Suscriptor digital

Massa, Negri y Aguad entre otros dirigentes despiden a De la Sota

Mario Negri, Oscar Aguad y Ramón Mestre, entre otros, despidieron al exgobernador de Córdoba
Mario Negri, Oscar Aguad y Ramón Mestre, entre otros, despidieron al exgobernador de Córdoba Fuente: Archivo
Gabriela Origlia
(0)
16 de septiembre de 2018  • 13:31

CORDOBA.- A las varias cuadras de fila de gente para ingresar al velatorio del tres veces gobernador de Córdoba, José Manuel de la Sota, se suma el paso incesante de dirigentes políticos, sociales y gremiales de distintas fuerzas. Todos son recibidos por Juan Schiaretti y las hijas de De la Sota, Natalia y Candelaria. La lluvia de esta tarde de domingo en Córdoba no disuadió el incesante desfile por la capilla ardiente.

Uno de los primeros en llegar al Centro Cívico fue el intendente de la capital cordobesa, el radical Ramón Mestre quien anoche contó que habían estado reunidos hace unos días hablando de los problemas del país y que De la Sota le manifestó su "preocupación" por la actual crisis. "Fue un hombre muy comprometido; del diálogo y de la democracia", describió.

El diputado nacional Mario Negri (UCR) lo definió como un dirigente muy importante para Córdoba y el país, "su desaparición no será neutra ni para la provincia ni para la política nacional". Planteó que siempre fue un "adversario inteligente y leal".

Oscar Aguad , ministro de Defensa, también pasó por el Centro Cívico y mencionó que De la Sota era un "dirigente que se reponía a las derrotas y a las pérdidas", en referencia a la muerte de su hija Agustina, de cinco años, en 1987.

"Marcó una impronta a nivel nacional. Siempre tuvo ideas creativas para el peronismo", apuntó Carlos Caserio, senador nacional y un hombre del riñón delasotista. "Estaba preocupado por la realidad del país; siempre trabajó para unificar los sectores donde estuvo. Valoro que hasta en los peores momentos haya querido hacer cosas para la gente".

También estuvo en el velorio el secretario de Turismo, Gustavo Santos, quien fue funcionario de Córdoba. "Argentina está lamentando la pérdida de uno de sus dirigentes más importantes de la política", aportó.

De la Sota hacía unos meses había regresado al detrás de escena de la política nacional para retomar su sueño presidencial . Venía manteniendo reuniones con todos los sectores del peronismo, incluso con el kirchnerismo con el que había terminado fuertemente enfrentado. Insistía en que había que avanzar hacia un pacto "como el de la Moncloa" y se definía como un hombre de consenso y de diálogo.

Por la tarde llegaron Sergio Massa -con quien De la Sota estuvo reunido hace una semana en un restaurante del barrio porteño de Palermo- con su esposa Malena Galmarini y los legisladores nacionales Graciela Camaño, Marcos Lavagna y Diego Bossio. También pasó el exgobernador de Santa Fe, Jorge Busti.

"Lo mejor es aprender y tomar su lección en la política y en la vida; ser corajudo, firme y determinado; creer que no hay enemigos sino adversarios y buscar siempre a los mejores a la hora de gobernar", describió Massa quien fue aliado y competidor de De la Sota en el espacio UNE.

SUS ULTIMAS ACCIONES

Después de las legislativas del año pasado -cuando no quiso ser candidato porque se reservaba para competir en la presidencial -De la Sota dedicó su tiempo a estudiar y dar clases en Madrid-; abrió un local de ropa masculina en Río Cuarto para el que incluso desfiló. Él mismo hacía algunos de los diseños.

Desde entonces -salvo en la inauguración del negocio- se comunicaba por las redes sociales. El 5 de octubre comenzaría con su programa "Puentes" los viernes a la noche en Crónica TV. El viernes había estado grabando en la Ciudad de Buenos Aires y mañana y pasado proyectaba seguir haciéndolo en Misiones.

Siempre había tenido múltiples intereses. Le gustaba cantar, en 2015 editó el disco "El Hombre" con boleros ; el nombre era el mismo que había usado en un libro que publicó años antes y el que le pondría a su local.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?