Agustín Calleri: "La Copa Davis necesitaba cambiar, todos los deportes innovaron y el tenis no"

Agustín Calleri, durante el festejo del sábado. Luego el presidente de la AAT viajó -muy afectado- a Córdoba, por el fallecimiento de De la Sota
Agustín Calleri, durante el festejo del sábado. Luego el presidente de la AAT viajó -muy afectado- a Córdoba, por el fallecimiento de De la Sota Crédito: Sergio Llamera/ Prensa AAT
Sebastián Torok
(0)
17 de septiembre de 2018  

SAN JUAN.- Agustín Calleri vivió una semana que, por varios motivos, no olvidará. Experimentó su primera serie de Copa Davis como presidente de Asociación Argentina de Tenis . Acompañado por sus hijos, cumplió 42 años en el medio de la competencia. Celebró y consolidó la sociedad que la AAT construyó desde abril pasado con la gobernación sanjuanina. Pero poco después de que los play-offs del Grupo Mundial ante Colombia se definieran el sábado, recibió un mazazo anímico inesperado. El fallecimiento de José Manuel De la Sota, el hombre que lo introdujo y lo afianzó en la política, lo derrumbó. Algunas horas antes de que conociera la triste noticia, el cordobés atendió a LA NACION, hizo un balance de la serie y proyectó el futuro.

"Tuvimos un grupo de gente muy homogéneo, donde se respiraba tenis y buena onda, con los juniors, con un cuerpo técnico casi igual al que venía salvo el capitán y el médico. Por supuesto que después adentro de la cancha puede ser otra cosa. Quedó demostrado que el ranking nunca cuenta en la Copa Davis, hubo partidos muy luchados por parte de los colombianos. Guido (Pella) sacó adelante un partido muy complicado, los doblistas también. Es Copa Davis. No hay ninguno que te diga que no le costó cerrar un partido de Copa Davis, por más buen ranking que tenga. Pasa y es normal", expresó el exnúmero 16.

-¿Cómo funcionó tener una capitanía colectiva?

-La lectura es muy buena, los jugadores se adaptaron muy bien a la iniciativa. Además, no son tres capitanes cualquiera: son ex Top Ten y a cualquier equipo le gustaría tener el cuerpo técnico que tiene la Argentina. Se sintieron muy cómodos todos los jugadores, se los vinimos preguntando y lo transmitieron. Con la mayoría de ellos compartí circuito, como con Horacio (Zeballos) y con Machi (González). Cuando Guido (Pella) tenía 15 años y yo entrenaba con Fabián Blengino, lo hacía con él. Con Peque no tuve la oportunidad de compartir circuito porque es más chico. Eso es un plus. Además, teniéndolos afuera a Zabaleta, Chucho Acasuso, Toto Squillari., casi toda la Legión está.

-Gaudio dijo sentir estrés y felicidad. ¿Cómo lo viste?

-Por supuesto que estrés iba a sentir, como lo sentí yo sentado afuera. Es otra cosa ser capitán que ser jugador. El capitán tiene que estar sentado, absorbe todo, es más difícil. Pero creo que le gustó, lo sentí bien, lo sentí cómodo, lo vi dialogando constantemente con Willy (Cañas), con Guillermo (Coria), con (Gustavo) Marcaccio, como tiene que ser un capitán: abierto al diálogo. Me gustó cómo trabajó Gastón.

-¿Lo ves en esa función en 2019?

-Hay que analizarlo, saber cómo se sintieron todos. Ahora que pasó la serie habrá que sentarse y analizarlo.

-¿Cómo ves el futuro de la Copa Davis?

-Las condiciones de la nueva competencia, pensando en la Asociación, nos convienen, nos van a bajar más programas y ayuda económica para desarrollar el tenis argentino. Por ejemplo, la ITF tiene un programa para desarrollar el tenis sobre silla de ruedas y nosotros, teniendo a un número 1 (Gustavo Fernández), no lo aprovechábamos. Hay otros programas que tampoco los teníamos. No pude viajar al congreso de ITF en Orlando en agosto porque mi señora se quebró una pierna, fue Mariano (Zabaleta), estuvo trabajando allá y hablando con los miembros de ITF. Ellos pensaban que Argentina era una potencia y no necesitaba desarrollo, y Mariano les contó que económicamente el país no tiene nada con el nivel deportivo, les dijo cómo estaba la situación y se dieron cuenta que no éramos un país desarrollado como puede ser Francia o España. Tomaron lo que les dijo Mariano y nos van a ayudar.

-¿No te da nostalgia la desaparición del viejo formato?

-Lo que pasa es que había que hacer un cambio. Todos los deportes innovaron y el tenis no. Y en lo que era Copa Davis, el tenis se estaba quedando, los jugadores top no estaban participando, estaban perdiendo público. Entonces cuando ves que empieza a fallar todo eso, tenés que hacer un cambio para no ir desapareciendo.

-En febrero próximo la Argentina contará con un segundo ATP (en Córdoba), algo que no todos los países ostentan. ¿Qué te genera?

-Estábamos sacando cuentas y son 17 países los que tienen al menos dos ATP. Para mí, que sea en Córdoba es un orgullo porque siempre ha sido una plaza tenística fuerte. Sé que Torneos (la compañía que lo organizará) hizo un trabajo con mucha paciencia e inteligencia. Y siempre pensaron en Córdoba, muchos meses antes de que yo fuera presidente de la AAT. Es una alegría, porque además los derechos son por diez años.

-Hoy la Argentina cuenta con un referente del tour como Juan Martín del Potro. ¿Cómo se hace para involucrarlo con la AAT de alguna manera, incluso más allá de la Copa Davis?

-Hablé con Juan Martín por teléfono, él estaba en Los Cabos, lo llamé para contarle por qué habíamos tomado la decisión de cambiar de capitán. Lo conozco mucho, tengo una buena relación, creo que hay que dejarlo tranquilo con su año, que está siendo espectacular y después a fin de año nos juntaremos, hablaremos. Creo que a él no hay que presionarlo con que juegue la Copa Davis ni nada. Él tomó una decisión, yo la entiendo y el día que quiera volver a jugar la Copa Davis bienvenido sea y si no en la función que quiera. Él es el referente del tenis argentino y lo que quiera hacer sabe que puede charlar conmigo. Del Potro tiene abiertas las puertas de la Asociación para lo que quiera.

-¿Gabriela Sabatini tendrá alguna función en la AAT?

-Sí. Hablé varias veces con ella. Ella siempre pasa un tiempo en el exterior y cuando vuelva nos juntaremos para charlar. Para nosotros, que Gaby tenga la intención de involucrarse para trabajar, es muy bueno. Nos manifestó que las ganas las tiene, pero hay que ver un montón de cosas, los tiempos de ella, qué es lo que quiere. Para nosotros, en lo más alto vienen Guillermo Vilas y Gabriela Sabatini; es así. La queremos mucho a Gaby, sabemos de su humildad. Y mientras nosotros sigamos sumando más gente del tenis, mejor.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.