Cayó en España un empresario prófugo por la causa Narcoarroz

El portugués Fernando Martins Fructuoso era buscado desde 2015
Germán de los Santos
(0)
14 de septiembre de 2018  

ROSARIO.- El empresario portugués Fernando Martins Fructuoso, prófugo desde 2015 en la causa Narcoarroz, fue detenido ayer en España. Está imputado junto a un grupo de colombianos y argentinos que incursionaban en nuevas rutas narco hacia África, hacia donde exportaban cocaína camuflada en granos de arroz desde un depósito fiscal de esta ciudad.

El Ministerio de Seguridad de la Nación confirmó que Martins Fructuoso, de 58 años, fue aprehendido en España luego de haber estado durante casi tres años prófugo con una circular roja de Interpol sobre sus espaldas.

La banda era liderada por los hermanos Erman y Williams Triana Peña, que habían desembarcado con su red narco en la Argentina en 2010. La Justicia persigue a este cartel colombiano desde fines de 2014. Actualmente, son juzgados por el Tribunal Oral Federal Nº 5.

Primero se dedicaron a proveer de cocaína de Bolivia y Perú a grupos locales y luego comenzaron a tramar el contrabando de estupefacientes con parada intermedia en África y destino final en Europa. A la par, montaron una red de empresas que se dedicó a invertir y lavar el dinero proveniente del tráfico de cocaína con Guillermo Heisinger, un exfuncionario del Ministerio de Justicia, como alfil y contactos con el mundo empresarial y político.

En el complejo entramado de esta organización transnacional, Martins Fructuoso era -según se detectó en la causa que instruyó el juez federal Nº12, Sergio Torres- el contacto con el médico oncólogo rosarino Gabriel Zilli. Según declaró en la causa uno de los imputados, Juan Alberto Banesevich, el empresario portugués era quien manejaba la firma Samisan SA, con la cual se adquiría el arroz de una cooperativa correntina para exportarlo a través de Euro Export, compañía con sede en Tucumán. La carga salía rumbo a África desde el depósito fiscal Binder SRL.

Al dictar los procesamientos, el juez Torres hizo hincapié en las posibles "vinculaciones con otras células criminales asentadas en otros Estados (Bolivia, Paraguay, Uruguay, España, Portugal y Guinea Bissau) con los mismos objetivos y respondiendo todos esos grupos a una sola organización central, de mayor envergadura, existente en la República de Colombia".

La mudanza del cartel se produjo en 2010 y desde entonces operaba en Buenos Aires, Santa Fe, Tucumán y Mendoza con todos sus eslabones, que cubrían desde el plano económico hasta el operativo, y con escalafones definidos: jefes, sicarios y profesionales para lavar el dinero.

El plan era exportar a Europa grandes cantidades de cocaína en cargamentos de arroz. Y blanquear aquí el dinero por medio de nueve empresas, manejadas por Heisinger. Las firmas se crearon en un estudio jurídico que está vinculado a otras causas de narcos.

En agosto pasado, Williams Triana Peña fue detenido en una ruta que une Bogotá con el municipio de Chía por la Dirección de Investigación Criminal e Interpol, y unos días después fue extraditado a la Argentina.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.