Condenaron a perpetua al veterinario que acuchilló a dos adolescentes en La Boca

El hombre atacó a las jóvenes en la Plaza Irala
El hombre atacó a las jóvenes en la Plaza Irala Crédito: Google Maps
(0)
14 de septiembre de 2018  • 12:49

(NA).- El veterinario Mariano Alejandro Bonetto fue condenado ayer por la tarde a prisión perpetua por el doble asesinato a cuchillazos de Nuria Belén Couto, de 15 años, y Natalia Grebenshchikova, de 17 años, ocurrido el 11 de octubre de 2016 en la Plaza Irala del barrio porteño de La Boca

La sentencia fue festejada con aplausos, abrazos y llanto por los familiares y amigos de ambas víctimas que colmaron la sala AMIA en el subsuelo de Comodoro Py.

El Tribunal Oral en lo Criminal N° 22 dio a conocer el veredicto luego de que las querellas reclamaran en sus alegatos la pena de prisión perpetua por el delito de "homicidio agravado por alevosía", en tanto que el fiscal del caso Marcelo Martínez Burgos había solicitado la pena de 30 años por "homicidio simple".

En tanto, la defensa de Bonetto, que está alojado en el pabellón neuropsiquiátrico de la Cárcel de Ezeiza, intentó sin éxito que fuera declarado inimputable.

Un rato antes de conocerse la decisión de los jueves el veterinario rehusó dar sus últimas palabras ante la pregunta de la presidenta del tribunal, Patricia Cusmanich. En el fallo, la disidencia fue precisamente de Cusmanich mientras que los jueces Gabriel Nardiello y Sergio Paduksak votaron por la condena.

Los argumentos se darán a conocer dentro de cinco días, luego de lo cual comenzará a correr el plazo para que la defensa pueda apelar.

El crimen

El veterinario, oriundo de la provincia de Córdoba, vivía como linyera en Buenos Aires y el día del hecho se acercó armado con un cuchillo a la joven Couto, quien tocaba la guitarra junto a un amigo. Tras entablar una conversación con ellos, le aplicó a la adolescente 27 puñaladas y luego intentó herir al amigo, pero no lo logró.

Entonces escapó y en el camino atacó a Grebenshchikova que paseaba por la zona y que murió luego de tres días de agonía. Tras el hecho, el asesino fue interceptado por transeúntes que lo golpearon, le hundieron su propio puñal en la cabeza y lo entregaron a la Policía. .

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.