Suscriptor digital

Más denuncias contra un psicólogo cordobés

Investigan una presunta red de abusos sexuales alrededor de una fundación
Gabriela Origlia
(0)
16 de septiembre de 2018  

CÓRDOBA.- Sigue sumando denuncias el escándalo que se generó en Córdoba alrededor del psicólogo Marcelo Bazán y de su fundación Dolto. Ese profesional fue detenido hace 45 días por una denuncia en el fuero provincial por amenazas y extorsión agravada. En paralelo, la fiscal Graciela López de Filoñuk analiza la existencia de una supuesta red de trata de personas y abusos sexuales .

"Sigo receptando denuncias y ordenando medidas que las avalen", dijo la funcionaria a LA NACION. Los familiares de las víctimas de Bazán y de su fundación -una organización en la que instrumentaban, según los testimonios, prácticas coercitivas- plantearon a LA NACION su "preocupación" porque a su criterio las causas "no avanzan" y, sostuvieron, "se demoran" las citaciones a quienes quieren dar su testimonio.

Bazán quedó detenido a comienzos de agosto por orden de la fiscal de Río Segundo, Patricia Baulíes, quien se apartó de la causa. La denuncia de extorsiones y amenazas la realizó la madre de N, tal como es identificado por la justicia un joven que empezó tratándose como paciente en esa fundación y que terminó definiéndose como su "discípulo" y mencionándolo a Bazán como su "padre".

A nombre de N aparecen algunas propiedades donde atendía la fundación. Llegó de España esta semana -había viajado con Bazán y las parejas de ambos y allí se desató un conflicto- y declaró ante el nuevo fiscal, Diego Fernández de Alta Gracia. En esa fiscalía plantearon a LA NACION que divulgarían novedades del caso ya que rige el secreto de sumario hasta la próxima semana. Bazán y tres de sus colaboradores siguen presos en el cárcel de Bouwer.

Cuando el vínculo entre N y Bazán se rompió, el psicólogo empezó a amenazarlo, según el testimonio del joven, con audios. En uno -como publicó LA NACION- le dice "solo servís como abono" y le advierte que le hará la "vida imposible".

La madre de N se presentó ante la Justicia ante las amenazas "permanentes" y las extorsiones que procuraban que pasara todo el patrimonio de la familia a la fundación. Bazán es psicólogo recibido y matriculado en el Colegio de Psicólogos de Córdoba; su fundación tenía la central en Nueva Córdoba y "franquicias" en Villa Carlos Paz y Salta. Todos los locales fueron clausurados por el Ministerio de Salud cordobés cuando se desató el escándalo.

La hipótesis es que Bazán actuaba con una "organización" base en la que había "cooptado" a unos 25 "discípulos" quienes, a su vez, trabajaban con él para "estafar" a otras víctimas. "Los primeros también son víctimas y terminan siendo victimarios porque actúan obligados", dijo a LA NACION Pablo Salud, de la Red LibreMentes, que ayuda a víctimas y familiares y es querellante en la causa.

La intención de las familias afectadas y de las víctimas directas es ser representadas por la defensora oficial y buscan que se aplique la ley de víctimas aprobada este año. "Hemos tenido reuniones con la Defensoría Nacional para tratar de avanzar; hay mucha angustia en la gente y temor a presentarse. No es una situación simple pero estamos decididos a avanzar".

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?