Suscriptor digital

Haddad, el delfín de Lula, avanza en las encuestas y se acerca al ultraderechista Bolsonaro

La última encuesta de Datafolha lo ubica con el 13% de apoyos; el diputado, convaleciente, sigue al frente con el 26%
La última encuesta de Datafolha lo ubica con el 13% de apoyos; el diputado, convaleciente, sigue al frente con el 26% Fuente: AP
Alberto Armendáriz
(0)
15 de septiembre de 2018  

RÍO DE JANEIRO.- Los esfuerzos del izquierdista Partido de los Trabajadores (PT) por asimilar la imagen del popular expresidente Luiz Inacio Lula da Silva -encarcelado por corrupción- a la de su reemplazante como candidato para las elecciones del 7 de octubre, Fernando Haddad, parecen haber surtido efecto. Una encuesta de Datafolha divulgada anoche apuntó un significativo crecimiento en el apoyo al exalcalde de San Pablo, que se acerca cada vez más al favorito, el diputado ultraderechista Jair Bolsonaro , convaleciente desde el atentado que sufrió la semana pasada y con su equipo desconcertado por la imposibilidad de hacer campaña con él.

Según el nuevo sondeo, Bolsonaro, del Partido Social Liberal (PSL), mantiene la ventaja, con un 26% de las preferencias. En tanto, Haddad, designado sustituto de Lula, subió de 9% a 13% en las intenciones de voto y ahora empata con el exgobernador de Ceará Ciro Gomes, del Partido Democrático Laborista (PDT). Por su parte, el exgobernador de San Pablo Geraldo Alckmin, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), perdió un punto de apoyo, de 10% para 9%, mientras que la ecologista Marina Silva, de la Red Sustentabilidad (Red), cayó del 11% para el 8%.

La tendencia hacia una mayor polarización derecha-izquierda era seguida con gran atención y preocupación por la campaña de Bolsonaro. La nueva cirugía de emergencia a la que fue sometido el diputado el miércoles por la noche, lo mantendrá alejado de las calles por al menos un mes. Frente a este inoportuno impedimento, su familia y los líderes del PSL debaten cómo seguir adelante.

"Aún no hay previsión sobre cuándo se le dará de alta de la unidad de terapia intensiva", resaltó ayer en un parte médico el Hospital Albert Einstein, en San Pablo, donde Bolsonaro está internado y fue operado esta semana para tratar una obstrucción en el intestino delgado, dañado por la cuchillada que recibió el 6 de septiembre en Juiz de Fora, estado de Minas Gerais.

El aspirante al Palacio del Planalto se encuentra en condiciones clínicas estables, sin fiebre y sin complicaciones posoperatorias y comenzó ejercicios de fisioterapia, pero continúa alimentándose por vía endovenosa y con analgésicos para mitigar los dolores. El plazo original para que saliera de la clínica era de una semana, ahora no hay seguridad; solo suspenso. Mientras tanto, su campaña está prácticamente paralizada.

"El problema que sufrió es común luego de cirugías intestinales. Ahora lo importante es controlar que no haya infecciones en un período de hasta cinco días. Superado ese tiempo, las chances de recuperación son muy favorables, pero tendrá que hacer reposo, seguir una dieta especial e ir fortaleciéndose poco a poco. Recién sería recomendable que retome la campaña en un mes", apuntó a LA NACION Marcos Belotto, gastrocirujano del Hospital Sirio-Libanés.

En un principio, los familiares de Bolsonaro habían pensado mantener la presencia virtual del candidato a través de videos y audios en las redes sociales, plataforma que impulsó la popularidad del diputado en ciertos sectores. Pero los médicos aconsejaron no hacerlo.

"Él no consigue hablar bien, entonces no puede ir a internet para hacer transmisiones en vivo", señaló el mayor de sus cinco hijos, Flavio, diputado estatal en Río de Janeiro. "Todo indica que en la primera vuelta no va a tener condiciones para ir a la calle. Es prácticamente imposible. No puede ir con la barriga abierta", se lamentó con la esperanza de que su padre participe de eventos de cara a un eventual ballottage, el 28 de octubre.

Otro obstáculo será la bolsa colectora que se le colocó en la primera operación para derivar la materia fecal. Deberá cargarla por lo menos un mes después de recibir el alta, y luego someterse a una nueva cirugía de restablecimiento.

Ante este panorama poco alentador, líderes del PSL comenzaron los trámites para reemplazar a Bolsonaro por su candidato a vice, el general de reserva Hamilton Mourão, en los tres debates televisivos que restan (26 de este mes en la cadena SBT; el 30, en el canal Record; y el 4 de octubre en Globo). La movida fue muy mal vista por los hijos del diputado y su actual esposa, Michelle, que creen que sería mejor dejar un atril vacío para reforzar la victimización de Bolsonaro.

No fue el primer choque entre la familia y la dirigencia del PSL. El domingo, sin coordinarlo con el partido, los hijos de Bolsonaro convocaron vía Twitter y Facebook a manifestaciones de solidaridad con el candidato, pero la respuesta fue muy decepcionante.

"No tenemos la capacidad de llevar a millares de personas a las calles, como es una característica y una fuerza de Bolsonaro", reconoció el diputado Major Olímpio, uno de los principales aliados del candidato en el PSL.

Los continuos y crecientes roces generaron gran desorientación en la campaña y comenzó a hablarse de un cisma interno. Para aplacar los rumores negativos, ayer, desde la cuenta de Bolsonaro en Twitter se publicó un mensaje a la militancia: "Mucho se ha hablado en la tentativa por dividirnos y consecuentemente debilitarnos. ¡No caigan en esa! Desde el inicio sabíamos que la caminata no sería fácil, por eso formamos un equipo sólido y preparado para la misión de cambiar a Brasil. ¡No a la división!".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?