Se busca héroe: puesto vacante

Mariano Donadío
Mariano Donadío LA NACION
(0)
16 de septiembre de 2018  

Toda nación necesita un mártir, y parece que la joven Lituania había encontrado el suyo: Jonas Noreika, más conocido como el general Storm, un héroe anticomunista que fue ejecutado en 1947 por la KGB. Pero fue la propia nieta de Noreika -que lleva años investigando la biografía de su abuelo- quien descubrió que su ancestro era un feroz antisemita y colaborador nazi implicado en el Holocausto. Y lo publicó.

"Mi abuelo iba a ser el caballero blanco con armadura resplandeciente, un héroe puro de principio a fin", dijo Silvia Foti, autora de esta investigación. Pero su abuelo, "un asesino de escritorio", supervisó la matanza en Plunge y Siaulai, localidades de las que fue intendente.

"Fue muy impactante", agrega. "Jamás había escuchado nada sobre el asunto nazi". La historia era sabida pero silenciada; el antisemitismo lituano es responsable del exterminio de doscientos mil judíos entre 1941 y 1945. La memoria de una nación está siendo interpelada y su pasado revisado y reescrito, del "yo no fui" al "nadie fue", del "nadie fue" al "fue él", del "fue él" al "fuimos todos".

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios