Suscriptor digital

Luciano Laspina: "El ajuste lo hace la gente cada vez que el déficit genera una crisis"

El presidente de la Comisión de Presupuesto sostiene que el esfuerzo adicional para llegar al déficit cero se logrará con un aporte del sector privado; la suba de impuestos es para saldar la brecha fiscal
El presidente de la Comisión de Presupuesto sostiene que el esfuerzo adicional para llegar al déficit cero se logrará con un aporte del sector privado; la suba de impuestos es para saldar la brecha fiscal Fuente: Archivo
Gabriel Sued
(0)
16 de septiembre de 2018  

Como en el último tramo de los últimos tres años, Luciano Laspina se prepara para la batalla. A cargo del debate que empezará mañana en la Cámara de Diputados , el presidente de la Comisión de Presupuesto sostiene que el plan de ingresos y gastos para el año que viene puede marcar un antes y un después en la política argentina. "El ajuste lo hace la gente cada vez que el déficit del Estado genera una crisis", dijo en una entrevista con LA NACION, en la que defendió el objetivo de déficit cero y relativizó el peso de la deuda.

-¿Cómo califica el presupuesto?

-Por primera vez en décadas busca el equilibrio fiscal, una condición necesaria para la estabilidad y el crecimiento. La Argentina lleva siete décadas con una crisis cada siete años y en las raíces de esas crisis está el déficit fiscal. Detrás de eso hay una clase política que no tiene el coraje de decirle a la sociedad de frente para qué hay plata y para qué no.

-¿No está muy centrado el Gobierno en recortar el gasto cuando podría apostar a crecer primero?

-Esa fue nuestra estrategia hasta que el crédito internacional se agotó. El gradualismo implicaba corregir de a poco el desequilibrio fiscal por medio del crecimiento, incluso bajando la presión tributaria . Pero la realidad nos impide llevar adelante ese gradualismo. El Gobierno ha hecho un enorme esfuerzo por el lado del gasto. El esfuerzo adicional para llegar al déficit cero se va a lograr con un aporte del sector privado. Se lo pedimos a los sectores exportadores que en términos relativos se están beneficiando con la devaluación.

-¿Es justo que el recorte del gasto se logre con la caída del salario real de docentes, médicos y otros trabajadores del Estado?

-Eso se va a definir en las paritarias. No hay una precondición en materia salarial. El presupuesto garantiza el reajuste de jubilaciones, pensiones y programas sociales. Los trabajadores del sector público tienen que ser solidarios con los trabajadores del sector privado. El ajuste lo viene haciendo la gente hace muchas décadas, cada vez que el Estado y el déficit le generan una nueva crisis.

-¿En qué se equivocó el Gobierno para llegar a esta situación?

-No sé si equivocarse es la palabra. El Gobierno apostó a que el escenario internacional nos iba a permitir llegar a ordenar las cuentas públicas en más tiempo. El freno del crédito para los países emergentes nos mostró la vulnerabilidad que teníamos. Lo importante es que esta sea la última crisis. Y para eso tenemos que ordenar las cuentas, como cualquier familia hace en su casa.

-¿En qué medida la vulnerabilidad externa tiene que ver con la desregulación del sistema financiero?

-No hay ningún país que esté cerrado como estuvo la Argentina hasta 2015. Pero esa integración requiere buenos fundamentos. El país lo sufre por su tradición de inestabilidad y porque estamos poniendo gradualmente en línea aspectos fundamentales de la economía, como la salida del default y el equilibrio de las cuentas públicas. Es una agenda que la Argentina empezó a trabajar hace dos años y medio y que en la mayoría de América Latina lleva más de 15.

-La deuda pública estaba en el 53% del PBI en 2015 y hoy supera el 82% ¿Es para preocuparse?

-No. Gran parte de esa deuda es intrasector público. Es un poco sesgado tomar esa foto ahora, porque quizás no sea el tipo de cambio de equilibrio. La cuestión es mostrarle al mundo que la Argentina finalmente va a ordenar sus cuentas. Si podemos gastar lo que recaudamos el mundo nos va a prestar. No tenemos un problema de solvencia, tenemos un problema de credibilidad.

-¿Por qué el Gobierno subió las retenciones, pero mantuvo la eliminación del fondo sojero?

-Planteamos una reducción del déficit y acordamos con las provincias que un tercio de ese esfuerzo lo aportaran ellas. Para ir al déficit cero nos vimos obligados a subir impuestos, pero no es para gastar más, sino para saldar la brecha fiscal.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?