Suscriptor digital

Copa Davis: el grupo de "los 40 del Whatsapp" que sigue a la Argentina por el mundo le baja el pulgar al cambio de formato

El grupo de hinchas argentinos que suele viajar siguiendo al equipo de la Copa Davis por todo el mundo, presentes esta vez en San Juan
El grupo de hinchas argentinos que suele viajar siguiendo al equipo de la Copa Davis por todo el mundo, presentes esta vez en San Juan
Sebastián Torok
(0)
15 de septiembre de 2018  • 23:59

SAN JUAN.- El cambio de formato de la Copa Davis , aprobado en agosto último en el congreso de la Federación Internacional de Tenis realizado en Orlando, generó opiniones encontradas. Jugadores, dirigentes de federaciones, empresarios, organizadores de torneos expresaron sus opiniones. También el público que habitualmente concurre a la competencia tiene su punto de vista sobre una situación que genera expectativas, pero que también posee una porción importante de desconfianza. La Argentina posee una hinchada ya constituida por aproximadamente 40 personas (familias que se conocieron hace más de una década en las butacas de los estadios argentinos y del exterior), que viaja por el mundo acompañando al equipo. Hinchas que en el año están conectados por un grupo de WhatsApp y que combinan sus vacaciones con el tenis. Y, con miras a lo que sucederá con la Davis desde 2019, hay un estado de ánimo que los une: incertidumbre.

Los integrantes de este grupo de apasionados por el tenis se pagan sus propias entradas y no tienen empresas que los auspician ni jugadores o dirigentes que les regalan las localidades. No lucran con la pasión. Ellos entienden que la nueva Copa Davis aumentará el costo de sus viajes. "La etapa final de la Davis pasará a ser un evento para 20.000 personas o más, cuando ahora una final de Davis es para menos gente. Teniendo en cuenta que la final reunirá a muchos países en una sola ciudad en una semana, habrá mucha más demanda hotelera donde se juegue, habrá mayor cantidad de vuelos ocupados. La Argentina está geográficamente lejos de las ciudades donde se hará la Davis, ese es un problema de siempre. Pero la logística será mucho más complicada. Nosotros, por ejemplo, tenemos la costumbre de ubicarnos detrás del banco argentino y ante las nuevas condiciones no sabemos dónde nos ubicarían", opina Rosi Ofmann, de Belgrano.

"Tengo mucha incertidumbre. Las entradas tendrán un costo más elevado porque la final se tratará de un evento muy grande. Tenemos la esperanza de ser locales, al menos una vez, en la primera ronda que se juega con el formato tradicional en febrero. Deportivamente creo que será un avance, porque si juegan los mejores de cada país tendrá un gran atractivo. Y también esperamos que sea bueno para las asociaciones que recibirán mayor premio económico, como prometieron", aportó Fabián López, de Vicente López.

Jorge Fernández, de Bariloche, otro integrante del grupo que ya se convirtió en una familia -con diferencias, claro- y que siempre está pendiente de lo que sucede con el equipo nacional de la Copa Davis (el nombre del grupo de WhatsApp fue fluctuando dependiendo el momento), piensa que el nuevo formato le quitará "mística" a la competencia. "El folclore de los partidos de local y visitante ya no estará. Tenemos que ver cómo será el proceso, cómo caminará el nuevo formato. No estoy convencido, la verdad. Me hubiera gustado que siguiera como siempre. Pero veremos en un año qué conclusiones sacamos", expresó Fernández.

El grupo de hinchas argentinos que suele viajar siguiendo al equipo de la Copa Davis por todo el mundo, presentes esta vez en San Juan
El grupo de hinchas argentinos que suele viajar siguiendo al equipo de la Copa Davis por todo el mundo, presentes esta vez en San Juan Crédito: Sergio Llamera/Prensa AAT

Roberto Vojvoditch, de Bernal, sentenció: "El cambio de formato me genera bronca. No me gusta. Además, a los países más pobres, los que nunca podrán ser sede de la gran final de Copa Davis, les quita la posibilidad de recibir a muchos buenos jugadores, como en su momento la Argentina ha tenido la visita de Agassi". Rosi Ofmann añadió: "A mí me dio mucha tristeza cuando se aprobó el cambio. El formato histórico es muy democrático. Ahora el evento pasará a ser otra cosa e irá mucha gente que no es de tenis, que será atraída por el evento en sí, como es un Mundial de fútbol".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?