Suscriptor digital

Los hinchas del Atlético silban un cambio de Simeone en el peor comienzo en la Liga de España

Diego Simeone.
Diego Simeone. Fuente: Reuters - Crédito: Sergio Perez
Claudio Mauri
(0)
15 de septiembre de 2018  • 18:14

Es el peor comienzo del Atlético de Madrid en la Liga de España en las siete temporadas que lleva Diego Simeone . Cinco puntos en cuatro fechas, a siete del líder Barcelona, con más goles recibidos (5) que marcados (4). Contra el modesto Eibar, en el Wanda Metropolitano, estuvo a un par de minutos de perder 1-0. Lo salvó el juvenil debutante Borja Garcés (19 años), que había ingresado a 20 minutos del final y marcó el empate.

Justamente, la entrada de Garcés, por el volante central Rodri, disparó una situación infrecuente: los hinchas del Atlético silbaron el cambio, lo que indirectamente significaba un reproche para Simeone, receptor desde hace tiempo de continuas muestras de veneración.

El Cholo se refirió al malestar del público, que al final terminó festejando el agónico gol de quien había sido cuestionado: "Está muy bien, la gente ve que un futbolista está jugando bien (por Rodri) y quiere que siga jugando, pero el entrenador que está trabajando todos los días con ellos puede poner al chico que tiene olfato de gol. Entra el chico y mete el gol."

A todos los que nos tiran mala energía, le devolveremos amor
Diego Simeone

El Atlético no está todo lo asentado que es costumbre. El gol de Garcés fue una solución de apuro, mientras el refuerzo más caro de la historia del club, el francés Lemar (70 millones de euros), fue reemplazado por Ángel Correa a los 15 minutos del segundo tiempo.

Diego Simeone.
Diego Simeone. Fuente: Reuters - Crédito: Sergio Perez

Con Simeone, el Atlético nunca había tan pocos puntos a estas alturas del torneo. En los seis años precedentes, la cosecha de puntos tras cuatro jornadas era la siguiente: 10, 12, 8, 9, 8 y 8. El entrenador pidió que en el análisis se tenga en cuenta la cantidad de lesionados: Savic, Kalinic, Vitolo, Arias; el lateral francés campeón del mundo Lucas Hernández no pudo ser tenido en cuenta porque amaneció con dolor de estómago.

Tras obtener la Supercopa de Europa con un 4-2 sobre Real Madrid, el Atlético cayó en un bache: empató con Valencia e Eibar, le ganó 1-0 a Rayo Vallecano y perdió con Celta. El martes debutará ante Monaco de visitante por la Champions League.

El Cholo, que nunca se relaja en las victorias, estima que este es el momento para insistir más en su ideario: "Es un momento para aguantar y estar fuertes. Cuando la situación viene un poco rara, hay que hacerse fuerte. A todos los que nos tiran mala energía, le devolveremos amor".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?