Suscriptor digital

Fuera del radar público, Peña rearma la nueva Jefatura de Gabinete

Hace dos semanas que no habla en los medios; se reunió con Ibarra y Lopetegui, y mantiene el optimismo
Hace dos semanas que no habla en los medios; se reunió con Ibarra y Lopetegui, y mantiene el optimismo Fuente: Archivo
Jaime Rosemberg
(0)
16 de septiembre de 2018  

Varios de quienes lo vieron durante esta semana notaron en él inéditas señales de cansancio, fruto de interminables jornadas de tensión y decisiones cruciales.

Pero más allá del cansancio, Marcos Peña , el jefe de Gabinete del golpeado gobierno de Mauricio Macri , se siente respaldado por su jefe, luego de que la ola de rumores que lo daban fuera de la Casa Rosada resultaran (hasta el momento) falsos.

Mientras monitorea la tambaleante política de control de la inflación y el dólar, y sostiene un sugestivo silencio público, el "cerebro" del Gobierno diseña el nuevo organigrama del poder para lograr atravesar la tormenta económica y política que se vislumbra para los próximos meses.

El martes, Peña se reunió en la Casa Rosada con el Presidente; el nuevo vicejefe de Gabinete, Andrés Ibarra , y el hoy asesor Gustavo Lopetegui .

Si bien no trascendieron los detalles del cónclave, LA NACION pudo saber que allí comenzaron a delinearse los roles que ocupará cada uno en el nuevo esquema de gestión.

"Cada uno tomará una parte, pero primero lo van a saber los ministros", comentó a LA NACION un funcionario con conocimiento de la reunión.

Lopetegui, como trascendió en los últimos días, seguirá "7 u 8 temas que trascienden varios ministerios y que le preocupan al Presidente", reafirmó una fuente informada de Balcarce 50.

Ibarra y Lopetegui, ambos de perfil técnico y sin ambiciones políticas personales, ya saben que Peña les delegará funciones cuando la gestión pura comience a mezclarse con el operativo reelección de Macri en 2019.

Además de reunirse con el incipiente nuevo trío del poder -Mario Quintana pasó la semana despidiéndose de sus "equipos", ya fuera de la discusión-, Peña siguió firme a la cabeza de las reuniones con los secretarios que le responden.

Además de los habituales -Lucía Abboud, Fernando Sánchez, Jorge Grecco, Fulvio Pompeo-, se sumaron el secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis; el secretario legal y técnico, Pablo Clusellas; el degradado responsable del sistema de Medios, Hernán Lombardi, Ibarra y Francisco "Pancho" Cabrera, también asesor con despacho propio en la Rosada.

"Está muy bien, tranquilo, optimista, con el objetivo de aprobar el presupuesto con los gobernadores, acordar con el FMI, y la organización de la nueva estructura del gabinete", contestó un funcionario que lo conoce bien.

Reivindicación

En el equipo del jefe de Gabinete puede palparse un sentimiento de "reivindicación" de su figura, después de los embates de sectores que pedían su cabeza.

"En la Argentina hay muchos cambios de reglas, algunos se notan y otros se van a empezar a notar. Y los sectores que están enojados van a tener que esperar", desafió uno de los colaboradores recién llegados al "mundo Peña".

"Él está muy bien, los dos están muy bien. El equipo de siempre está intacto", deslizó un miembro del equipo que el jefe de Gabinete trae con él desde su gestión en la ciudad de Buenos Aires.

Cuando se refiere a "los dos", queda claro que apunta a Macri y Peña, a quien más de uno -cercano o enojado- denomina como el "gobierno real".

Ambos, sostienen sus adláteres, dan "batallas" contra sectores poderosos del "círculo rojo", y deslizan: el campo, los empresarios, la industria farmacéutica, los sindicatos. "Lo apretaron muy fuerte. Pero el gabinete lo elige el Presidente", coincidieron dos de los colaboradores más cercanos de Peña.

De todos modos, la crisis dejó sus huellas en el joven jefe de Gabinete. Además de los cambios de roles que trajo aparejada la reducción del gabinete, Peña cambió su propio estilo de comunicación desde aquel domingo frenético en Olivos, en el que comandó las ofertas, contraofertas y discusiones en torno al nuevo diseño ministerial.

"No sabemos cuándo vuelve a hablar. No lo hace ni en on ni en off", explicaron a su lado, aunque se supo que tuvo algunos encuentros reservados.

"Creo que es temporal. Cuando se termine de acomodar el nuevo gabinete, Marcos va a volver a tener más presencia en los medios. Es también parte de cuidarlo, ¿no?", se sinceró otro alto dirigente partidario en la tarde del viernes.

A su silencio público, Peña le sumó algo de flexibilidad. Una muestra de ello fueron las dos horas que pasó el miércoles en la sede partidaria de Balcarce al 400, el encuentro organizado por las autoridades de Pro (Humberto Schiavoni y Francisco Quintana), y al que asistieron casi cuarenta diputados y senadores macristas.

A muchos, el irrompible lenguaje de optimismo los convenció, aunque a algunos miembros del bloque no les gustó que dijera que a pesar del vendaval económico la imagen de Macri es aun superior a la del francés Emmanuel Macron y el canadiense Justin Trudeau.

"A Marcos lo salva que ya empieza la campaña para el año que viene", lo chicaneó un miembro del bloque que no asistió a la cita.

"Nosotros estamos de vuelta porque el dólar está a cuarenta", afirmó otro miembro del espacio, nuevamente tenido en cuenta por el jefe de Gabinete en tiempos de crisis, pero sin capacidad de reconciliación.

En un estado de desorden palpable, nadie sabe a ciencia cierta qué pasará si las variables económicas siguen volátiles. Por ahora, Peña sigue adelante, convencido de que este es "el único camino posible", más allá de que el rediseño del equipo presidencial lo ocupe por estas horas.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?