Suscriptor digital
srcset

Música

Un viaje a las canciones del Brasil íntimo con María Rita, Daniela Mercury y Paulinho Moska

Mauro Apicella
(0)
17 de septiembre de 2018  

María Rita , como tantas otras personas, a veces se lleva el trabajo a casa. Su marido Davi Moraes es quien escribe alguna de las canciones que canta. Y quién sabe, algún día sus hijos también sean músicos como ella. De hecho, esta expresiva brasileña es hija de dos muy talentosos artistas: César Camargo Mariano y Elis Regina. Lo que se puede constatar como una certeza es que no quiere perder tiempo. Hace giras por el Brasil con las canciones de su último CD, Amor e Música, algunos tours fuera de su país en formato de piano y voz, como el que la traerá a Buenos Aires el jueves, en el Teatro Opera, y prepara, para su regreso a casa, cuatro conciertos con Andrea Bocelli que, admite, la tienen un poco nerviosa.

¿Hay momentos de la vida en que se buscan determinados tipos de canciones? "No -dice sin dudarlo, pero reconoce que el inconsciente de cada ser humano hace su trabajo de manera silenciosa-. No, pero en Amor e Música es cierto que hay un hilo conductor con mensajes de unión, fuerza y perseverancia. Los elegí de manera muy intuitiva, porque creo que son mensajes-valores que necesito escuchar con frecuencia. Estamos viviendo un momento un poco sombrío e incierto en el Brasil, políticamente hablando. Y esos valores, como la comunión, la perseverancia y la fe son importantes para mantener la cabeza erguida. Y entender los momentos de manera positiva. No busqué esos mensajes deliberadamente, pero cuando lo estaba terminando, cuando estaba haciendo la mezcla del disco, esos mensajes se manifestaban de manera constante, aunque no fueran de manera consciente."

María Rita, "Amor e Música" - Fuente: YouTube

04:30
Video

Una de sus muy buenas versiones es la de "Moito Pouco", de Paulinho Moska, que grabó en el disco Segundo, de 2005. Esa que dice: "Gritando para no volverse loca". Quizás a determinada edad se sigue pensando lo mismo pero se expresa de otra manera. "No he pensado tanto en eso, hace rato que no la canto. De todos modos. No hay tanta necesidad de gritar, aunque a los 40 si uno tiene que gritar es por algo que tiene que dejar de suceder de tal manera. Creo que el grito no debe ser una expresión de histeria sino de delimitación de espacios. En la juventud gritamos más porque no tenemos tantas herramientas".

-Imagino que habrá tenido que delimitar su espacio siendo la hija de dos padres tan talentosos y famosos. Al mismo tiempo tendrá cosas de ambos. ¿Cuál es la mejor herencia?

-De mi padre son los valores y la conducta profesional como músico. Lo vi desde pequeñita. Cuando era una niña lo veía como un rey, elegante, educado, pulido. Esa es la más importante herencia. De mi madre no sé porque convivimos muy poco. No tengo recuerdos de nada con ella. Pero hay gente que dice que tengo una fuerza y una entrega visceral a las interpretaciones y es posible que la haya heredado de ella.

-¿Haber comenzado una nueva década, la de los 40 años, también significa algo?

-Por supuesto que sí, porque cuando los cumplí para mí fue todo un viaje a través de mi vida. Se reflejó todo lo que hice profesionalmente y personalmente, dos hijos, un casamiento y tantas otras cosas. Las que conquisté y las que no. Lo que entendí es que hay una relación diferente con el tiempo. No en el sentido de finitud o de aproximación a la muerte, porque tengo una relación muy "confortable" con la muerte. Piense que perdí a mi mamá cuando tenía 4 años. Pero la noción del tiempo en cuanto a lo conquistado hace que uno no quiera perder tiempo con las cosas que podría hacer. Quiero más certeza y seguridad en mi carrera, en las personas que me rodean, en mi vida personal. Es la necesidad de tener más, con seguridad, objetivo, emprendimiento, fuerza, foco. Hay muchas cosas que quiero hacer. Hay muchos sueños. Me gustaría producir a otros artistas, trabajar con gente de otros países en donde me reciben con tanto cariño.

-¿Cómo es cantar las canciones y trabajar con alguien como Davi Moraes, con quien tiene una relación personal además de profesional?

-Es importante saber que mi marido siente orgullo de mí. Cantar sus canciones y saber que las escribió a mi lado o en el estudio de casa se convierte en una responsabilidad un poco mayor. Y la victoria tiene otro color.

-¿De qué manera se traslada la fuerza a un concierto intimista, de piano y voz, como el que dará en Buenos Aires?

-Todo está en la música. Me entiendo a mi misma en la música. Si yo llegaba al colegio cantando una canción medio introspectiva, mis compañeros me preguntaban: ¿Por qué estás triste? En el escenario me siento absolutamente entregada. Y el repertorio tiene algunas canciones, diría el 50 por ciento, que no he grabado pero que me encanta cantar en mi casa. Es por relación afectiva.

La reina del axé y el hombre de las lágrimas de diamante

Daniela Mercury cantará el 11 de octubre, en el Teatro Coliseo
Daniela Mercury cantará el 11 de octubre, en el Teatro Coliseo Crédito: Patricio Pidal/AFV

Daniela Mercury pasó por Buenos Aires hace algo más de dos años para participar en un espectáculo en el Teatro Colón junto a varios artistas de la región. Durante esos días conversó con La Nacion. A los 50, hizo una retrospectiva de su vida y habló de su último disco Vinil virtual. "Soy una artista pop. Tengo intervención intelectual y militancia política no partidaria. Todo lo mío está ligado a cuestiones de la humanidad. Las luchas contra el racismo, la afirmación de la cultura popular, el carnaval. Continúo con todo eso", decía. Además, comentó que tenía ganas de dar un show en Buenos Aires. Recién ahora surge la oportunidad y será con un concierto intimista, el 11 de octubre, en el Teatro Coliseo, que tituló Axé, voz y guitarra.

Daniela Mercury canta "Dara", en su show Voz e Violão - Fuente: YouTube

04:42
Video

Paulinho Moska es un pasajero frecuente a la Argentina. Muchas veces visitó nuestro país. Sólo en 2015 vino a compartir un show con Kevin Johansen y meses después presentó un CD que grabó con Fito Páez.

La música de Moska no tiene limitaciones en cuanto audiencias ni músicos. Muchos colegas grabaron sus temas. Además, ha hecho algunos que van desde la ácida lectura política hasta el soundtrack de telenovela brasileña. Su último disco, Beleza e Medo, que en pocas semanas presentará en la Argentina, tiene todo eso: un tema como "Minha lágrima salta", de la novela Malhação, y otro como "Nenhum Direito a Menos", con el que dice: "En ese momento de gritante retroceso/ De un temerario e incompetente mal congreso/ En qué poderes aún más podridos que antes / pone en liquidación derechos importantes./ Yo quiero ante esos hombres tan obscenos/ poder gritar de corazón y pecho plenos/ No quiero más ningún derecho a menos.

Moska presentará su disco con su banda el 3 de octubre en La Trastienda . El 4 y el 6 lo hará en Rosario y Bahía Blanca, en formato de guitarra y voz.

Paulinho Moska, Nenhum direito a menos - Fuente: YouTube

03:21
Video

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?