Cuadernos de las coimas: Los empresarios apuestan a despegarse de Cristina

Se ilusionan con que el juez no los procese por ser miembros de una asociación ilícita
Se ilusionan con que el juez no los procese por ser miembros de una asociación ilícita Fuente: Archivo - Crédito: Hernán Zenteno / LA NACION
Iván Ruiz
(0)
15 de septiembre de 2018  

Despegarse de Cristina Kirchner cuanto antes y evitar formar parte de un megajuicio con la expresidenta como la máxima responsable de una asociación ilícita . Ese es el objetivo de los empresarios, que esperan con tanta ansiedad como incertidumbre el dictamen del juez federal Claudio Bonadio por los cuadernos de las coimas , la primera causa que los movilizó como nunca antes había ocurrido hasta Comodoro Py.

¿Serán procesados? ¿Por qué delito? ¿Cómo será valorada por el juez la información aportada? Son solo algunas de las consultas que repiten, una y otra vez, ante sus abogados y personas de confianza, según pudo reconstruir LA NACION. Hasta los más optimistas coinciden en que serán procesados por el magistrado, pero algunos tienen esperanzas de que el juez no los incluya dentro de la asociación ilícita encabezada por Cristina Kirchner y el exministro Julio De Vido .

"Una cosa es la gente que pedía plata y otra, la que ponía plata", se quejaron desde el entorno de uno de los empresarios más importantes del país.

Las esperanzas de que Bonadio haga distinciones entre los distintos imputados eran escasas, pero la información que se va filtrando en Comodoro Py les da algún margen para la ilusión, ya que Bonadio avanzaría con la idea de procesarlos como partícipes necesarios de un cohecho, lo que los llevaría a tener una condena menor.

Algunos empresarios se ilusionan con que la demora de estas últimas semanas para cerrar los procesamientos esté vinculada, justamente, con una distinción que tome en cuenta caso por caso la situación de cada uno.

"No es lo mismo un empresario que articuló un sistema de sobornos, otro que se hizo rico de la noche a la mañana, que una persona que hace negocios desde hace décadas y que ahora lo obligaron a pagar para poder hacer negocios", razonaron cerca de un miembro del establishment.

En el primer caso está, por ejemplo, Carlos Wagner, extitular de la Cámara Argentina de la Construcción. El empresario confesó ante el fiscal Carlos Stornelli que era el articulador de un sistema de carterización de la obra pública durante el kirchnerismo, que incluía el reparto de contratos con el correspondiente pago de sobornos para los funcionarios. Y nombró a una serie de empresas que formaban parte de esa metodología.

La lista de empresarios arrepentidos suma 18, entre ellos, Ángelo Calcaterra (Iecsa), Aldo Roggio (Roggio SA), Enrique Pescarmona (Impsa), Héctor Zabaleta (Techint), Juan Carlos de Goycoechea (Isolux), Juan Chediack (Chediack) y Gabriel Romero (Hidrovía SA), entre otros.

Todos gozaron del beneficio de permanecer en libertad hasta tener sentencia. Otros, en cambio, que se negaron a colaborar permanecen detenidos, como Gerardo Ferreyra, extitular de Electroingeniería, quien en todo momento rechazó el proceso judicial por parcial.

Ante el desconcierto que produce la falta de información durante los últimos días, la ilusión de que se les impute un delito menor, como podría ser el cohecho, oscila. "Es todo muy raro. ¿Cómo se te ocurre que vamos a integrar todos una asociación ilícita, pero dentro de esa organización los funcionarios le van a robar a otros?", argumentaron cerca de otro de los indagados. Pero las pruebas reunidas en el expediente dan cuenta de que casi todas las grandes compañías involucradas fueron beneficiarias de distintos contratos del Estado.

"Estos empresarios sostuvieron la causa cuando desaparecieron los cuadernos y le dieron pruebas claves al juez para que pueda avanzar contra los funcionarios", insistieron.

Y aunque esté alejado de lo que dice la normativa, son varios los defensores que hacen público su optimismo por los beneficios que puedan ganar por haber aportado información a la causa en un momento sensible.

La ley contempla que los arrepentidos pueden ser beneficiados con una reducción de su pena recién en la instancia del juicio oral, si es que los datos aportados son considerados importantes para la investigación.

"¿Y ahora qué vamos a hacer todo el fin de semana?", se sinceró otro empresario ante sus íntimos cuando se enteró de que finalmente el juez Bonadio publicaría los procesamientos recién el lunes. Como el resto de los empresarios involucrados, también cuenta las horas.

Por: Iván Ruiz

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.