Funcionarios y juristas ratifican su apoyo a los juicios por jurados

Pese a la polémica que rodeó al veredicto de "no culpable" en favor de Daniel Oyarzún, las autoridades y los especialistas en derecho consideran positiva la participación ciudadana en la definición de sentencias
Pese a la polémica que rodeó al veredicto de "no culpable" en favor de Daniel Oyarzún, las autoridades y los especialistas en derecho consideran positiva la participación ciudadana en la definición de sentencias Fuente: LA NACION
(0)
15 de septiembre de 2018  

Amas de casas, comerciantes y profesionales siguieron con atención cada testimonio, observaron peritajes y escucharon alegatos para tomar su decisión de "no culpable". Claro que ese convencimiento compartido entre vecinos no fue una epifanía alcanzada tras seguir por la televisión un caso mediático, sino la real resolución de un juicio por homicidio. Doce voces sin formación en derecho tuvieron la carga pública de decidir la suerte del carnicero Daniel Oyarzún, acusado por la muerte de un ladrón. Como en otros debates en los que algún tribunal dicta sentencia, la absolución de Oyarzún también estableció una polémica social alrededor del sistema de juicio por jurados populares. Sin embargo, funcionarios políticos y judiciales expresaron su confianza en el esquema empleado en Buenos Aires, Córdoba y Neuquén.

"Estamos a favor del juicio por jurados. Siempre va a haber fallos que agraden y otros que nos agraden menos. Sabemos que es un proceso que va a llevar tiempo. Es una construcción colectiva de toda la sociedad", aseguró el ministro de Justicia, Germán Garavano . El funcionario buscó que su posición sobre el sistema de jurados no sea entendida como un respaldo al fallo conocido anteayer en Campana: "Fue una conducta cuestionable. Por algo el caso llegó a una instancia de juicio oral".

Más directo fue el respaldo que la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich , dio casi de inmediato al veredicto. "Daniel Oyarzún, el carnicero de Zárate, está en libertad tras un histórico juicio popular. Su absolución es un verdadero acto de justicia. Los 12 miembros decidieron dejarlo libre por unanimidad, tras considerar que era un trabajador que solo se había defendido de la delincuencia", aseguró la funcionaria nacional en su cuenta de Twitter.

Por el mismo medio llegó un respaldo al sistema de jurados desde otro sector del arco político. "Estoy muy orgulloso de haber puesto en práctica los juicios por jurados durante mi gestión en la provincia de Buenos Aires. Son una manera real y efectiva de democratizar el sistema judicial", expuso el exgobernador bonaerense Daniel Scioli.

Respaldos técnicos y morales

El camarista federal Mariano Borinsky también destacó las oportunidades que entrega el sistema aplicado al caso del carnicero: "El juicio por jurados es muy valioso. Y si se acepta ser juzgado por pares, se debe aceptar el veredicto aunque no se esté de acuerdo. El instituto proviene del derecho anglosajón y tiene como fundamento el derecho del imputado a ser juzgado por sus pares o vecinos".

Y agregó: "El jurado sostuvo la inocencia de Oyarzún y lo declaró 'no culpable', considerando que se trató del ejercicio del derecho a la legítima defensa, que se conjuga con la presunción de inocencia. En el nuevo Código Penal, en el que trabajó bajo mi presidencia la Comisión de Reforma del Código Penal durante más de un año, se mantiene el instituto de la legítima defensa, respetándose los mismos requisitos para que proceda". Ese proyecto de reforma del Código Penal sería presentado por el presidente Mauricio Macri en la primera semana de noviembre.

Por su parte, Matías Deane, juez de un tribunal oral e integrante de la Asociación Argentina de Juicio por Jurados, sostuvo a la LN+: "La ventaja que tiene un juicio por jurados es que reúne por única vez a 12 personas de diferentes extracciones, diferentes opiniones y experiencias de vida. Eso hace que la decisión sea fruto de una discusión muy rica. Una de las posibilidades es que el jurado se haya sentido identificado con la persona acusada [por Oyarzún]".

En Córdoba existe coincidencia en encontrar aspectos positivos al sistema de juicio por jurados. Carlos Hairabedian, uno de los penalistas con más trayectoria y reconocimiento en esa provincia, aseguró: "Las votaciones ofrecen muchas variantes y sorpresas. Los jurados populares tienen la triple influencia, la de los medios, la de su familia y la de sus relaciones. Pero se les pide que busquen sobreponerse a sus prejuicios y a sus experiencias. Distinguir entre el bien del mal es patrimonio de todos. Por eso considero oportuno que existan, que los ciudadanos puedan participar. Son, después, los técnicos quienes fundamentan las posiciones. En el sistema americano no hace falta nada, pero en el nuestro la sentencia debe tener bases jurídicas tanto para la decisión de la mayoría como de la minoría".

En Córdoba se aplica el sistema desde 2005, pero se llegó a un esquema mixto de jueces profesionales y ciudadanos incorporados al tribunal, a diferencia del empleo de un jurado de 12 "civiles" como se utiliza en Buenos Aires y Neuquén.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.