Suscriptor digital

Vidal manda a sus ministros a defender la gestión en los medios

Los funcionarios recibieron la orden de levantar su perfil y contar lo hecho en la provincia; llevan un registro
Los funcionarios recibieron la orden de levantar su perfil y contar lo hecho en la provincia; llevan un registro Fuente: Archivo
Marcelo Veneranda
(0)
16 de septiembre de 2018  

La escena se repitió decenas de veces en las últimas dos semanas: pequeñas radios y canales de cable del interior bonaerense se sorprendieron al poder entrevistar -en algunos casos por primera vez en casi tres años- a un ministro provincial. O a más de uno. Y no solo los escucharon hablar de sus propias carteras, sino de toda la gestión de María Eugenia Vidal y de Cambiemos . De lo que se hizo, lo que se está haciendo y lo que se quiere hacer.

No fue coincidencia, y menos en un espacio que hace culto de una comunicación ordenada y planificada. De la mesa que conforman la gobernadora, su jefe de gabinete, Federico Salvai , y el ministro de Asuntos Públicos, Federico Suárez , surgió la decisión de que los ministros provinciales debían salir a contar la gestión de Cambiemos. La orden fue transmitida a los voceros de cada repartición desde la Secretaría de Medios, que encabeza Mariano Mohadeb.

No es que antes los ministros tuvieran la palabra vedada, pero hasta el cimbronazo que empezó a gatillar la última corrida cambiaria en La Plata se imponía un manual de comunicación que naturalmente hacía eje en el mayor activo político y discursivo de Cambiemos: Vidal.

Ese manual indicaba que los ministros se ocupaban de explicar su gestión en momentos específicos: por ejemplo, que durante las paritarias o la discusión presupuestaria tuvieran "más vuelo" los ministros Gabriel Sánchez Zinny (Educación), Marcelo Villegas (Trabajo) y Hernán Lacunza (Economía), del mismo modo que Cristian Ritondo (Seguridad) figurara ante cada operativo policial.

En ese esquema, Vidal tenía pocos alfiles capaces de dar una mirada global de la gestión: así lo hicieron, en distintos momentos desde 2015, Salvai, Suárez o el secretario general de la gobernación, Fabián Perechodnik.

Pero ese manual, que funcionó y rindió con creces desde 2015, parece haberse devaluado junto al peso en las últimas semanas: "Vidal aparecía muy sola en las encuestas y focus. Los vecinos nos decían que saben que Vidal tiene un equipo que la respalda, pero no podían identificar quiénes eran", coincidieron dos funcionarios desde La Plata.

Razones para el cambio

Otra fuente oficial eligió explicar el cambio por la positiva: "Es parte del 'estar y hacer' que marca María Eugenia desde el primer día. Lo que se sumó ahora fue una decisión del gobierno de que todos salgamos a dar la cara, a contar y explicar todo lo que estamos haciendo y lo que hicimos".

La fuente puso especial énfasis en ese "hicimos", para lanzarse de inmediato a una enumeración sin pausas: "Por momentos se naturaliza que la provincia está haciendo obras en las cinco cuencas hídricas, en todas las rutas y en 58 hospitales; o que ahora los funcionarios deben presentar las declaraciones juradas, o que ya no cobrarán jubilaciones de privilegio cuando se vayan o que se acabó la reelección indefinida de los intendentes".

Un cuarto funcionario abonó esta línea: "Vidal aparece sola, en parte, por el peso de su imagen. Pero también porque sus ministros son poco conocidos y tener ministros poco conocidos no ayuda a difundir lo que estamos haciendo. Lo que necesitamos es que cada vez que un ministro pise un pueblo sea un imán para los vecinos y los medios, para contar todo lo que estamos haciendo en la provincia".

Claro que la señal de largada para que los ministros salgan a contar la gestión fue más que una invitación: en La Plata llevan un registro de las entrevistas, apariciones en medios y hasta de los encuentros off the record de cada funcionario con periodistas.

Ese registro siempre existió, pero ahora se volvió obligatorio que crezca cada semana. "Nos otorga puntaje", bromeó un ministro que, como algunos de sus pares, aceptó gustoso la invitación a dar entrevistas. Sobre todo después de que en la última reunión de gabinete, Vidal les garantizó a los presentes que no iba a achicar ministerios, como acaba de hacer Macri.

Una versión más rudimentaria de ese registro se aplica más allá de las fronteras del Poder Ejecutivo: en ambas Cámaras de la Legislatura bonaerense hay referentes de Cambiemos que toman nota de las veces que los diputados y senadores del oficialismo salen a "dar la cara" por la gobernadora y el presidente Mauricio Macri.

Ese inventario, que empezó a confeccionarse "en las buenas" y fue muy útil en la campaña electoral de 2017, para multiplicar el mensaje y darles "capilaridad" a las propuestas, se volvió una obsesión para algunos, ahora, en las malas.

Lo explica un joven legislador de Pro: "La mayoría de los diputados y senadores están muy activos: salen a la calle y a los medios y se mueven por las redes defendiendo la gestión de María Eugenia y Mauricio. Pero hay otros que no, que hace tiempo están guardados. Cuando llegue la hora de renovar la banca y vayan a golpear las puertas de la gobernadora o de Salvai, esto va a ser parte de la discusión".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?