Suscriptor digital

Intentaron matar al hijastro del Pata Medina

Relacionan el ataque a tiros con la interna de la Uocra
(0)
15 de septiembre de 2018  

El hijastro de Juan Pablo "Pata" Medina , el exlíder de la seccional La Plata del gremio de la Uocra , fue atacado ayer a tiros mientras jugaba al fútbol en Ensenada con personas vinculadas al sindicato, según informaron a LA NACION fuentes policiales.

El ataque a Agustín Medina, el hijastro del sindicalista preso, se enmarca como parte de la pelea interna por el control de los negocios vinculados al gremio que aún seguirían en pie. Agustín Medina está enfrentado con los hijos naturales del sindicalista. Sobre todo con Cristian "Puli" Medina, que también está preso.

La pelea entre los familiares se agudizó cuando Pata Medina cayó preso y bendijo a su actual mujer, Fabiola García, como la heredera. Agustín, que es hijo de Fabiola, está en la mira por los hijos naturales del sindicalistas, quienes lo acusan de traición y de apoderarse de la seccional platense.

Desde la sede de la Uocra nacional desligaron el violento episodio a una interna sindical. La seccional de La Plata está intervenida por Carlos Vergara, que asumió cuando Medina cayó en prisión acusado de encabezar una presunta asociación ilícita, entre otras causas.

Pata Medina fue detenido el 26 de septiembre del año pasado después de haberse amotinado durante varias horas en la sede del gremio. Finalmente se entregó en su casa, donde cayó rodeado de millones de pesos y fumando narguile. También fue apresado su entorno familiar.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?