"Ese día me va quedar marcado para siempre", dijo el carnicero que fue absuelto por un jurado popular

Daniel Oyarzún al regresar hoy a su trabajo en un frigorífico de Zárate
Daniel Oyarzún al regresar hoy a su trabajo en un frigorífico de Zárate Fuente: LA NACION - Crédito: Ricardo Pristupluk
Leonardo Scannone
(0)
14 de septiembre de 2018  • 15:43

"El 13 de septiembre me va a quedar marcado para siempre", dijo Daniel Oyarzún, un día después de que un jurado popular lo declarará "no culpable" por el asesinato de Brian González, el joven que le había robado en su local de Zárate y al que luego atropelló mortalmente con su auto. Oyarzún hoy volvió al Frigorífico NT, en Zárate, donde trabaja. Sus compañeros y el dueño lo recibieron con abrazos.

Apenas se levantó, Oyarzún tomó su teléfono y llamó a Omar Franco, su jefe, para decirle que volvería hoy al frigorífico. "Lo llamé a las 6.20, pero me dijo que no venga. Le insistí porque quería realmente venir a trabajar. Él me dijo que no me preocupara que este con mi familia y que lleve a mi hija al colegio. Igual vine a saludar a mis compañeros que me apoyaron siempre y me quedé", contó a LA NACIÓN Oyarzún con un guardapolvo rojo y un buzo blanco con el escudo del Frigorífico NT.

"Yo ya lo venía escuchando en todas las notas que decía que a las 6.30 iba a venir a trabajar. Cuando me junté con él me dijo que quería volver y le dijo que no, que no se preocupara. Tuvo cuatro días muy agotadores, mental y psíquicamente. Ahora que disfrute y que lleve a su hija a la escuela, que esté son sus padres que sufrieron mucho", relató Omar Franco el dueño de Frigorífico NT.

"Ese día me va a quedar marcado para siempre", dijo el carnicero mientras los compañeros lo contenían. Recordó el momento en que la presidente del jurado dio el veredicto y contó que su primera reacción fue decirles "gracias" a los integrantes del jurado. "Lo mínimo que se merece la gente es agradecimiento. Porque fueron ellos los que me dejaron que yo pueda seguir criando a mi hija y seguir trabajando. Y no estar donde tendría que haber ido. Hoy estoy acá. Determinaron que yo era inocente. Los jurados lo vieron así y se hizo Justicia", contó.

Daniel Oyarzún piensa en recuperar su carnicería
Daniel Oyarzún piensa en recuperar su carnicería Fuente: LA NACION - Crédito: Ricardo Pristupluk

Oyarzún se abraza fuerte con un compañero de trabajo con el cual hace chistes todos los días. Está feliz. Camina por el frigorífico y muestra cada recoveco exaltado, como si hubiera vuelto a nacer. Sus compañeros lo observan. "Ayer estaba saliendo para el tribunal y se me fundió el auto", le cuenta Marcelo, un compañero, a Oyarzún. Bromean. " Vimos el resultado por la tele. Yo tuve el honor de compartir con él acá el trabajo en el frigorífico y sé la clase de persona que es. Conversamos mucho, porque él sabe mucho del oficio y uno intercambia acá adentro conocimientos del oficio. Ayer, antes del veredicto, hablaba con mi señora y le dije que saldría todo bien porque sé la clase de persona que es. Y así fue", explicó Marcelo.

"A partir de ahora lo que tengo que hacer es trabajar y criar a mi hija (de 15 años).Tiene que terminar los estudios. Otro de mis objetivos es recuperar mi carnicería. No va a hacer rápido, seguro. Ahora tengo que trabajar para ir arreglando todos los problemitas que tenía", dijo el carnicero. Oyarzún toma aire y recordó los dos años que vivió desde que el 13 de septiembre del 2016 murió González. "Fueron dos años muy difíciles los que uno vivió. Creo que no vale la pena tratar de recordarlos. Está claro que no se va a borrar nada de lo que me pasó. Lo único que yo ahora pretendo es trabajar y criar a mi hija", relató.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.