Premier League: goleó Manchester City y Chelsea y Liverpool siguen como punteros

David Silva, autor de un gol, celebra con Agüero y Bernardo Silva
David Silva, autor de un gol, celebra con Agüero y Bernardo Silva Fuente: AP
(0)
15 de septiembre de 2018  • 10:56

Manchester City logró una goleada ante Fulham, y Chelsea y Liverpool continúan como líderes de la Premier League. Los "Reds" jugaron en Wembley contra Tottenham, dirigido por Mauricio Pochetino,y consiguieron un importante triunfo por 2 a 1. Mientras que el equipo de Londres se enfrentó a Cardiff City y le ganó 4-1con un triplete de Hazard y comparte con Liverpool el liderazgo del certamen, con 15 unidades.

Por su parte, Manchester City venció 3-0 a Fulham con Sergio Agüero y Nicolás Otamendi como titulares, por la quinta fecha de la Premier League y logró su cuarto triunfo en el certamen. Leroy Sane, David Silva y Raheem Sterling anotaron los goles del equipo de Pep Guardiola.

Liverpool, la nota del día

Klopp y una sonrisa ancha: Liverpool lleva cinco victorias en cinco partidos en la Premier League.
Klopp y una sonrisa ancha: Liverpool lleva cinco victorias en cinco partidos en la Premier League. Fuente: Reuters

En busca de su primer título de la Liga Premier desde 1990, Liverpool hilvanó el sábado su quinta victoria en el inicio de la liga mediante los goles de Georginio Wijnaldum y Roberto Firmino para ganar 2-1 en su visita a Tottenham.

Tottenham es el damnificado del buen Mundial de Inglaterra, en el que el equipo encabezado por Kane alcanzó el último fin de semana y quedó cuarto. Kane fue el máximo goleador en Rusia, autor de seis goles que fueron anotados en los primeros tres partidos. El delantero facturó dos goles en agosto para Tottenham, pero no ha remecido las redes en los últimos dos partidos del club del norte de Londres y tampoco se hizo sentir en la derrota que Inglaterra sufrió el sábado pasado ante España.

Segundo máximo anotador de la Premier, por detrás de Salah, la pasada temporada, Kane luce aletargado y necesitado de tomar un descanso.

En el estadio Wembley, Tottenham solo pudo ensayar tres remates a puerta ante los 10 de Liverpool, incluyendo el remate del argentino Erik Lamela en los descuentos que le dio un hilo de esperanza a los Spurs de poder rescatar el empate. No hubiera sido merecido.

El equipo del técnico Mauricio Pochettino evidencia falta de recursos en su banco, en particular un delantero que pueda suplir a Kane, tras ser el único club de la Premier que no se reforzó durante el verano. Su portero Hugo Lloris, quien ganó el Mundial con Francia, no jugó por una lesión y el holandés Michel Vorm fue el titular en el arco.

Vorm cargó con la culpa en el primer gol al despejar mal un tiro de esquina. Manoteó el balón hacia su compañero Eric Dier, cuyo débil cabezazo dejó el balón flotando para el frentazo a gol del holandés Wijnaldum a los 39 minutos.

"Si jugamos (contra el Liverpool) de la misma forma (que contra el Watford), agarraría mi teléfono para decir: 'Houston, tenemos un problema'", lanzó el viernes Pochettino. Ni siquiera el gol de Lamela cuando no quedaba tiempo para la reacción debería impedir a Pochettino ir llamando a 'Houston'.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?