Suscriptor digital

El dólar se sostuvo arriba de $40 y hay diferencias con el Fondo sobre cómo frenarlo

La disputa que la conducción del BCRA mantiene con la misión del organismo quedó en evidencia por los cambios en el modo de intervención en la plaza cambiaria,Cotización de hoy para la venta
La disputa que la conducción del BCRA mantiene con la misión del organismo quedó en evidencia por los cambios en el modo de intervención en la plaza cambiaria,Cotización de hoy para la venta
Javier Blanco
(0)
15 de septiembre de 2018  

El Banco Central (BCRA) debió apelar otra vez ayer a un arsenal de anuncios e intervenciones para fijarle límites a la nueva escalada que ensayó el dólar durante toda la semana en una jornada en la que quedó a la vista, además, la disputa que mantiene con el FMI sobre las estrategias para tratar de terminar con la corrida cambiaria.

La entidad volcó al mercado US$281 millones de sus reservas con este objetivo, cifra que representa el 43% del volumen de US$649,5 millones operado en el mercado (monto 47% mayor al de la rueda previa), mezclando ventas directas con una subasta, un mix al que había dejado de recurrir desde mitad de la semana anterior cuando decidió sorpresivamente volver a dar señales de precio.

Por este esfuerzo, las reservas cayeron en US$529 millones y quedaron a un paso de perforar el nivel de US$50.000 millones (cerraron en US$50.003 millones) volviendo a niveles previos a que llegaran al país los US$15.000 millones que envió el FMI al Gobierno hace más de dos meses.

Aun así, eso no le bastó para impedir que el billete cierre marcando un nuevo máximo histórico de $40,51 para la venta minorista, 29 centavos (o 0,7% por encima del cierre previo) o $2,70 (+7,15%) arriba del nivel de clausura del pasado viernes, dato particularmente incómodo cuando se prepara para encarar la segunda etapa del programa de desarme de la deuda que asumió en Lebac.

Además, y precisamente para evitar el temor que genera la inyección de pesos que esa operación implica, la entidad adelantó los detalles de la nueva subasta y anunció incluso un nuevo aumento a los encajes bancarios para los depósitos en pesos, medida con la que busca neutralizar ese impacto.

Cómo afecta la suba del dólar a tus finanzas personales

01:21
Video

La jornada cambiaria se advertía complicada por la incertidumbre que habían regenerado en el mercado las marchas y contramarchas que el BCRA había mostrado en la semana en su modo de actuación sobre un mercado que se mantiene muy sensibilizado. Esto había derivado en un salto del 3,3% del dólar anteayer que, como la experiencia demuestra, termina convirtiéndose en un llamado a que más ahorristas y empresas busquen comprarlo.

Conociendo esta reacción, el BCRA salió tempranamente a tratar de frenar la carrera alcista que insinuó afirmar el billete al abrir a $39,90 para la venta mayorista (35 centavos por encima del cierre previo).

Lo hizo cargando en el sistema una serie de órdenes de venta a precios algo inferiores ("estuvo vendiendo a $39,81", apuntó Gustavo Quintana, de PR Cambios), lo que llevó al billete a replegarse hasta los $39,77 a una hora para cerrar la rueda. A partir de entonces, dejó de ofrecer divisas con precio y pasó a anunciar que subastaría al mercado hasta US$200 millones antes de finalizar la rueda, volviendo al tipo de intervención "pasiva" que impone el acuerdo con el FMI. De ese total solo colocó US$75 millones a un promedio de $39.8463, que marcó el final de la rueda e impulsó al billete al cierre a $39,87 en ese segmento.

El cambio en el modo de operación sobre que ensayó en el día dejó a la vista que la discusión que el BCRA libra con la misión del FMI, encabezada por el italiano Roberto Cardarelli, sobre las estrategias más eficaces para tratar de terminar con la corrida que transformó al peso por lejos en la moneda más devaluada del mundo este año, no ha sido aún saldada.

El acuerdo firmado en junio con el organismo fija límites concretos a las intervenciones sobre el mercado (al establecer un monto de reservas netas que no puede ser vulnerado) y a la vez impide las ventas directas marcando precio, bajo el concepto de que este lo debe fijar el mercado libremente.

Pero la gestión actual del BCRA, que heredó ese corset de su antecesor, sostiene que el tipo de cambio llegó ya a un nivel "muy competitivo" al que solo una férrea acción oficial podrá estabilizarlo, dado que si no se logra ese objetivo, la economía toda entrará en una dinámica dólar/precios que transformará en fútiles todos los esfuerzos por tratar de domar la inflación y emerger de la actual crisis.

"Son días difíciles en los que no sabemos si el Gobierno quiere intervenir o no. Suponiendo que quiere, no sabemos si el FMI lo permite", juzgó el economista y exgerente del BCRA Julio Piekarz, apuntando a que no hay muchos motivos para esperar que el mercado se estabilice.

"El desorden cambiario se trasladó rápidamente al resto de las variables económicas. La actividad atraviesa una recesión (5% de caída en 3 meses), la inflación volverá a sobrepasar el 40% y las tasas se mantendrán en un nivel muy elevado", resumió en un informe la consultora LCG, fundada por el exministro de Economía Martín Lousteau , para advertir sobre la imperiosa necesidad de calmar al mercado cambiario local.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?