la posición octubre cerró con un valor de US$344,36. Una vez más, la ilusión del mercado estadounidense con una tregua en la guerra comercial entre Estados Unidos y China se evaporó en menos de 24 horas.

Anteayer, pese a las bajistas cifras del informe mensual del USDA, los precios de la soja subieron por la noticia de un posible encuentro entre funcionarios de ambos países. Ayer, sin embargo, fue otra vez el presidente Donald Trump quien se encargó de derrumbar las expectativas desde su cuenta de Twitter.

"No estamos presionados para hacer un trato con China, ellos están bajo presión para hacer un trato con nosotros. Nuestros mercados están surgiendo, los suyos están colapsando. Pronto estaremos ganando miles de millones en aranceles y fabricando productos en casa", dijo Trump, en momentos en que en EE.UU. se inicia una cosecha de soja que fue estimada en un récord de 127,73 millones de toneladas por el USDA, que, además, elevó hasta los 23 millones de toneladas el remanente que dejará el ciclo comercial 2018/2019, un nivel también récord histórico.

Trigo, mayoría de bajas

Por tonelada de trigo argentino disponible para el Gran Rosario los exportadores elevaron ayer su oferta de 7300 a 7500 pesos, mientras que para Bahía Blanca y Necochea volvieron a proponer 200 dólares.

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires informó que los molinos pagaron entre 7600 y 9300 pesos por tonelada de trigo, según calidad, procedencia y forma de pago.

El trigo nuevo para las entregas en el Gran Rosario evidenció bajas de US$5 por tonelada, con ofertas de US$200 para enero; de US$205 para febrero, y de US$210 para marzo.

En línea con las nuevas bajas externas, en el Matba las posiciones diciembre y enero del trigo perdieron US$7 por tonelada y cerraron con ajustes de 192,50 y de 196 dólares.

Por: Dante Rofi
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?