Vegetariano desde la cuna: el inusual caso de un tenista colombiano rival de la Argentina en la Copa Davis

Daniel Galán, el tenista colombiano dueño de una historia particular
Daniel Galán, el tenista colombiano dueño de una historia particular Crédito: Sergio LLamera
Sebastián Torok
(0)
14 de septiembre de 2018  • 17:37

SAN JUAN.- Daniel Elahi Galán es el mejor rankeado que presentó Colombia en los play-off del Grupo Mundial de la Copa Davis ante la Argentina. Nacido en Bucaramanga hace 22 años, aparece en el escalón número 209 del ranking , aunque su mejor posición fue 166° hace dos meses. Diestro, de 1,91m y revés de dos manos, Galán está creciendo poco a poco en su carrera profesional, compitiendo mayormente en el Challenger Tour y jugando las clasificaciones de los ATP. Sin embargo, su caso es muy particular e inusual en el circuito, ya que es vegetariano de nacimiento. Nunca probó ningún tipo de carne. Así lo criaron sus padres. Así se desempeña en el circuito. Y no tiene deseos de cambiar.

Santos Galán, padre de Daniel -que este viernes perdió en cinco sets en su presentación ante Guido Pella-, se hizo vegetariano cuando estaba en la universidad. Doris Riveros, la madre del tenista colombiano, dejó la carne siendo adulta, impulsada por algunos problemas de salud. Después de casarse, decidieron criar con esos hábitos a sus cuatro hijos. "Nací en una ciudad y en un país cien por ciento carnívoro. Pero me criaron de esa manera y es parte de mí. Soy vegetariano, consumo lácteos, pero no como huevo, pescado, pollo ni carnes", le cuenta Galán a LA NACION. Frutas, yogurt, cereales, pastas, milanesas de soja y leguminosas son parte de la dieta diaria de Galán, criado en Bogotá.

Galán, en su partido ante Pella de este viernes
Galán, en su partido ante Pella de este viernes Crédito: Sergio LLamera

"Hay muchos mitos alrededor de los vegetarianos y el deporte de alta competencia. Pero yo siempre me sentí muy bien", apunta Galán. "Durante todo este tiempo su rendimiento no se ha deteriorado por su base nutricional. Come bien, en todos lados encuentra alimentos para vegetarianos y en el tour siempre hay cuidado y precaución, y les tienen sus dietas balanceadas. Su metabolismo desde que nació es adaptado a lo que él consume", aporta Diego Carvajal, responsable médico del equipo cafetero de Copa Davis desde hace quince años.

Galán menciona al mexicano Miguel Ángel Reyes-Varela (31 años, actual 57° de dobles) como el único vegetariano que conoce en el ATP Tour. "Cuando me junto a comer con amigos me hacen algunas bromas, me incitan a que coma carne y más ahora estando en la Argentina, que son especialistas en el asado. Pero todos me entienden. No me tiento porque nunca he probado la carne. No me genera ganas, es la verdad", explica el tenista. "Daniel nunca ha probado una proteína animal. Y ya hay suplementos de proteínas vegetales para balancear la dieta, incluso si él metabólicamente nunca ha usado proteínas animales no sabe procesarlas ni ingerirlas, no tiene necesidad de hacerlo", dice el médico del equipo.

Galán suda menos que la media de los tenistas. Y, según Carvajal, es por su condición de vegetariano. "Uno pensaría que la recuperación posterior a los partidos es más lenta en una persona que no consume proteínas animales -asegura Carvajal, especialista en lesiones deportivas-. Pero haciéndole el seguimiento específico no ha habido problemas y su constitución lo ayuda, porque es un tipo que no es rígido, es estilizado, es largo, no hemos encontrado lesiones ni mucha fatiga. Maneja una buena elasticidad, en Colombia estamos en un plan de fortalecimiento con él y de balance a nivel muscular. Tiene fuerza, tiene potencia, pero no es una persona musculosa. Pero es algo que viene de familia. Juega muy bien, pega muy duro". "La verdad que no se si tiene que ver con mi alimentación, pero sudo muy poco, es verdad", acota Galán. Y sonríe: "Parecerá raro conociendo las tradiciones, pero me iré de la Argentina sin probar ni un bocado de asado".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.