Boca festejó, se reacomodó en la Superliga y llega optimista al duelo por la Libertadores y al Superclásico

Argentina Superliga
  • 0
Argentinos Juniors

Argentinos Juniors

  • 1
Boca Juniors

Boca Juniors

  • Carlos Izquierdoz
Franco Tossi
(0)
15 de septiembre de 2018  • 07:31

Después de casi siete meses, a Boca volvió a sonreír fuera de casa. En su visita a Argentinos , ganó 1-0 con un cabezazo potente de Izquierdoz para llevarse tres puntos de visitante, tras una extensa racha negativa: la última vez que había triunfado fuera de la Bombonera había sido en el Florencio Sola, ante Banfield, cuando con gol de Carlos Tevez también había vencido por la mínima diferencia.

Triunfo que era necesario para acomodarse mejor en la tabla de posiciones (escolta con 10 unidades, a la espera de los encuentros de Racing y Rosario Central ), pero sobre todo para tomar confianza de cara a lo que se avecina: el encuentro de ida de los cuartos de final de la Copa Libertadores ante Cruzeiro y el Superclásico ante River por la Superliga , ambos en la Bombonera.

En el campeonato local pasado, en este mismo año, la Paternal había sido un infierno para el equipo de Guillermo y Gustavo Barros Schelotto, que no le había encontrado la vuelta a un campo de juego de dimensiones cortas y un Argentinos que no le dio respiros a través de un estilo intenso y de dientes apretados. Ahora, nada de eso ocurrió, porque el Bicho mantuvo la pálida imagen del comienzo del torneo, en el que solo ganó uno de seis encuentros.

Paolo Goltz, en las alturas
Paolo Goltz, en las alturas Fuente: LA NACION - Crédito: Daniel Jayo

Los xeneizes, otra vez, mostraron un rendimiento que no está a la altura de sus apellidos, pero jugaron apenas mejor que su adversario, especialmente en la primera mitad. Boca entendió a la perfección que debía saltear con toques rápidos la presión que le impondrían en la mitad de la cancha. Así es como fueron varios los ataques prometedores, aunque las resoluciones lucidas se ausentaron, incluso en los contraataques que sacó en el segundo período.

No obstante, apareció la pelota parada que en el cuerpo técnico sueñan con ver seguido: a los 23 minutos, surgieron la excelente pegada de Edwin Cardona y el fuerte cabezazo de Carlos Izquierdoz, que retornó al equipo tras un desgarro. Dos expertos en la materia. Aun así, el grito (el primero de Cali Izquierdoz con la camiseta boquense) lejos estuvo de fortalecer al equipo. Por el contrario, siendo consciente de que estaba sobre un terreno molesto tanto por sus menores dimensiones como por lo húmedo que estaba por la constante llovizna (los resbalones fueron continuos en los 90 minutos), decidió replegarse y transformarse en una formación más corta.

El festejo del gol de Boca ante Argentinos
El festejo del gol de Boca ante Argentinos Fuente: LA NACION - Crédito: Daniel Jayo

Por eso, el local tuvo más la pelota durante la segunda parte, aunque no lastimó como Alfredo Berti quería. Avanzó y tuvo la posesión con escasas ideas. Por eso también es que la última línea del xeneize se mostró más segura que en otros partidos. En consecuencia, Esteban Andrada se dedicó, como acostumbra, a hacerse dueño de su área y bajar la buena cantidad de centros sin sentido que cayeron en las cercanías de su arco.

Aunque volvió a ser muy importante cuando el desarrollo estaba a punto de cerrarse: sobre la línea le tapó el grito a Gastón Verón, en lo que fue la acción más peligrosa de Argentinos. Esa jugada le alcanzó para volver a ser la figura de su equipo.

Por suerte para Andrés Merlos, el árbitro del encuentro, Boca no necesitó del penal que no observó junto a Iván Núñez, su asistente número 1: hubo una clara extensión del brazo de Kevin Mac Allister, que evitó un centro de Sebastián Villa en el primer cuarto de hora. Lo importante para Barros Schelotto es que el xeneize, esta vez, se fue feliz de La Paternal. Por volver a ganar de visitante y por reacomodarse en la Superliga, pero sobre todo para encarar los partidos cruciales ante Cruzeiro y River con un espíritu ganador.

El resumen del partido

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.