¿Qué cambiaría para los internautas la reforma de derechos de autor en la Unión Europea?

La nueva ley de copyright europea modifica cómo se administran los derechos de autor de notas en sitios y publicaciones personales de videos y fotos
La nueva ley de copyright europea modifica cómo se administran los derechos de autor de notas en sitios y publicaciones personales de videos y fotos
(0)
14 de septiembre de 2018  • 10:48

La controvertida reforma de los derechos de autor, que opone a los grupos de prensa y creadores contra los gigantes de internet, superó esta semana una etapa clave en la Eurocámara. ¿Cuáles pueden ser los efectos para los internautas de este texto provisional?

Procedimiento

Por el momento, es difícil avanzar consecuencias precisas, ya que el texto definitivo de la reforma todavía está en discusión. Tras rechazarla en junio, la Eurocámara aprobó el miércoles en su segundo intento su posición en base a la propuesta que presentó la Comisión Europea en 2016.

Eurocámara fija postura común sobre reforma de derechos de autor - Fuente: AFP

0:52
Video

Su punto de vista debe negociarlo a puerta cerrada con el ejecutivo comunitario y con el Consejo de la UE, que representa a los 28 países, para consensuar un texto final. El objetivo de estas negociaciones, conocidas como "trílogo", es cerrar un texto definitivo de aquí a finales de año, que la Eurocámara buscaría adoptar antes de los comicios europeos de mayo de 2019.

Como se trata de una directiva europea y no de un reglamento, cada país debe transponer en su derecho nacional el texto final, lo que podría generar pequeñas diferencias entre Estados y retrasar un poco más su aplicación, que debería empezar a partir de 2021.

El Artículo 11 de la directiva crea un "derecho afín" al derecho de autor para la prensa, para que las plataformas digitales como Facebook remuneren mejor a los medios por los artículos que republican: tienen que hacer acuerdo de licencia con proveedores de contenido y pagarles por republicar las notas.

Los internautas podrán compartir sin problemas los links hacia artículos, incluso si incluyen algunas "palabras aisladas" describiendo el contenido. Tanto la Eurocámara como el Consejo están de acuerdo en ello.

En cambio, la cuestión de los "snippets" -breves extractos de artículos que aparecen en los buscadores, agregadores de contenidos o redes sociales- todavía no está clara. "Este será uno de los principales puntos de discusión de la negociación" entre las instituciones europeas, indicaron a la AFP dos fuentes, una del Consejo y otra del Parlamento.

Para Raegen MacDonald, representante en Bruselas de la compañía Mozilla, al origen del navegador Firefox, "todo el debate en el trílogo girará en torno a qué es un 'snippet'. ¿Twitter es un 'snippet'?".

En su texto, el Consejo adoptó una posición relativamente ambigua, que deja un gran margen de maniobra a los países. Esta institución propone que cada país pueda adoptar el criterio que considere para que los agregadores de contenidos paguen: el tamaño del artículo, su originalidad (lo que dejaría fuera una noticia puramente fáctica como "3000 muertos en un sismo") o una combinación de ambos criterios.

Los cambios afectan a más de los 500 millones de ciudadanos europeos, porque compañías de todo el mundo se deberán adecuar a esta nueva reglamentación, que además tendrá variaciones entre países
Los cambios afectan a más de los 500 millones de ciudadanos europeos, porque compañías de todo el mundo se deberán adecuar a esta nueva reglamentación, que además tendrá variaciones entre países

Los detractores de los derechos afines, también conocidos como derechos conexos, subrayan que los dos países que intentaron ya imponerlos, España (donde se conoció como tasa Google, por considerarlo un impuesto) y Alemania, fracasaron. Google News no está disponible para los internautas basados en España, ya que la compañía consideró que el servicio era insostenible, mientras que en Alemania el importante grupo editorial Axel Springer vio como el tráfico de sus páginas web retrocedía.

Los partidarios de la reforma estiman que si la directiva se aplica en el conjunto del mercado europeo y sus alrededor de 500 millones de consumidores, será más fácil negociar con las plataformas.

Filtro para contenidos

El Artículo 13 de la directiva, uno de los otros aspectos más controvertidos de la reforma, exigiría a los sitios de intercambio de contenidos -redes sociales, servicios de vídeo en línea, etc.- desplegar una tecnología que filtra automáticamente los contenidos protegidos por los derechos de autor, similar a como funciona hoy YouTube, pero extendida a más plataformas.

Sus detractores estiman que esta disposición paralizaría radicalmente el uso de internet, ya que aplicaciones como Instagram y Snapchat podrían bloquear cualquier tipo de intercambios personales de vídeos y música.

"Aunque sean muy inteligentes o puedan llegar a serlo, las herramientas de reconocimiento de contenido, habrá situaciones en las que se filtre también el contenido subido a la red legalmente", afirmó a la AFP Johannes Kleis, portavoz de la Oficina Europea de Protección de Consumidores (BEUC).

Pero los partidarios del Artículo 13, tanto en el Consejo como en el Parlamento, afirman que los internautas que utilicen contenido protegido por los derechos de autor para su uso personal podrían interponer un recurso.

En su texto, el Consejo prevé así un "mecanismo de solución de diferendos", cuyo funcionamiento no se ha fijado por el momento, según una fuente del Consejo.

Fuera de ambos artículos, además, quedan las parodias y los memes, un punto que resultaba muy conflictivo porque ambos dependen de la reutilización de contenido que ya tiene derecho de autor. A la vez, se avizora un nuevo problema que estará en demostrar que eso que se está publicando es, justamente, un meme o una parodia.

Agencia AFP

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.