Suscriptor digital

"Nunca hubo una inundación tan grande"

Se produjeron lluvias de "proporciones bíblicas" en Carolina del Norte
(0)
15 de septiembre de 2018  

WASHINGTON.- El servicio meteorológico había anunciado para ayer lluvias de "proporciones bíblicas" sobre la costa este norteamericana, y la población costera de New Bern, en Carolina del Norte, experimentó en carne propia las dimensiones del fenómeno.

"Nunca había visto en mi vida una inundación así. Y hace 53 años que vivo aquí", dijo Gray Swindell, un residente de esa localidad ubicada junto a la desembocadura de los ríos Trent y Neuse.

New Bern es la ciudad más grande en el condado de Craven, que tiene una población de 105.000 personas. Algunas llamadas de rescate también provenían de las áreas periféricas del condado, dijo Amber Parker, una vocera.

Incluso muchas personas que en un principio se resistieron a ser evacuadas por temor a eventuales saqueos de sus viviendas tuvieron que volver a comunicarse con los servicios de emergencia para pedir ayuda por el aumento del nivel del agua y la interrupción del servicio eléctrico.

"Cuando comenzó a deteriorarse el clima, mucha gente volvió a llamarnos y nos dijo: '¡El agua está entrando por la puerta de mi casa! Por favor, vengan a buscarme!'", dijo Colleen Roberts, una vocera de la alcaldía.

La ciudad fue una de las primeras en ser azotada en Estados Unidos por fuertes vientos y lluvias torrenciales, que comenzaron el jueves por la tarde.

Essence Keys, de 25 años, que vive en New Bern desde hace varios años, logró poner a salvo a sus dos hijos pequeños en la casa de su abuela el miércoles, pero decidió quedarse en la casa.

El jueves por la tarde, cuando miró por la ventana, el agua ya estaba en el frente de su casa y al salir le llegó a los tobillos. Apenas pudo sacar del barro una moto de su hijo de 7 años, pero no tuvo tiempo para nada más; un amigo había venido a buscarla y rescatarla.

"Cuando salí por la puerta de atrás, el agua ya comenzaba a entrar por la puerta de adelante", dijo. Sin embargo, tuvo que dejar su casa inundada y salir hacia el refugio.

Sus vecinos del barrio, que tienen viviendas en pisos superiores, relataron que el nivel del agua llegaba ya hasta el cuarto o quinto escalón de la planta baja.

"No me quedó más que la ropa que tenía puesta el jueves", se lamentó Essence Keys.

Negativa a evacuar

El alcalde y varios funcionarios de New Bern habían recorrido los barrios bajos de la ciudad para pedir a la población que abandonara sus casas y fuera a los refugios en las zonas altas. Y aunque la mayoría obedeció la convocatoria, la alcaldía estimó que un 30% de los vecinos prefirieron quedarse, intimidados por algunas versiones sobre saqueos de viviendas abandonadas.

"Mucha gente nos decía que su casa era toda su vida y que no estaba dispuesta a perderla", dijo la concejal Jameesha Harris. "Pero al día siguiente, los familiares de esas mismas personas nos llamaban para que fuéramos a rescatarlos porque estaban refugiados en los techos de sus hogares", dijo Harris.

El área inundada es muy dispersa, no está concentrada en las zonas bajas, agregó la concejal. "Todo el centro está literalmente bajo el agua", precisó.

Agencias AP y AFP

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?