Justo antes del cruce con River de la Copa, Independiente goleó por 3-0 a Colón con Gigliotti como protagonista

Con este cabezazo, Gigliotti marcó el primer gol del partido en Avellaneda entre Independiente y Colón
Con este cabezazo, Gigliotti marcó el primer gol del partido en Avellaneda entre Independiente y Colón
Rodolfo Chisleanschi
(0)
15 de septiembre de 2018  • 16:41

"Lo único que quiero es ver al Rojo campeón de la Libertadores...", fue el grito más repetido por los hinchas de Independiente que desafiaron el horario del mediodía y la amenaza de lluvia de un domingo gris. Su canto no esconde ningún secreto. La Copa enloquece a todos los clubes argentinos, pero esta edición tiene para el conjunto de Avellaneda un añadido especial: por primera vez en casi tres décadas jugará los cuartos de final, por primera vez en tanto tiempo se ve en condiciones de llegar aún más lejos.

Ariel Holan conoce en primera persona lo que siente el simpatizante Rojo y se sabe con carta blanca para arriesgar. No le importó la prematura eliminación de Copa Argentina ni los seis partidos sin victorias ni la posición rezagada en la Superliga. Mandó a la cancha un equipo que podría catalogarse como "suplente" y la apuesta le salió bien. Independiente quebró la racha adversa, logró un 3-0 convincente frente a un muy flojo Colón y alimentó la ilusión de su gente.

Pero al mismo tiempo, y pensando en el choque ante River, curiosamente el técnico del Diablo se creó unos cuantos problemas.

Holan sentó en el banco a Gastón Silva (que no entró) y a Silvio Romero, a quien diez minutos le resultaron suficientes para exponer toda su clase y liquidar el partido con un gol y una asistencia. En la tribuna miraban Maxi Meza, Martín Benítez, Francisco Silva y Pablo Hernández, todos ellos presuntos titulares reservados para el compromiso del miércoles.

Pero el regreso al triunfo tuvo varios nombres sobresalientes y abrió sendos interrogantes. Nicolás Domingo, conductor del equipo y figura de la cancha; Juan Sánchez Miño, profundo y preciso en sus subidas por la izquierda; y Emmanuel Gigliotti, autor de dos tantos y máximo goleador de la Superliga aunque haya fallado un penal, se ocuparon de dejar en claro que están en condiciones de pelearle sus puestos a cualquiera. Y como los tres aparecen hoy en el catálogo de favoritos de los hinchas, el eco de los aplausos se multiplica.

"Hablar sobre suplentes es relativo, porque con tantos partidos que debemos jugar es bueno tener un plantel donde todos puedan entrar y salir", se atajó el entrenador del Rojo tras el partido, consciente de que sus dirigidos le plantearon un rompecabezas de difícil resolución.

La falta del penal y la atajada de Burián

El debate en Avellaneda una vez consumado el 3-0 se centraba en los ocupantes del doble 5, el lateral izquierdo y el dueño de la número 9. Si se le pregunta a la gente que lo ovacionó, Domingo ya se habría ganado un lugar junto al chileno Silva en el eje del mediocampo. Pero su ingreso obligaría a adelantar al tucumano Hernández y en consecuencia a elegir entre la potencia del Puma Gigliotti y el toque más delicado del Chino Romero para la punta del ataque, con Meza y Benítez ocupando las bandas. La decisión para ser el 3 titular parece más sencilla: es cara o ceca entre el uruguayo Silva y Sánchez Miño.

Todavía faltan tres días para que el Rey de Copas empiece a jugarse su ser o no ser en el trofeo que más le gusta. A Ariel Holan sus jugadores le devolvieron la sonrisa y le crearon un problema: es probable que de acá al miércoles le cueste conciliar el sueño.

Romero celebra su gol, acompaña Gigliotti, autor de los otros dos
Romero celebra su gol, acompaña Gigliotti, autor de los otros dos Fuente: FotoBAIRES

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.